Apunta, dispara y corre by Lucen | El inicio de la segunda etapa de Peter HyamsApunta, dispara y corre by Lucen | El inicio de la segunda etapa de Peter Hyams
Reseña Crítica ‘Apunta, dispara y corre’ by Lucen | El inicio de la segunda etapa de Peter Hyams

Peter Hyams venía de darlo todo en 2010: Odisea Dos y los resultados no fueron los esperados, quizás el hombre orquesta, el productor, director, guionista y cinematógrafo, se sentía decepcionado por la tibia acogida de sU atrevida secuela, buscaba un reconocimiento y encontró un portazo de Hollywood e incluso del público así que, su decisión fue cerrar una etapa y abrir otra nueva. Y es así como Peter Hyams empieza su segunda etapa como director, esta vez lejos de dejarse la piel como hombre orquesta y dedicándose unicamente a dirigir películas de estudio escritas por otros y sin ninguna aspiración, pero como era un hombre de talento, decidió tener clase hasta para empezar nueva etapa y es así como quiso repetir género con una buddy movie…

DE ‘MANOS SUCIAS SOBRE LA CIUDAD’ A ‘APUNTA, DISPARA Y CORRE’

Manos sucias sobre la ciudad había sido se debut como cineastas y quizás su mejor película, una historia escrita por él y basada en el género policíaco de las buddy movies pero como era habitual en Peter Hyams, con una enorme denuncia social acerca de la debilidad del ciudadano honesto frente a la ley y la corrupción que siempre le ha rodeado. Para el inicio de su segunda etapa volvió a recurrir a la buddy movie en la cinta llamada, Apunta, dispara y corre, esta vez una comedia donde la clase y la calidad de Peter Hyams se diluían ante las órdenes de Hollywwod, era como si el creador de Capricornio Uno se mostrase cómodo filmando una película banal e ideada para llenar las salas.

La película claro está es una de las más débiles de su carrera muy lejos de aquel rotundo inició fílmico de 1974 pero aún así, hablamos de un señor con mucho talento lo que hace que la obra se pueda salvar no por el guión de Gary DeVore y Jimmy Huston ni por el carisma de los actores Gregory Hines y Billy Crystal pero si por el atrevimiento y el uso de la cámara del director quien nos ofrece una de las escenas más icónicas de todo el cine de acción y comedia de los 80s, hablamos de la persecución sobre los railes del tranvía de Chicago. Esta claro que una sola secuencia no puede salvar una película de la quema y más cuando no aporta nada del cine habitual de su director pero, estamos en los 80s y al menos el ritmo funciona, la duración es corta, el atrevimiento alto, hay luces de neón, persecuciones y que carajo, hay celuloide en vez de píxeles digitales y eso ya es motivo de alegría.

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte