https://www.youtube.com/watch?v=R5AzhJRVbEM

Cine trash. Cine de los 80. Exploitation italiano. Joe D’Amato, más conocido por alguna de bárbaros, por sus películas clasificadas “S” o directamente pornográficas, también hizo sus pinitos en este tipo de subgénero, heredero de Mad Max y de “1997, rescate en Nueva York”. Aprovecha la popularidad del díptico de Enzo G. Castellari sobre un Bronx distópico- menos mal que no le dio por Vallecas- para adherirse al mismo, cual parásito, sin nada que ver con el mismo. Su filme nos muestra una distopía entre ruinas, más próximo a clásicos setenteros.
Arranca con una competición mortal, algo que será reutilizado posteriormente en el filme protagonizado por Schwarzenegger “Perseguido” o “The running man”, que a su vez, había tenido una previa versión francesa. Sin embargo, tras ese inicio, el filme derivará en una especie de “wéstern” futurista, con una furgoneta, que hace las veces de diligencia o caravana, que se dirige hacia una arcadia feliz, pero debe ser protegida del ataque de hordas de mutantes asesinos y viciosos en motos – el equivalente a los pieles rojas en sus mustangs – y con un ejército de dudosa ética, aunque muy estadounidense, por eso de practicar el genocidio con otros pueblos. Es curioso que el vestuario del ejército recuerda poderosamente al del cómic y live action japonés “Jin-Roh” o “La brigada del lobo”. Y una BSO en ocasiones con un saxo que nos recuerda (¿?) a “Blade Runner”.

D’Amato se desenvuelve bien, sobre todo en su segunda mitad, con una solvente película de acción de corte clásico, no despistándose demasiado en tramas secundarias. Tendremos motoristas violentos, mutantes de maquillajes penosos, explosiones, disparos, espadazos, flechas y gente con poderes telepáticos y telekinéticos, con un combate conclusivo al estilo de “La furia”. Y de regalo, una secuencia final, un homenaje a “Hasta que llegó su hora” mezclado con “Rocky III”.

El filme entretiene. Hay que situarse en los 80. Quizás hoy en día puede resultar más bizarro que entonces, pero el subgénero “madmaxiano” estaba en auge. Y es un producto mejor que los del filipino Cirio H. Santiago. Coincide con él en usar playmates o antiguas estrellas del cine erótico, aquí Laura Gemser con otro nombre: Moira Chen. Tras la caída de los estudios italianos, apenas se rodaron filmes de esta temática. Y todo fue más aburrido.

Videoclub: BRONX LUCHA FINAL (1983) en CINEMATTEFLIX

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte