Hoy veíamos en varias webs de videojuegos como cometaban una noticia o entrevista a Martin Sorsese el cual, mencionaba lo nocivas que han sido y serán las cintas de superhéroes para el presente del cine y sobre todo para el futuro del espectador inteligente. Y cierto que esta noticia ya ha salido varias veces ya que Scorsese es uno de los más acerrimos críticos del abuso de los superéroes en el cine, algo que también se lo hemos oido decir a gente como Christopher Nolan o Quentin Tarantino. Lo triste de todo no es si Quentin, Martin o Christopher tienen razón o no, ya que está claro que sí la tienen, lo triste es ver estás declaraciones analizadas o críticadas por “redactores” de revistas de videojuegos y, apoyados por su legión de fieles incultos.

Qúe el cine está en un bache enorme es algo que no tiene que decir Scorsese en una entrevista para darnos cuenta, es algo que vemos en las cifras de audiencia todas semanas, lo triste por tanto no es el presente el cual ya está aquí, lo triste es ver que no hay futuro por culpa de que el cine ha pasado de manos de críticos y expertos cinematográficos a manos de adolescentes youtubers o redactores no profesionales del séptimo arte quienes con sus comentarios no ayudan a destruir como hemos dicho su presente, eso ya lo hace Disney o Netflix, si no que ayudan a que el espectador de fúturo sea un completo imbécil fílmico.

¿Qué problema tiene crear imbéciles fílmicos? Pues que el cine por mucho que de base parta de un arte, en su funcionamiento real lo hace como una industria económica y eso quiere decir que a mayor número de imbéciles espectadores, mayor número de películas imbéciles.

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte