Cuando Battlestar Galáctica iluminó las sobremesas del verano del 83

Cuando Battlestar Galáctica iluminó las sobremesas del verano del 83

Cuando Battlestar Galáctica iluminó las sobremesas del verano del 83

Era el 9 de agosto de 1983 cuando a las 15:30, televisión española estrenaba una de esas series estivales ideadas para entretener a los más jóvenes de la casa. Nadie sabía nada de ella puesto que no existía internet y la información en revistas era limitada. Los más expertos en aquello del cine o las series, sabían que de alguna manera era una suerte de aquel fenómeno llamado Star Wars y que aquellos Viper que veíamos en pantalla pequeña, se asemejaban mucho a aquellos otros que veíamos en pantalla grande llamados X-Wing. Incluso se repetía el mismo nombre en el staff en labores de efectos visuales. John Dykstra era así el culpable de que aquellos dos tipos de naves se moviesen por pantalla.

Pero los niños no llegábamos a tanto, solo sabíamos sentarnos en el suelo delante de aquellas pequeñas teles monoaurales de 22 pulgadas de media y encenderlas pero oye amigo, nunca un monoaural y una imagen tan pequeña, despertó tanta ilusión y fantasía en unos espectadores televisivos. No hay que olvidar que una gran cantidad de niños de entre 6 y 12 años de aquella generación no estaba familiarizado con el cine, no tenían acceso a la gran pantalla y en una gran mayoría, nunca habían visto a Luke Skywalker destruir la estrella de la muerte, el vídeo doméstico (VHS o Betamax) tampoco formaba parte de nuestras vidas de forma masiva y la televisión, solo ofrecía lo que ofrecía así que, aquella primera vez que vimos salir un Viper de la Galáctica a través de aquel tubo rojizo de lanzamiento, fue como cuando a principio del siglo XX, la gente se apartaba corriendo de una pantalla de cine porque veían como un tren se les acercaba.

Cuando Battlestar Galáctica iluminó las sobremesas del verano del 83

Fue magia en cada uno de los hogares de nuestro país. Da igual que fuese la capital de España, la Barcelona europeizada, Albacete, Alicante o Vigo, todas aquellas tardes de verano a las 15:30, una generación de jóvenes se sentaban a ver las aventuras espaciales de Apollo, Starbuck, Boomer, Athenea, Adama, Baltar y compañía y aquellos cylones eran tan terroríficos como luminosos eran los destellos que salían de sus armaduras cromadas. La acción, la aventura, la fantasia y el espacio se abrían paso por primera vez en el imaginario de una generación que supo que lo más importante de aquel verano, no fue amor efímero, sino la pasión cinéfila de por vida que está serie de Glen A. Larson les despertó.

“Battlestar Galactica” es una serie de televisión de ciencia ficción creada por Glen A. Larson. Se estrenó en 1978 y fue producida por la cadena ABC. La serie se desarrolla en un universo ficticio donde las doce colonias humanas están en guerra con una raza cibernética llamada los Cylons. La historia sigue a la última nave de guerra humana, la Battlestar Galactica, y a su flota de naves civiles, mientras buscan un nuevo hogar, la legendaria decimotercera colonia conocida como “Tierra”.

La serie fue aclamada por sus impresionantes efectos especiales para la época y su trama emocionante. Sin embargo, “Battlestar Galactica” enfrentó desafíos con la crítica y la audiencia debido a su alto costo de producción y a las comparaciones con la franquicia de “Star Wars”. A pesar de esto, desarrolló una base de fans leales y se convirtió en un ícono de la cultura pop.

Algunos de los personajes principales incluyen al comandante Adama, interpretado por Lorne Greene, y al piloto de Viper, Starbuck, interpretado por Dirk Benedict. También está el ingeniero jefe Galen Tyrol, interpretado por Herbert Jefferson Jr., y la presidenta de las Colonias, Laura Roslin, interpretada por Mary McDonnell.

La serie original de “Battlestar Galactica” duró solo una temporada, pero generó una serie de televisión derivada, películas y una exitosa reimaginación en la década de 2000. La serie original ha dejado un legado duradero en el género de la ciencia ficción y sigue siendo apreciada por sus fans incluso décadas después de su emisión inicial.