En este momento estás viendo Ver y descargar MOONFALL | Torrent y cines

Ver y descargar MOONFALL | Torrent y cines

Ver y descargar MOONFALL | Torrent y cines

Moonfall es lo nuevo de Roland Emmerich. El director de Independence Day y El día de mañana ha vuelto a destruir la Tierra en su último proyecto. En esta ocasión, la gran amenaza de nuestro planeta es la Luna. Patrick Wilson y Halle Berry son los protagonistas del filme y los encargados de intentar salvar la Tierra de una devastación total. Pero la historia de Moonfall puede que no termine ahí, pues el filme acaba con un ‘cliffhanger’ que da pie a que continuar con una secuela. ¿Habrá Moonfall 2? Esos son los planes originales de Emmerich. Incluso hacer una trilogía. No obstante, el director no sabe si quiere seguir adelante con ellos.

«Esta vez he intentado hacer una trilogía, pero ya no estoy seguro de que quiera hacerlo», afirma Emmerich en Collider. «Creo que si hago una secuela la haré más al estilo de las películas originales de Star Wars. La secuela tendrá un gran ‘cliffhanger’ […] Todo siempre tiene que terminar con cierre. Por qué no dejarles colgados y decir: os dejamos colgados, ve la conclusión en dos años».

¿Qué es lo que podría ayudar a Emmerich a tomar la decisión de seguir adelante con la trilogía? La taquilla. «Si es un éxito enorme, ¿por qué no? Lo que haré es hacer la segunda y la tercera juntas. Y tener un verdadero ‘cliffhanger’ entre ambas», ha reconocido el director en THR.

‘Moonfall’ y otras 7 veces en las que Roland Emmerich ha destruido la Tierra con su cine
Emmerich hizo estas declaraciones a finales de enero de este año. Ahora que Moonfall ya ha llegado a las salas de cine, se puede ver si la taquilla ha correspondido al realizador. En España, el filme se ha colocado en el primer puesto del Top 10 del fin de semana superando a Spider-Man: No Way Home. No obstante, en el resto del mundo no ha sido un éxito en recaudación. En Estados Unidos, Moonfall ha conseguido más de 10 millones de dólares en su primer fin de semana en cartelera. Por lo tanto, parece que el plan original de Emmerich de hacer una trilogía se tambalea.

Además de compartir sus planes para el futuro de Moonfall, Emmerich se ha convertido en un nombre más de la lista de directores y directoras que han criticado el cine de superhéroes y Star Wars. «Porque, naturalmente, Marvel y DC Comics y Star Wars se han hecho cargo», ha dicho el realizador en Den of Geek. «Están arruinando nuestra industria un poco porque ya nadie hace nada original».

Para Emmerich, Christopher Nolan es un director que sí está tomando decisiones más audaces. «Christopher Nolan es el maestro de eso. Es alguien que puede hacer películas sobre lo que quiera», ha declarado.

CRÍTICA TORRENT DE MOONFALL DE ROAND EMMERICH

Crítica de Moonfall, la nueva epopeya catastrófica de Roland Emmerich que te mantiene pegado a la butaca
¡La Tierra vuelve a estar en peligro! Roland Emmerich propone en Moonfall que la Luna se transforme en amenaza para la humanidad. Te lo contamos en nuestra crítica antes del estreno en salas el 4 de febrero de 2022.

Al César, lo que es del César: Roland Emmerich sabe destruir cosas de forma espectacular y no solo eso, sino que tiene el talento de reunir a la gente en una sala de cine para proveerla de una catarsis colectiva en la que como Humanidad soslayamos por los pelos la extinción.

Esta capacidad se sublima una vez más en Moonfall, una entretenidísima película que es el arquetipo perfecto de fast-movie: se consume con fruición y se olvida rápido, pero el caso es que te hace pasar un rato estupendo si tienes claro lo que vas a ver.

A estas alturas, será difícil que alguien se llame a engaño teniendo en cuenta la trayectoria del productor, director y guionista que está entre los que más disfrutan haciéndolo volar todo por los aires… pero para quien tenga todavía dudas, lo marcamos en negro sobre blanco: esta película es exactamente lo que se esperaba de ella.

¿Cuál es esta vez la gran amenaza? En 2011 un grupo de astronautas es víctima de una suerte de enjambre informe que golpea su nave en su trayecto hacia el Mar de la Crisis en la Luna.

De regreso a la Tierra en una heroica reentrada, el piloto de la NASA Brian Harper cae en desgracia puesto que nadie cree su versión de los hechos y su compañera Jo Fowler se ve incapacitada para ayudarle, puesto que estaba inconsciente en el momento del impacto.

Diez años después, KC Houseman, un teórico de la conspiración obsesionado con la idea de que la Luna es un gran artefacto prefabricado, se percata de que el satélite se ha salido de su órbita habitual y que ésta es ahora elíptica, lo que a corto plazo derivaría en una colisión con la Tierra.

Él será quien acuda al exastronauta Harper que, junto a su antigua compañera, emprenderá una heroica misión mientras el resto del planeta se da por vencido y el creciente acercamiento de la Luna produce eventos extrememos: riadas, tsunamis, desoxigenación de la superficie terrestre, cambios bruscos en la gravedad y desprendimiento de partículas lunares que impactan violentamente como meteoros.

Moonfall – Galería de imágenes
Moonfall es todo un espectáculo. Inverosímil, con poca o ninguna base científica y un montón de descabelladas ideas que le volarán los sesos a cualquiera con unos mínimos conocimientos de astronomía o física (es sangrante que uno de los mayores defensores del escepticismo como Carl Sagan sea «utilizado» por un teórico de la conspiración), pero muy eficiente como pasatiempo ligero.

La película es muy autoconsciente y honesta en ese sentido: los personajes son bastante arquetípicos y sus relaciones familiares también, de modo que hay pocas sorpresas en ese plano.

La acción discurre en dos líneas paralelas de supervivencia: lo que sucede en la Tierra y lo que lo determina todo, que es lo que pasa en el plano espacial y ahí se ha echado el resto para ir sorprendiendo al espectador constantemente.

Moonfall
Diamond Films

Es probable que estemos ante una de esas «películas-evento» más mastodónticas de los últimos tiempos (en la que no hay involucrados superhéroes). Un blockbuster de manual de esos que en los años 90 arrasaba en taquilla y que ahora se ve en la encrucijada de demostrar que sigue teniendo tirón entre el público, bastante anestesiado ya ante las tragedias colectivas e incrédulo por saturación.

Cuenta como baza ganadora con un reparto muy atractivo, aunque da bastante pena ver el talentazo de Halle Berry (John Wick 3: Parabellum) y de Donald Sutherland (The Undoing) desperdiciado así… pero se aprecia que tanto Patrick Wilson (Aquaman) como John Bradley-West (Sam Tarly en Juego de tronos) se lo han pasado bastante bien dejándose llevar en esta aventura.

Por lo demás, es hasta grosero el emplazamiento de producto: Moonfall es al final un anuncio de Lexus muy caro… pero escuchad, es que la explosiones, las carreras y la elevación de pulsaciones detrás de cada contrarreloj hay que financiarlas, así que toca tirar otra vez de la anestesia del público, esta vez ante la publicidad mal encubierta (total, anda que no estamos acostumbrados a obviarla).

En resumidas cuentas, hay tantos motivos para gozar de esta peli como niños pequeños como para repudiarla como adultos reflexivos. El mejor consejo que podemos daros es que tratéis de calzaros las anteojeras que les ponen a los caballos para ver solo en línea recta y entrar en el looping de doble tirabuzón que propone el guión. Vais a salir de la sala de cine despeinados y agotados.

VER Y DESCARGAR PELÍCULAS Y SERIES DESDE NUESTRO VIDEOCLUB ONLINE GRATUITO

El cine de catástrofes y Roland Emmerich: Una historia de amor

moonfall
Dejemos algo claro desde el principio: Moonfall no es cine de catástrofes en sentido estricto, dado que sus astronautas protagonistas, interpretados por Patrick Wilson y Halle Berry, trabajan a contrarreloj para impedir el desastre antes de que ocurra, al más puro estilo de Armageddon (Michael Bay, 1998) o, mejor aún, El principio del arca de Noé, trabajo de fin de carrera que el cineasta alemán Roland Emmerich presentó ante sus profesores de la Hochschule für Fernsehen und Film München en 1984, y que posteriormente sería seleccionada para competir en el Festival de Berlín. Esta parábola estudiantil sobre la destrucción mutua asegurada, los límites de la teoría de la disuasión y demás dilemas propios de la Guerra Fría acabó marcando la pauta de una filmografía caracterizada por una serie de recurrencias muy concretas: la ciencia-ficción, las teorías conspirativas, el colapso de las instituciones, los personajes comunes que viven situaciones extraordinarias y, por supuesto, el fin del mundo, tan omnipresente en el cine de Emmerich como la crucifixión en el arte cristiano medieval.

De alguna manera, su última película nos retrotrae también a los tiempos de Estación Lunar 44 (1990), en la que Michael Paré se veía obligado a repetir todos los clichés del cine carcelario dentro de una prisión interestelar. Por entonces, el director prestaba tan poca atención a la plausibilidad científica que varios diálogos de su película caracterizaban a la luna como un planeta, error que Moonfall se niega a cometer… hasta cierto punto, pues el responsable de 10.000 (2008) y 2012 (2009), díptico numérico con los suficientes ingredientes como para lograr que Neil deGrasse Tyson implosione, sabe que las magufadas y los anacronismos son el equivalente a la salsa de ajo en la cocina de la serie B más tronada.

Si bien Godzilla vs. Kong (Adam Wingard, 2021) se le adelantó algunos meses, lo último de Emmerich es una demostración de lo bien que cierto cine de catástrofes parece entenderse con los “datos alternativos”, los podcasts situados en los márgenes del discurso social, el “haz tu propio research”, la santificación de comunicadores como Joe Rogan y demás formulaciones cotidianas del pensamiento conspiranoico. De hecho, ambas películas incluyen entre su elenco a personajes que se definen explícitamente como teóricos de la conspiración, con Moonfall llegando a adherirse sin demasiados remilgos a uno de los memes («la Luna es mentira») más celebrados en esos rincones excéntricos y pintorescos de internet que todos conocemos, pero a los que ahora Hollywood empieza a seducir sin pudor. Una vez más, no es la primera vez que Emmerich recurre a la conspiranoia para aderezar sus detalladas, casi pornográficas visiones del Apocalipsis: ya en Independence Day (1996), su mayor éxito, existía una suerte de vindicación de la heterodoxia cuasi-forteana sobre la ortodoxia científica, luego sólo era cuestión de tiempo que un personaje como el de John Bradley en Moonfall se presentase en el mainstream como el nuevo ídolo de la comunidad bebelejías.

Ahora todo el mundo habla del cambio climático y del fin del mundo gracias a No mires arriba, la nueva película de Netflix con DiCaprio y Jennifer Lawrence sobre un meteorito a punto de estallar en la Tierra. Pero lo que Adam McKay ha hecho ahora es añadir un toque de humor a algo de lo que Roland Emmerich nos lleva avisando desde hace tiempo, y ahora parece que se va a encargar de recordar.

Tras películas como Independence Day, El día de mañana o 2012, el cineasta regresa para proponer una nueva y catastrófica historia: Moonfall. Para ello, ha reunido a un equipo experto en desastres y aeronáutica: Halle Berry, Patrick Wilson y John Bradley (Juego de tronos) como los astronautas a cargo de la misión.

Moonfall cuenta como una misteriosa fuerza logra desplazar la Luna fuera de su órbita, de manera que esta entra en conflicto con la Tierra y su trayectoria prevé que acabará colisionando sobre ella. Jo Fowler (Halle Berry), ex astronauta y oficial de la NASA, reunirá a un gran equipo para intentar evitar la colisión y salvar el planeta. Pero para ello tendrán que viajar al plateado satélite y conseguir evitar el desastre desde dentro.

Esta aventura espacial llegará a los cines el próximo 4 de febrero, y tal y como promete su primer adelanto será una aventura de proporciones gigantescas. Pero si de algo han servido las películas de Emmerich es para estar bien alerta y preparados para una catástrofe de cualquier magnitud, ya sea una pandemia, un enorme meteorito o la mismísima Luna estrellándose contra nosotros.

Banderas americanas, falsos profetas, máquinas espaciales sacadas del año 2500, miradas tensas y penetrantes… Así resumiría de forma rápida el primer tráiler de Moonfall, película dirigida por Roland Emmerich que demuestra, una vez más, lo mucho que se empeña el director en destrozar la Tierra siempre que puede. Tras hacerlo con 2012 e Independence Day: Contraataque, vuelve a la carga con este drama de ciencia ficción que se estrena el próximo 4 de febrero de 2022.

¿Mola el tráiler de Moonfall o es una completa fumada?
La luna sale de su órbita y se dirige hacia la Tierra; este suceso provocará una catástrofe colosal, y la única oportunidad será confiar en un grupo de inadaptados que deben trabajar juntos para salvar el planeta. ¿Lo lograrán?

En definitiva, Moonfall parece una película para pasar el rato que puede funcionar muy bien en febrero de 2022 cuando se estrene. Esperemos que sea, como mínimo, igual de buena que El día de mañana o Independence Day, y algo mejor que 2012…

lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub Cinematte Flix, Lucenpop y Passionatte

Deja un comentario