En este momento estás viendo Ver y descargar JURASSIC WORLD: DOMINION | Torrent y cines

Ver y descargar JURASSIC WORLD: DOMINION | Torrent y cines

‘Jurassic World: Dominion’ arrasa en taquilla convirtiéndose en el mejor estreno no superheroico de la era pandémica
Las críticas no han podido con ella. Como se pronosticaba, ‘Jurassic World: Dominion’ ha arrasado en su estreno, acumulando 143,3 millones de dólares en la taquilla estadounidense a lo largo de su primer fin de semana en la cartelera (Variety), donde se ha estrenado en 4.676 cines en todo el país.

Con esta impresionante cifra, la secuela dirigida por Colin Trevorrow se convierte en el mejor estreno de una película que no pertenece al género de los superhéroes desde el inicio de la pandemia. De esta manera, le quita el puesto en apenas dos semanas al film que ostentaba este récord, ‘Top Gun: Maverick’, que recaudó 126 millones en su estreno.

Laura Dern
Después de lograr 18 millones de dólares en el jueves de preestreno en Norteamérica, Universal Pictures, el estudio detrás de la película, pronosticaba un primer fin de semana de 132,5 millones de dólares. El resultado final ha superado las expectativas de los analistas de la compañía por diez millones, a la espera de las cifras oficiales del lunes, que nos darán un número más ajustado. Globalmente, la película lleva acumulados 389,1 millones de dólares.

Eso sí, ‘Dominion’ se queda por debajo de sus dos predecesoras. ‘Jurassic World’ consiguió 208 millones de dólares en su estreno en 2015, mientras que ‘Jurassic World: El reino caído’ obtuvo 150 millones de dólares en su primer fin de semana. A pesar de esto, la diferencia entre la segunda parte y este gran final de la trilogía es muy pequeña, lo cual, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, la competencia de Tom Cruise y las críticas mixtas que ha recibido la película, es sin duda todo un triunfo para Universal, que en cuestión de días ya ha recuperado el presupuesto, de 185 millones, y apunta a grandes ganancias.

‘Top Gun: Maverick’ sigue muy fuerte
Aunque el regreso de los dinosaurios ha frenado a la otra gran legacy sequel del momento, ‘Top Gun: Maverick’, la película de Tom Cruise sigue volando alto en la taquilla. Se proyecta un tercer fin de semana de 50 millones de dólares en el mercado doméstico, con un descenso del 44%, datos sin duda impresionantes. Muy cerca de los 400 millones, ‘Maverick’ está a punto de superar a ‘The Batman’ y ‘Doctor Strange en el multiverso de la locura’, convirtiéndose en la película más taquillera de lo que va de año en Estados Unidos. A nivel mundial, se espera que termine su tercer finde semana cerca de los 740 millones de dólares. Al ritmo que va, los analistas no descartan la fuerte posibilidad de que alcance la meta de los mil millones.

En España, la cinta dirigida por Joseph Kosinski aguanta firme en el número 2, con ‘Jurassic World: Dominion’ ejerciendo su, ejem, dominio irrumpiendo en el número 1 también en nuestro país, según datos de Comscore.

Descargar Stranger Things: AQUÍ

Descargar Top Gun Maverick: AQUÍ

Descargar Obi-Wan Kenobi: AQUÍ

Descargar Ms Marvel: AQUÍ

Descargar Caballero Luna: AQUÍ

Descargar Doctor Strange: AQUÍ

Descargar Halo series: AQUÍ

Descargar Fast & Furious 9: AQUÍ

Descargar El Hombre del Norte: AQUÍ

Descargar El Libro de Boba Fett: AQUÍ

Descargar Películas de culto: AQUÍ

Descargar Dibujos animados: AQUÍ

Cómo los dinosaurios devoraron al Spielberg para toda la familia: de ‘Parque Jurásico’ a ‘El mundo perdido’
El mundo perdido
De primeras, abramos un melón muy importante y que puede granjear grandes enemistades. Parque Jurásico, el blockbuster de 1993 dirigido por Steven Spielberg que significó un antes y un después en materia de efectos visuales y la implantación definitiva del 3D digital en favor de los efectos prácticos no es una de las mejores películas de la filmografía del director. Tampoco es de las peores, sobre todo por su carga icónica y generacional y su componente de fenómeno social en el momento de su estreno.

La década de los 90 fue una época de transición para Steven Spielberg. Si en los años 70 cambió las reglas del cine de gran espectáculo junto a George Lucas y en los 80 no había quién le tosiese, tanto por las cintas firmadas por él, como sobre todo por su factoría Amblin, los años 90 fueron el lugar donde demostraría de manera evidente una crisis de identidad que ya comenzaría a mediados de la década anterior.

Tras batir récords de taquilla con Tiburón, Encuentros en la tercera fase, En busca del arca perdida, E.T. e Indiana Jones y el templo maldito (1941 fue un sonoro pero fugaz batacazo entre sus alienígenas benignos y la primera entrega del Doctor Jones), Spielberg era considerado, tanto para crítica especializada como por la Academia, como un director de cine comercial. Y nada más. Pero él quería ser igualmente respetado como cineasta que como creador de artefactos comerciales sin mácula.

Buscando el prestigio desesperadamente
Su primera intentona sería el drama racial titulado El color púrpura (1985), un trabajo que comercialmente palidecería en comparación con el resto de su obra previa pero que le granjearía 11 nominaciones para la ceremonia de los Oscars de 1986. Para Spielberg la alegría se vería empañada al descubrir que, entre todas esas nominaciones, la de mejor director brillaba por su ausencia. La afrenta sería aún mayor en la entrega de premios, cuando El color púrpura se fue de vacío a casa.
Lo mismo ocurriría con El imperio del sol (1987), su siguiente intento de alejarse del blockbuster veraniego. Seis nominaciones a los Oscar (esta vez no solo Spielberg no estaría nominado, sino tampoco la película) y de nuevo cero galardones. Parecía que el prestigio se le resistía a Spielberg y su carrera se vería abocada a seguir entregando entretenimientos imbatibles en la taquilla para el gran público.

No es de extrañar que se refugiara de nuevo en el personaje que le había ayudado a revitalizar su carrera tras el fiasco de 1941, Indiana Jones. Con su tercera entrega, Spielberg volvería a recuperar el trono de la taquilla, aunque la cinta, Indiana Jones y la última cruzada (1989), aún efectiva y con set pieces memorables, dejaban ya vislumbrar que Spielberg no se enfrentó a ella con el arrojo y el entusiasmo de sus anteriores entregas.
‘Parque Jurásico’: un trámite burocrático
Y llegamos a Parque Jurásico (1993) tras el tibio recibimiento de Always (1989) y Hook (1991), su particular reinterpretación de Peter Pan. Spielberg necesitaba de nuevo un taquillazo que le volviera a convertir en un valor seguro para la industria. Sobre todo, porque su intención era llevar a la pantalla grande la adaptación de La lista de Schindler, la novela de Thomas Keneally sobre el Holocausto.

Spielberg le planteó el proyecto a Universal. La idea: una cinta en blanco y negro, de tres horas de duración. Universal en principio estaba espantada. La solución, que Spielberg dirigiera Parque Jurásico a cambio.

Por primera vez, estaba realizando una película de encargo. Una adaptación del bestseller de Michael Crichton, publicado en 1990 y que partía de una premisa similar a la de su novela Westworld, cambiando androides por dinosaurios en un parque temático. Spielberg se puso manos a la obra con la película, ilusionado sobre todo por los avances en materia de efectos visuales desarrollados por ILM y que permitirían, junto a los animatronics de Stan Winston, crear la ilusión de que los dinosaurios volvieran a poblar la tierra.
Y vaya si lo hizo. Nadie había visto nada igual en una pantalla cinematográfica. El problema, que esta reinterpretación en clave familiar de Alien no estaba a la altura de los dos trabajos que servían de precedente de lo que sería Parque Jurásico: Tiburón y En busca del arca perdida.

Cierto es que a partir de la hora de película, Spielberg conseguía concatenar un conjunto de set-pieces de acción absolutamente brillantes en su concepción (en especial la primera aparición del T-Rex o la secuencia de los velociraptor en la cocina del parque) dejando sin aliento a una audiencia que salía extasiada de la sala de cine.

Pero también es verdad que el resto de la película no estaba a la altura, ni de dichas secuencias ni de los momentos más inspirados del mejor Spielberg. Una primera hora donde el escaso desarrollo de personajes de su trío protagonista (Sam Neill, Laura Dern y Jeff Goldblum) les hacía palidecer al lado de los Richard Dreyfuss, Roy Scheider y Robert Shaw de Tiburón o el Harrison Ford y la Karen Allen de En busca del arca perdida.

Sin olvidar que la excesiva obsesión de Spielberg por su recién encontrada paternidad (temática que había agotado en Hook) suavizaba tanto el contenido más cínico y violento del original de Crichton (la representación del personaje de Hammond y su destino en el original) como sobre todo la infantilización del componente científico y el concepto alrededor de la teoría del caos, convertida en mero chiste y apunte a pie de página en manos del personaje de Goldblum.

Eso sí, la película funcionaba asombrosamente bien como atracción de parque temático y como experiencia inmersiva para una audiencia que salió encandilada, convirtiéndola en el mayor éxito de 1993 y, en su momento, la película más taquillera de la historia del cine.

Para Spielberg fue un gran alivio, porque tras su rodaje, viajó inmediatamente a Polonia a rodar la que sería la película en la que se entregaría en cuerpo y alma: La lista de Schindler. Tanto es así, que la postproducción de Parque Jurásico la dejaría en manos de ILM y de su amigo George Lucas, conectándose una vez por semana para poder ver y supervisar los avances. Implicación, la justa.

Finalmente todo salió a pedir de boca. Además de su atronador éxito en la taquilla, la cinta se llevaría tres Oscar en la gala de 1994 en materia técnica y La lista de Schindler siete, incluidos los de mejor película y mejor dirección. Un cierre perfecto para un Spielberg que había conseguido aunar sus dos facetas (la de director comercial y la de autor respetado) con dos proyectos totalmente antagónicos.

Segundas partes nunca fueron buenas
Spielberg intentaría repetir la misma jugada en 1997 con resultados mucho más irregulares. Tras el éxito de Parque Jurásico, Michael Crichton se vio casi obligado a escribir una secuela de su novela (iban a hacerla con o sin él) que se titularía El mundo perdido, en clara alusión al relato de Arthur Conan Doyle y la película homónima de 1927.
Spielberg se acabaría apuntando poco después de que Crichton publicara la novela, en 1995, mientras en paralelo preparaba Amistad, su siguiente proyecto de qualité, esperando que la doble jugada consiguiera los mismos resultados que su pareja de filmes anterior.

De nuevo con David Koepp como guionista de la cinta, Spielberg afrontaría la primera secuela de su filmografía (la saga de Indiana Jones no se consideraría porque la idea inicial de Lucas y Spielberg fue rodar una trilogía de películas antológicas al estilo James Bond). Por una parte por los pingües beneficios y en segundo lugar porque, tras el destrozo que fueron las secuelas de Tiburón, debió de pensar que para hacer una exploitation de la cinta original, mejor que lo haga el creador de la misma.

Vista 25 años después, El mundo perdido deja entrever que la obra sirve como canto del cisne del Spielberg juvenil y blockbusteriano, hastiado del sambenito de Rey Midas de la taquilla. Algo que podemos vislumbrar en su primera secuencia, en concreto en el plano final. Bajo las formas estilizadas de una serie B de los 50, el primer plano de una madre gritando como la mejor de las scream queens, enlaza, a corte directo, con un Jeff Goldblum bostezando a la audiencia. Spielberg lo avisa desde el principio: no me estoy tomando en serio mi propia secuela y vosotros tampoco deberíais.

Con un cambio estilístico evidente al incorporar a Janusz Kaminski como director de fotografía tras La lista de Schindler (abandonando a Dean Cundey y transformando el tono a partir de entonces de los proyectos más de género o comerciales del director), a partir de ahí Spielberg y Koepp dejan bastante de lado la novela de Crichton y desarrollan su propio guion.

Demasiadas películas en una
Un guion que demuestra las carencias de la cinta: una reinterpretación de la estructura de la original. Una primera mitad que intenta retrasar la aparición de los dinosaurios y las set-pieces hasta la segunda parte del filme, más la duplicación de la amenaza Rex; de nuevo con tormenta mediante y un clímax en falso protagonizado por velociraptor y salvado in extremis por la protagonista infantil del filme.

Clímax en falso, porque Spielberg se saca de la manga un epílogo salido de entre una serie B de drive-in de los 50 y el Drácula de Stoker, con la llegada del T-Rex a la ciudad de San Diego. Quizá, junto a la secuencia del cristal de la caravana, el único momento en el que vemos al director tomar decisiones de puesta en escena y una voluntad consciente de construir una set-piece antológica.

Algo que se deja entrever levemente también en la secuencia de los velociraptor en la hierba, aunque Spielberg la resuelve de manera precipitada, como si él mismo no confiara en las ideas que van surgiendo de manera improvisada

Y es que a veces, viendo El mundo perdido, se tiene la sensación de que Spielberg no tiene muy claro que quiere hacer con ella. Arranca como una versión crepuscular de la cinta original -potenciado por la sobreexpuesta fotografía de Kaminski- para luego pasar a ser una reinterpretación de su estructura sin la capacidad de crear el sense of wonder asociado a la misma. Inmediatamente después se convierte en una versión contemporánea de Hatari, La reina de África o Mogambo, sobre todo gracias al personaje del cazador interpretado por Pete Postlethwaite.

El problema es que tanto Postlethwaite como Vince Vaughn, Jeff Goldblum y Julianne Moore acaban asfixiados por un reparto coral, cuyos integrantes nunca llegan más allá de su componente arquetípico. Neill, Dern y el propio Goldblum no eran un prodigio de desarrollo de personajes, pero su condición de sosias de Luke, Leia y Han de la Star Wars original y lo correctamente definidos que están sus atributos permitían que brillaran levemente. ¿O es que Spielberg, de manera irregular pero interesante, convierte a los dinosaurios, en concreto a la pareja de T-Rex, en los verdaderos protagonistas y héroes de la función?

El origen del Spielberg misántropo
La razón de todo esto es que posiblemente y hasta el momento de su estreno, El mundo perdido, junto a Indiana Jones y el templo maldito, sea la película de Spielberg más cínica y violenta. Nada de sense of wonder (exceptuando los escasos minutos con los Stegosaurios, remitiendo a la secuencia de los brontosaurios de la original), mucha ausencia de empatía con sus víctimas humanas y, sobre todo, una mirada muy negra sobre la raza humana. Algo que desarrollaría en la que quizá en su mejor etapa -la que va entre Inteligencia Artificial y Munich- y que aquí se deja ver de manera intermitente y harto irregular.

Los seres humanos de El mundo perdido son atacados y vilipendiados atrozmente por los dinosaurios que pueblan la isla Sorna. Y no solo aquellos que representan el mal y la codicia, sino también otros como Eddie Carr, el amigo y compañero de expedición de Ian Malcolm, o los hasta el momento intocables protagonistas infantiles, como la niña del prólogo. Sin olvidar la muerte del mercenario interpretado por Peter Stormare, cuya tortura a mano de los Compsognathus -que cumplen la función del Dilophosaurus de la entrega original- sorprende por su crudeza gráfica.
Posiblemente el motivo sea que la temática central de la paternidad, intrínseca a toda la obra de Spielberg, aquí es trasladada de humanos a criaturas, en esa pareja de T-Rex que removerán cielo y tierra para recuperar a su cría. Un contraste con la figura paterna infantiloide de Ian Malcolm, heredero del Richard Dreyfuss de Encuentros en la tercera fase y precursor del Tom Cruise de La guerra de los mundos.

Pero todas estas buenas intenciones quedan en agua de borrajas, por un Spielberg que entonó este mismo año el mea culpa, reconociendo que: “hacer secuelas te hace bajar la guardia, confiando en que funcionarán igual de bien que el original, mientras que el enfrentarte a un proyecto novedoso, hace que ese miedo ante lo desconocido, te haga sacar lo mejor de ti mismo”.

Más allá de las disculpas o explicaciones de Spielberg, la realidad fue que El mundo perdido sería su canto del cisne como gestor de eventos veraniegos multitaquilleros. La jugada salió relativamente bien dentro de lo que cabe. Recaudaría casi 700 millones de dólares en todo el mundo (unos 400 millones menos que la cinta original) pero quedaría segunda en el año de su estreno, solo superada por Titanic.

En cambio, su nueva Schindler, Amistad, no solo se estrellaría en la taquilla, sino que sería ninguneada en la temporada de premios y recibiría las que posiblemente hayan sido las peores críticas que ha tenido Spielberg en toda su carrera.

A partir de ahí, Spielberg se liberaría tanto de la necesidad de triunfar en la taquilla como de ser reconocido por sus compañeros de la industria (recibiría un segundo Oscar como director en 1998 por Salvar al soldado Ryan) y enfrentaría el nuevo siglo con una nueva mirada y la frescura que haría que entregara las que quizá sean sus mejores y más arriesgadas obras.

Universal y Amblin Entertainment anunciaron que la película ‘Jurassic World: Dominion’, la cual cambió de fecha de estrenó hasta en dos ocasiones debido a los retrasos en la producción y a la continua incertidumbre en torno a la pandemia, al fin llega a los cines de Estados Unidos la siguiente semana.

‘Jurassic World: Dominion’, la última entrega de la renovada franquicia de dinosaurios, se estrenará en la gran pantalla el 10 de junio de 2022.

La cinta se encuentra entre las numerosas películas cuyo calendario de producción se vio afectado por la pandemia. La franquicia cuenta con un sinfín de vínculos con parques temáticos, asociaciones de merchandising, eventos en vivo y mucho más

¿Cuándo se estrena Jurassic World: Dominion?
La tercera película de esta nueva trilogía de Jurassic llegará a las salas de cine el viernes 10 de junio, con lo que arranca oficialmente la temporada de blockbusters del verano.

¿Cuál es el reparto de Jurassic World: Dominion?
Jurassic World: Dominion reúne al director Colin Trevorrow con las estrellas Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. Laura Dern, Sam Neill y Jeff Goldblum repiten sus papeles como la doctora Ellie Sattler, el doctor Alan Grant y el doctor Ian Malcolm.

La película también cuenta con un reparto internacional que incluye a Mamoudou Athie, Scott Haze, Dichen Lachman, Daniella Pineda, Campbell Scott, Isabella Sermon, Justice Smith, Omar Sy, DeWanda Wise y BD Wong.

¿Qué personajes regresan a Jurassic World?
En la película de 1993, Jurassic Park, John Hammond invitó a tres expertos para juzgar su parque de diversiones con clones de dinosaurio, o al menos criaturas que parecían ser dinosaurios. Los doctores, Ellie Sattler, doctora en paleobotánica; Alan Grant, doctor en palentología, e Ian Malcolm, doctor en matemáticas experto en teoría del caos.

Mientras que Sattler y Grant estaban impactados con las recreaciones de los dinosaurios y la flora cretácica del parque, Malcolm estaba más preocupado por el inevitable punto de quiebre del parque, cuando el experimento se saliera de control. Cosa que, evidentemente, sucedió, ya que «la vida se abre camino». Respectivamente, Laura Dern, Sam Neill y Jeff Goldblum regresan para interpretar a sus personajes, quizás por última vez.

Nuevos talentos se suman a la saga
Se une al equipo de Jurassic por primera vez la guionista Emily Carmichael, que ha elaborado el guión de Jurassic World: Dominion con Trevorrow. Han trabajado a partir de una historia de Derek Connolly y Trevorrow, que juntos coescribieron Jurassic World y Jurassic World: Fallen Kingdom.

Trevorrow dirigió Jurassic World de 2015, que llegó a recaudar 1.670 millones de dólares en todo el mundo y es la sexta película más taquillera de la historia del cine. La franquicia jurásica, que celebró su 25º aniversario en 2018, ha recaudado más de 5.000 millones de dólares en conjunto en la taquilla mundial, sin ajustar a la inflación.

El épico final de la saga Jurassic Park está cerca. Jurassic World: Dominion, la tercera entrega de la trilogía protagonizada por Chris Pratt y Bryce Dallas Howard, llega a los cines dentro de un mes, el 9 de junio, pero ya puedes hacerte con tus entradas.

Dirige Colin Trevorrow, y el filme recupera a los personajes originales de Jurassic Park: Laura Dern como Ellie Sattler, Sam Neill como Alan Grant y Jeff Goldblum como Ian Malcolm.

Las entradas de Jurassic World: Dominion ya están a la venta y puedes adquirirlas a través de la página web del cine al que vayas a acudir. Pero, para que todo te resulte más sencillo, el ‘site’ oficial de la película dispone de una opción que permite comprar las entradas en el cine que tengas más cercano. Más de 300 salas participan en esta acción.

Para conseguir tus entradas a través de la web del filme solo tienes que pinchar en la opción: «compra tus entradas». Una vez dentro, escribe en el buscador la ciudad en la que verás la película y el mapa te señalará los diferentes cines disponibles. Elige día y hora, pincha en la opción que más te convenga, y se te dirigirá a la página del cine para que puedas efectuar la compra.

Esta tercera entrega de la saga Jurassic World -compuesta por Jurassic World (2015), Jurassic World: El reino caído y Jurassic World: Dominion- se ambienta cuatro años después de la destrucción de Isla Nublar. Los dinosaurios ahora andan a sus anchas por las ciudades, conviviendo y cazando humanos. Este frágil equilibrio cambiará el futuro y decidirá si los humanos se quedan en lo alto de la cúspide de los depredadores o son los dinosaurios los que vuelven a reinar.

Las dos entregas ya estrenadas de Jurassic World han sido todo un éxito en taquilla. La primera, con Trevorrow detrás de las cámaras, recaudó más de mil millones de dólares en todo el mundo. La secuela, con Juan Antonio Bayona como director, también superó la barrera de los mil millones de dólares. ¿Repetirá en datos Jurassic World: Dominion?

‘Jurassic World: Dominion’ presenta un nuevo e increíble tráiler que aparca la nostalgia: el final de la saga promete un espectáculo salvaje
La espera desde que se anunció que la tercera entrega que cerrará la trilogía de ‘Jurassic World’ estaba en marcha se está haciendo lo suficientemente larga como para que el tren del hype esté haciendo su trabajo. Durante el último par de años, el goteo de información ha ido llegando con cuentagotas, prometiendo un buen chute de nostalgia de esa que tanto se estila por Hollywood y que no terminaba de convencerme, pero ahora, tras ver el segundo tráiler, no puedo más que esperar con ansia su estreno.

Dinosaurios de destrucción masiva
Una vez exprimido el gancho del regreso de Laura Dern, Jeff Goldblum y Sam Neill, el nuevo avance del largometraje jurásico ha optado por poner toda la carne en el asador y ofrecernos una ristra de fragmentos dominados por la acción a gran escala, la destrucción urbana y los efectos visuales de primera categoría. Sin duda, este par de minutos anticipan una experiencia digna de la más grande de las pantallas.
‘Jurassic World: Dominion’ volverá a poner a Colin Trevorrow, guionista de la trilogía y director de la primera parte, tras las cámaras después de ceder el testigo a J.A. Bayona en ‘El reino caído’. A su servicio interpretativo, además del trío de veteranos mencionado, volverán a estar Chris Pratt y Bryce Dallas Howard repitiendo como Owen y Claire, a quienes acompañarán Daniella Pineda, Campbell Scott, Isabella Sermon, Justice Smith u Omar Sy.

Para poder echar el guante a ‘Jurassic World: Dominion’ aún tendremos que esperar un poquito más; concretamente hasta el 9 de junio de este mismo 2022. Peccata minuta si tenemos en cuenta los retrasos que ha ido sufriendo desde su anuncio original y las promesas de un espectáculo sin parangón que nos hace la producción a cada pequeño anticipo que nos regala.

El nuevo avance de “Jurassic World: Dominion” nos emociona mezclando a las dos generaciones Hector abril 19, 2022 Novedades, Tráilers No hay comentarios

Ya ha empezado la cuenta atrás. El próximo 10 de junio se plantarán las salas de todo el mundo Jurassic World: Dominion. La tercera película de la segunda trilogía de dinosaurios nos tiene realmente emocionados desde el minuto y hora en que conocimos que se mezclarían las dos generaciones: Los protagonistas de Jurassic Park y Jurassic World juntos en la gran pantalla.

A medida que se acerca el momento del estreno, en Universal intensifican una campaña promocional que cada vez nos emociona más. En esta ocasión, lo que hemos podido ver es a Chris Pratt, Laura Dern, Jeff Goldblum, Sam Neill y Bryce Dallas Howard hablando de un proyecto que huele a exitazo. De hecho, la pieza apela a la nostalgia mezclando imágenes del desarrollo de la cinta original de Spielberg de 1993 y unas cuantas nuevas imágenes de Jurassic World: Dominion. Imposible no emocionarse.

Trailer de ‘Jurassic World: Dominion’: vuelven los protagonistas de ‘Jurassic Park’ en un planeta colonizado por los dinosaurios

El nuevo trailer del cierre de la trilogía ‘Jurassic World’ (de la que ya habíamos visto un prólogo) llega desvelando más detalles de su argumento y el tono casi apocalíptico que va a tener esta película de Colin Trevorrow. Y sin duda, la gran sorpresa del mismo es la aparición de los protagonistas de la película original, Sam Neill, Jeff Goldblum y Laura Dern junto a Chris Pratt, Bryce Dallas Howard y DeWanda Wise.

Un nuevo guiño nostálgico para una película que no solo cita el clásico de Steven Spielberg de los noventa, sino que remite a las películas de catástrofes de los setenta y a ciencia-ficción como ‘El planeta de los simios’, con escalofriantes imágenes de los saurios ocupando zonas hasta ahora dominio de los humanos. Se trata de un cierre para la trilogía ‘Jurassic World’ que lleva la franquicia en una dirección bien distinta a las películas originales.

Tremendo desastre jurásico
La película se estrenará el próximo 10 de junio, y parece claro, por lo que apunta el trailer, que perderemos los elementos de terror que JL Bayona inyectó en la segunda entrega de la serie, ‘Jurassic World: El reino caído’. Aquí, los espacios abiertos y las imágenes de impacto apuntan a una aventura más estilo blockbuster tradicional. Esta entrega se desarrolla cuatro años después de la entrega anterior, de ahí el tono post-apocalíptico.

Lo que no está nada claro es qué derroteros tomará la saga después de esta entrega, aunque parece más o menos claro que habrá más películas. Frank Marshall, productor ejecutivo de la franquicia, ya anticipó hace unos meses que aunque ‘Dominion’ cerrara esta trilogía concreta, había planes para seguir explorando los rentables dinosarios con otras historias.

Los fans de la saga de dinosaurios más icónica están de enhorabuena: ‘Jurassic World: Dominion’ completó ya el pasado mes de noviembre su fase de postproducción, lo que significa que pronto llegará a los cines. Concretamente, su estreno está previsto que se estrene el próximo 10 de junio de 2022.

SI bien hace tan solo un mes, Universal empezó ya la promoción de su nueva entrega de Jurassic Park lanzando un prólogo a modo de tráiler; ahora, a través del portal Empire han mostrado una de las nuevas amenazas a las que se tendrá que enfrentar Owen Grady (Chris Pratt).
En la imagen compartida por el medio se puede ver al protagonista huyendo en una moto de una nueva especie de dinosaurio, muy parecido al Velociraptor. Colin Trevorrow, director de la cinta, quiso dar detalles sobre este terrible espécimen.

«Es una secuencia ambientada en Malta. Y la imagen habla por sí sola: es Chris Pratt perseguido por un Atrociraptor. Mientras que el Velociraptor es un poco más un cazador furtivo, los Atrociraptors son un poco más brutales. Estos simplemente vendrán a por ti. Y en este caso particular, han elegido su olor y no se van a detener hasta que muera. Son bastantes brutales», explicó el cineasta.

El próximo año se estrena la sexta película de Jurassic Park y la tercera de la trilogía de Colin Trevorrow ; es decir, Jurassic World: Dominion. En junio se mostró un vistazo de 15 segundos de cómo se van a ver los dinosaurios de la película. Los fans de esta franquicia de ciencia ficción se mueren por ver más video de esta cinta. Sobre todo porque ésta última va a ser la que va a darle clausura a la trama que se comenzó en la primera película de 1993.

Por suerte, en estos días se ha estado llevando a cabo la edición del 2021 de CinemaCon. Ahí se han estado mostrando clips de toda clase de películas de las que no se ha visto mucho hasta el momento. Una de ellas fue Dominion. Se vieren nuevas imágenes de la cinta, así como a los actores y al director hablando sobre lo que podremos ver y sobre lo que implica darle una clausura, por el momento, a esta icónica franquicia.

Se ve un video del ser la película original de Jurassic Park, el director de Jurassic Park, Steven Spielberg, le explica un mosquito a un miembro joven del elenco. El elenco actual recuerda la ‘la energía en el set’, como Laura Dern lo dice. Jeff Goldblum lo recuerda. Chris Pratt recuerda verla. ‘Yo lloré la primera vez que vi dinosaurios’, dice Bryce Dallas Howard. Jurassic World: Dominion es una celebración de la franquicia. Ella concluye la historia que Steven Spielberg comenzó en 1993, dijo el director Colin Trevorrow. ‘Es todo lo que habíamos esperado y más’, dijo Dern. El metraje muestra al cast original, y los llama ‘personajes de legado’, interactuando con los ‘personajes de World’ en muchas instancias. Esta película se hace la pregunta ‘Si los dinosaurios vivieran con nosotros, ¿estaríamos a salvo?, explica Trevorrow. ‘Y la respuesta es no’. Un mosasaurio surge del océano para comerse a un helicóptero entero. Un raptor corre en la azotea de un edificio. Un T-Rex está en una ciudad. Acrobacias. Caídas. Vehículos volteándose. Sam Neill y el elenco entero cara a cara con un T-Rex en el bosque. Hay mucho metraje de Neill, Goldblum, Dern, Pratt, Howard y más todos juntos. Los dinosaurios fueron traídos a la vida de manera brillante, al parecer combinando efectos visuales modernos con oportunidades prácticas para crear a un T-Rex en el set y en la cámara. Fue una colorida e impactante muestra de la cinta.

lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub Cinematte Flix, Lucenpop y Passionatte

Deja un comentario