Al final llegó el fin del blockbuster y del cine en generalAl final llegó el fin del blockbuster y del cine en general

Hace ya mucho tiempo que desde Cinematte Flix vamos avisando que el blockbuster tal cual lo conocíamos estaba llegando a sun fin y ha sido este verano 2023 cuando se ha confirmado ese final. ‘Shazam’, la nueva ‘Transformers’, ‘Flash’ y sobre todo la 5ª de Indiana Jones han demostrado que el blockbuster tal lo conociamos ya no tiene recorrido.

Netflix por pionera y el resto por imitación, han conseguido que al espectador ya no le interese ver los grandes estrenos en salas comerciales. Netflix de nuevo y el resto de rivales, han conseguido que ya no haya efecto comuna en esto de ir al cine y que las tendencias esten enfocadas a series de coste reducido en vez de a producciones de más de 200 millones de dólares, sin duda es un “win win” principalmente para Netflix y Amazon Prime Studios al no ser majors cinematográficas. El problema es que el cine y el cinéfilo han perdido la batalla como la perdió el lector de revistas o el amante de la música de verdad y como en breve la perderá el amante de los videojuegos.

Alquilar una película en el videoclub costaba alrededor de 5€ al precio actual y solíamos alquilar un par por semana, es decir, nos gastabamos unos 40€ al men para poder disfrutar de 8 películas, ahora por 5€ al mes tienes 50 películas de estreno y 120 series ¿Magia? no, la magia no existe es solo un engaño. Y en esas estamos, Netflix o Amazon, han conseguido engañar al espectador a base de producto basura de bajo coste, es decir, hacer creer al nuevo espectador que el cine es la porquería que se nos ofrece en las plataformas de streaming, eso sí, para disimular meten una producción gancho de alto presupuesto y nombre reputado como carta de defense ante los ataques cinéfilos.

Algunos dirán que hay películas que triunfan aún en el cine como por ejemplo ‘Top Gun: Maverick’ pero, esto es una excepción y los blockbuster no eran una excepción en terminos de éxito de taquilla. Transformers fuesen lo malas que fuesen siempre fueron un éxito de taquilla como lo fue Indiana Jones o como lo hubiese sido ‘The Flash hace 5 años atrás.

denuevo slos inversores y las tecnológicas han vuelto a ganar la batalla para darnos webs basura en vez de revistas de calidad, reguetón en vez de grandes producciones musicales y series diseñadas por una IA en vez de largometrajes. Vayanse todos a la mierda un poco.

Al final llegó el fin del blockbuster y del cine en general

Steven Spielberg ya predijo la caída de los blockbusters hace tiempo



Parece que Hollywood y las grandes producciones no están en su mejor momento. Después de confirmar que los actores se unen a la huelga de guionistas paralizando así la industria, a eso hay que sumarle los últimos fracasos de taquilla. Fracasos que cuentan con un gran renombre, como por ejemplo, la última película de DC, The Flash. La cual no ha conseguido cuajar ni entre los fans, ni entre la crítica.

Esto es algo que el aclamado director de cine Steven Spielberg ya había predicho hace nada más y nada menos que diez años. No en vano estamos hablando de una de las voces más respetadas del universo de Hollywood, así que podemos confirmar que cuando habla, es porque hay motivos para ello. En este caso, acertó por completo lo que pasaría en el futuro del cine.

La debacle de los blockbusters ya estaba cantada
Esta afirmación sucedió en la inauguración de la Escuela de Artes Cinematográficas en el año 2013. El director dijo que cada vez iba a ser más difícil hacer películas como “Lincoln” para los cines, sobre todo debido a los precios cambiantes de las entradas. ¿Esto qué es? Básicamente significa que dependiendo de la película que quieras ver, pagarás más o menos.

Vas a tener que pagar 25$ por la nueva película de Iron Man y probablemente solamente vas a pagar 7$ por Lincoln. Habrá una implosión o un gran colapso, tres, cuatro o incluso media docena de películas de gran presupuesto se estrellarán contra el suelo. Eso cambiará el paradigma.

Steven Spielberg ya predijo la caída de los blockbusters hace tiempo
Tiburón es una de las películas más conocidas de Steven Spielberg

Parece que las declaraciones del propio Steven Spielberg no iban desencaminadas, ahora habrá que ver cómo afecta esto a las grandes productoras. No parece un buen negocio gastarse cientos de millones en películas que no te van a reportar ningún beneficio. Todo esto sumado a la huelga actual, parece que pone al universo de Hollywood en una situación muy mala, veremos cómo se recompone.

Mientras tanto, producciones como la próxima película de Oppenheimer de Christopher Nolan o la nueva del universo Marvel, Deadpool 3, están llamadas a conseguir una gran recaudación. Aunque visto los actuales fracasos a los que hemos podido asistir, sobre todo en cuanto a películas de superhéroes, nada es seguro con Deadpool. Por otra parte, parece que la de Nolan va mejor encaminada.

John Landis carga contra las plataformas de streaming y las culpa del “patético estado” en el que se encuentra la industria del cine: “Son los malos”

John Landis (si usted no sabe quien es deje de leer esta web ya) lleva trece años sin firmar un largometraje, aunque eso no le ha impedido hacer un breve, pero muy duro análisis de la industria cinematográfica actual en el marco del Taromina Film Festival. Agarraos, porque vienen curvas.


Durante su conversación con Deadline, Landis comenzó su reflexión sobre el estado del negocio apuntando al escenario sindical, en el que guionistas, directores y actores se han puesto de acuerdo para exigir condiciones laborales justas prácticamente al mismo tiempo.

“¿Sabes que es la primera vez en la historia de Hollywood que los sindicatos de guionistas, directores y actores están todos unidos? La industria cinematográfica está sumida en el caos y espero que el público vuelva a los cines”.
No obstante, la huelga es solo un factor más de los varios que han sumido a la industria en un “estado patético”. ¿Cuáles son los otros? Landis lo tiene claro: la pandemia y unas plataformas de streaming que parecen haber alejado a las películas de su hábitat natural.

“El sentimiento realmente es el de tristeza por el estado patético en el que se encuentra el negocio. Entre el streaming y la pandemia, fue como una estaca en el corazón. Perjudica mucho al negocio y continúa haciéndolo. Y ahora está la huelga. Los streamers realmente son los malos.
Las películas están destinadas a ser vistas en una gran sala, en un gran cine, en una gran pantalla, con buen sonido y con la mayor cantidad de personas posible, porque es una experiencia comunitaria”.
Para el veterano cineasta, “todo está en una especie de limbo” debido a la actual huelga del sindicato de guionistas, incluyendo sus proyectos en desarrollo, compuestos por dos largometrajes y una serie de televisión. Desde luego, el séptimo arte no pasa por su mejor momento…

OTRAS RAZONES DE LA CAIDA DEL CINE

La primera gran señal de preocupación llegó con el pinchazo de ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ este pasado mes de febrero. Es cierto que la película protagonizada por Paul Rudd recaudó 476 millones de dólares, una cifra bastante respetable a priori, pero es que su presupuesto fue de 200 millones de dólares, a lo que hay que sumar fácilmente otros 100 en marketing. Por tanto, Marvel acabó perdiendo dinero durante su vida en cines.

Todo se fue complicando más con los fracasos de ‘¡Shazam! La furia de los dioses’, ‘Dungeons & Dragons: Honor entre ladrones’, ‘Flash’, ‘Elemental’ e ‘Indiana Jones y el Dial del Destino’, sin olvidarme tampoco de las decepciones de ‘La Sirenita’ o ‘Transformers: El despertar de las bestias’. Y es que en condiciones normales también habría que hablar de fracasos en estos dos casos, pero salen mucho mejor paradas en comparación al resto.

¿A qué se debe exactamente que en 2023 haya tantas películas que estén hundiéndose en taquilla? Todo apunta a que hay tres motivos principales que encajan en todos los casos -a los que luego habría que sumar causas específicas en cada caso- que vamos a repasar a continuación:

La gente va menos al cine (¿por culpa del streaming?)
Cines
Que la gente va menos al cine que antes de la pandemia es algo indiscutible. Al principio se podía usar el argumento de que existía cierto miedo a volver a las salas, pero ha llegado un punto en el que simplemente algo falla y un sector del público ha dejado de ir o simplemente ha reducido al mínimo los títulos que ven en pantalla grande.

La explicación más razonable está en el auge del streaming, ya que el público se ha acostumbrado a poder ver las películas en casa muy poco después de su lanzamiento en cines -algo especialmente dañino si tenemos en cuenta que casi todas las plataformas pierden dinero a espuertas-. Y si es un título que estás deseando ver, igual prefieres no esperar, pero claro, son muy pocas las películas que realmente llegan a convertirse en un evento imprescindible.

Un buen ejemplo de ello lo tenemos en el caso de Pixar con los estrenos consecutivos en Disney+ de ‘Soul’, ‘Luca’ y ‘Red’. Cuando has creado una rutina de ver sus películas en la plataforma, ¿Cómo esperas que esos espectadores vuelvan a los cines sin darles una motivación irrechazable para hacerlo? El resultado han sido dos fracasos consecutivos que siembran dudas sobre el futuro del estudio. Hasta se ha apretado ya el botón del pánico con la puesta en marcha de ‘Toy Story 5’.

Tampoco ayuda que las estrategia de algunos cines sea subir el precio de las entradas para intentar compensar por ahí lo que pierden por la bajada en el número de espectadores, sin caer así en la posibilidad de que así pueden provocar un número aún mayor de abandonos. En el caso de España tengo curiosidad por ver cómo funcionará la medida del Gobierno de Pedro Sánchez de poner el cine a 2 euros los martes para los espectadores de 65 años o más. No es la primera vez que se plantea algo similar, pero ahora es especialmente crítico que lleve a que ese sector del público vuelva a ir las salas de forma regular.

Las películas son demasiado caras
Es verdad que las medidas contra el coronavirus impactaron los presupuestos de varias películas, pero ha llegado un punto en el que empieza a quedar claro que son demasiado caras. Hay excepciones como ‘Avatar: El sentido del agua’ en las que puede tener sentido, pero luego uno lee que ‘Indiana Jones 5’ costó casi 300 millones de dólares y no se entiende cómo es posible que eso fuera aprobado.

También cuesta asumir que ‘Elemental’ se haya ido a los 200 millones o que Warner invirtiese 220 millones en ‘Flash’ cuando la situación de DC no era precisamente envidiable. Más razonable parecían los 250 millones gastados por Disney en ‘La Sirenita’ por lo que recaudaron varias de las adaptaciones en imagen real de algunos de sus clásicos animados, mientras que los 200 millones de ‘Transformers: El despertar de las bestias’ sonaban algo exagerados dada la tendencia a la baja en taquilla de la saga.

No queda otra que racionalizar la inversión, pues está quedando cada vez más claro que tirar dinero sin parar no es garantía de éxito. De hechos, los principales éxitos del año apostaron por un gasto más contenido: ‘Super Mario Bros. La Película’ costó 100 millones y lleva recaudados 1.341, mientras que ‘Spider-Man: Cruzando el multiverso’ también se fue a 100 millones pero lleva ingresados 642. y no me olvido tampoco de ‘John Wick 4’, en la que también se invirtieron 100 millones para luego amasar 427 millones en salas.

Guardianes De La Galaxia 3
La única gran excepción es la de ‘Guardianes de la Galaxia 3’, y Marvel tampoco ha acabado ganando tanto con ella: 250 millones de presupuesto (más la campaña de publicidad) y 839 millones recaudados. Y no me olvido de ‘Fast & Furious 10’, pero es que costó la friolera de 340 millones de dólares, por lo que los 702 que ha ingresado en cine se quedan cortos.

A priori, es lógico pensar que los ejecutivos de Hollywood siguen usando la métrica de hace unos años, que indicaba que cada vez era más fácil unirse al selecto club de títulos que recaudan más de 1.000 millones de dólares, pero deberían ir desterrando esa idea. Solamente ‘Super Mario Bros. La Película’ lo ha conseguido en 2023 y no sería ninguna sorpresa que ningún otro título lo logre antes de que acabe el año.

Con todo, un gasto menor tampoco te libra de hundirte en taquilla, pues este año también tenemos los batacazos de ‘Renfield’, ’65’, ‘Operación Fortune: El gran engaño’, ‘El último baile de Magic Mike’ o ‘Beau tiene miedo’ para dejar claro que solamente eso no es suficiente.

Sobredosis de franquicias y falsos eventos
Mision Imposible 7
Comentaba hace unas semanas mi compañero Randy que lo que había dañado en taquilla a ‘Flash’ y ‘Elemental’ es que Hollywood está empeñado en la política del evento, hasta el punto de que quieren hacer creer al público que cada semana hay una película que tienen que ver sí o sí en cines. Algo insostenible unido a los otros dos factores, pues todavía parece viable cuando la película en cuestión cuesta poco, tal y como demuestra el reciente éxito de ‘Insidious: La puerta roja’ o lo que sucedió hace unos meses con ‘Scream 6’. Y saliéndonos del terror, una apuesta más moderada como ‘Creed 3’ también funcionó bien,

Lo que acaba sucediendo así es que se crea una sensación de rutina que choca frontalmente con lo que buscan sus productoras. Eso lleva a que haya que ser más imaginativos, caso de la brillante campaña promocional de ‘Barbie’, para poder destacar del resto, pero lo cierto es que prácticamente nadie lo está logrando.

Una prueba de fuego llegará con el estreno de ‘Misión: Imposible – Sentencia Mortal, Parte 1’, pues Tom Cruise poco menos que consiguió la imagen de salvador del cine en salas gracias al enorme éxito de ‘Top Gun: Maverick’ el año pasado y ahora toca comprobar si fue algo esporádico o no. Y es que la película también ha costado una burrada -se calcula que 290 millones de dólares-, lo que la fuerza a tener que convertirse en la más taquillera de la saga -ese honor pertenece ahora a ‘Fallout’ con unos ingresos mundiales de 791 millones de dólares- para no acabar en números rojos.

El fin del idilio con China
Hace unos años se hablaba mucho de la importancia del mercado chino, ya que era el que presentaba un mayor margen de crecimiento y además varias películas de Hollywood sumaban una cantidad jugosa de millones a su taquilla mundial. Es cierto que el porcentaje de los ingresos que iban a manos de las productoras era menor que en el resto del mercados -se dice que apenas un 25% para ello y un 75% para las salas-, pero su peso fue tal que por ejemplo ‘Pacific Rim’ nunca hubiese tenido una secuela de no ser por el éxito de la primera entrega en dicho país.

Por desgracia para Hollywood, los espectadores chinos están dando la espalda últimamente a la mayoría de películas que llegan desde Hollywood. De hecho, hasta las que funcionan bien lo hacen con datos decepciones: ‘Fast & Furious 10’ logró 139 millones de dólares allí. Un buen dato salvo que recordemos que la novena entrega hizo allí 216 millones o que la octava se fue hasta los 392 millones. La decadencia es evidente.

Luego recordamos que Marvel estuvo varios años sin poder estrenar película alguna allí, que ‘La Sirenita’ recaudó la ridícula cantidad de 3,7 millones de dólares -sí, 3,7, no 37-. Si es que ni un fenómeno mundial como ‘Super Mario Bros. La Película’ fue especialmente bien en China, donde la única excepción reciente a esta regla la tenemos con ‘Avatar: El sentido del agua’ y sus 245 millones. Pero claro, para ‘Avatar 3’ todavía faltan más de dos años…

Y ojo, que los ingresos en China sí están mejorando de forma notable, con una mejora durante el primer semestre de 2023 de casi un 53% respecto al mismo periodo del año pasado. Simplemente el público está apostando más que nunca por las producciones locales a la hora de pasar por caja.

Dinero
Todo eso crea un cóctel muy peligroso que debe llevar a que en Hollywood se replanteen su política actual. Porque ahora quizá pueden solucionarlo despidiendo gente a mansalva -aunque ellos prefieren llamarlo reestructuración-, pero va a llegar un punto en el que tampoco van a poder reducir costes por ahí…

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte