El desnudo de Nicole Kidman en Nine Perfect Strangers

lucenpop

La actriz cristalizó uno de los mejores momentos de su carrera de la mano de su protagónico en Big Little Lies en 2017. Pero desde entonces sus producciones en televisión no han estado a la altura. Se han quedado por debajo de las expectativas tanto la segunda parte de esa ficción de HBO como The Undoing y la recientemente estrenada Nine Perfect Strangers.

“Nicole Kidman es uno de nuestras actrices más impredecibles. Entonces, ¿por qué sus papeles televisivos no son más interesantes?”, se preguntaba hace unos días The Washington Post. La interrogante surgía a propósito de su más reciente estreno, Nine perfect strangers, miniserie original de la plataforma Hulu que en Latinoamérica se puede ver a través de Amazon Prime Video.

La ficción la presenta como la enigmática Masha Dmitrichenko, una gurú que acoge a nueve personas diferentes en un centro de retiro en California, Los Angeles. Un personaje que remite a una figura casi celestial e inescrutable que, en principio, parece un rol hecho a la medida de la estrella, aquí rodeada por un elenco cotizado: Melissa McCarthy, Michael Shannon, Regina Hall, Bobby Cannavale y Luke Evans.

Nicole Kidman no se rinde ante las dificultades. En Nine Perfect Strangers (Amazon Prime Video) lo ha vuelto a demostrar, rodando una serie en plena pandemia, en su rancho australiano, rodeada de estrellas y llevando su interpretación hasta el extremo. Es decir, metida en su personaje todo el rato y evitando relacionarse con el resto de actores más allá de lo que exigiera el guion.
¿Y qué tiene esta serie para enganchar? Para empezar, el aval que concede tener a una superstrella como Nicole Kidman comprometida cien por cien. Además de ser la protagonista de este thriller psicológico, ha realizador labores de productora ejecutiva y hasta de anfitriona, ya que este producto de Amazon Prime Video fue grabado en su rancho en Byron Bay.

Un lugar en el que la intérprete de Moulin Rouge o Australia pasa temporadas junto a su marido, el músico Keith Urban. En esta pequeña localidad de apenas 9.000 habitantes tienen también casa otras celebrities como Sacha Baron Cohen, Chris Hemsworth, Elsa Pataky o Natalie Portman, por lo que empieza a conocerse como ‘Hollywood 2.0 en Australia’.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: