Un niño que pertenece a una tribu primitiva graba en su memoria los rostros de los guerreros que han exterminado a su familia y a él lo han vendido a unos mercaderes de esclavos. Años después, el joven se ha convertido en un forzudo y valiente guerrero. Conan El bárbaro es uno de los grandes mitos del cine de los 80s y Cinematte Flix te la ofrece gratis en HD.

¿Volverá Conan el bárbaro en 2023? | 16 cosas que debes saber del éxito de Arnold


Una mirada un poco más cercana de uno de los personajes icónicos de actor.

Conan el Bárbaro es una de las mejores películas de fantasía de los años 80, y un clásico de acción protagonizado por un musculado Arnold Schwarzenegger. Ambientada en el desolado paisaje de alta fantasía de la Era Hiboria, Conan el Bárbaro sigue al gran guerrero Conan en su búsqueda de venganza contra el malvado nigromante Thulsa Doom, que destruyó la aldea de Conan y le dejó huérfano. Muchos críticos alabaron el diseño de producción y la acción, pero condenaron el contenido violento y las interpretaciones. Sin embargo, a pesar de las críticas mediocres, la película fue un éxito de taquilla y siguió cosechando éxitos en el mercado del vídeo doméstico. Desde entonces, ha sido revalorizada y sus seguidores la elogian con frecuencia. La película no sólo puso a Schwarzenegger en el candelero, sino que también ayudó a lanzar la gran carrera cinematográfica de Oliver Stone y cimentó el legado de dureza del guionista y director John Milius.

Inspiradora de cómics, merchandising, una secuela y docenas de imitaciones baratas, Conan el Bárbaro es sin duda la película más influyente de la fase de acción fantástica de los años 80. La película clásica también inspiró un remake lamentablemente no tan bueno que incluso la estrella principal Jason Momoa admite que era malo. Alejándonos rápidamente de la deprimente discusión sobre Conan el Destructor y el remake de Momoa, echemos un vistazo más de cerca al gran Conan el Bárbaro. A continuación, 16 datos fascinantes y poco conocidos sobre esta epopeya fantástica de espada y brujería… Sobre todo con la gran pregunta: ¿Volverá Conan en 2023 con Arnold?

La primera frase de Conan se pronuncia a los 24 minutos de película

A pesar de ser el protagonista, Conan no habla mucho a lo largo de la película. De hecho, no tiene nada que decir hasta el minuto 24 de la película, cuando el general mongol le pregunta “¿qué es lo mejor de la vida?”. Conan responde con una frase legendaria: “¡Aplastar a tus enemigos, verlos expulsados ante ti y oír el lamento de sus mujeres!”. Aunque en un principio Schwarzenegger iba a narrar su propia historia -y, por tanto, a tener más líneas-, se tomó la decisión de ceder la narración al actor estadounidense de origen japonés Mako, cuyo discurso era mucho más fácil de entender que el de Schwarzenegger.

Se pensó en Charles Bronson y Sylvester Stallone

Mientras trataban de adquirir los derechos del material original, los productores pensaron largo y tendido a quién dar el papel de Conan. Pensaron en Charles Bronson y Sylvester Stallone, entre otros muchos actores de aspecto duro y robusto, antes de decidirse finalmente por Arnold Schwarzenegger. Los dos productores vieron un pase de Pumping Iron, la película de culturismo de Schwarzenegger, y se dieron cuenta de que el hombre musculoso era la encarnación viva del legendario personaje. Roger Ebert parecía estar de acuerdo con los productores, señalando que “el reparto de la película es ideal”. Arnold Schwarzenegger interpreta inevitablemente a Conan, y Sandahl Bergman a Valeria. Físicamente, parecen concepciones artísticas de sí mismos”.


Schwarzenegger se sometió a 18 meses de entrenamiento

Para prepararse para el papel de Conan, Schwarzenegger se entrenó durante la friolera de 18 meses. Este tiempo se dividió entre entrenamiento físico, ejercicios de interpretación, equitación, manejo de la espada y entrenamiento de combate con el maestro de artes marciales Kiyoshi Yamazaki. También dedicó ese tiempo a dejarse crecer su melena, que, por cierto, es 100% natural. El duro trabajo dio sus frutos, ya que Conan el Bárbaro es considerada una de las mejores películas de Schwarzenegger.

La película se inspiró en muchas fuentes

Obsesionado con la cultura japonesa, el guionista y director Milius impregnó la epopeya fantástica con la esencia de las historias de samuráis y fantasmas japoneses. Una de las películas favoritas de Milius era Kwaidan, un clásico del cine de terror antológico de Masaki Kobayashi, en el que se inspiró para reescribir y diseñar el mundo de Conan. La obra del artista fantástico Frank Frazetta fue otra gran inspiración para Milius, y muchas de las imágenes de la película se basan directamente en las pinturas del artista. El guión se basó en una amalgama de relatos del creador de Conan, Robert E. Howard, pero también se inspiró en historias posteriores a Conan Howard, como La cosa de la cripta, de L. Sprague de Camp y Lin Carter. El diseñador de producción Ron Cobb tuvo su propia plétora de inspiraciones, que incluían Quetzalcóatl y la simbología egipcia, y la arquitectura celta y nórdica.

La película contiene muchas alusiones a Gengis Kan

La primera línea de diálogo de Conan es una versión abreviada de una cita atribuida a menudo a Gengis Kan: “El mayor placer es vencer a tus enemigos y perseguirlos ante ti, despojarlos de sus riquezas y ver a sus seres queridos bañados en lágrimas, montar sus caballos y estrechar contra tu pecho a sus esposas e hijas”. La escena en la que Conan es perseguido por perros rabiosos refuerza aún más la conexión entre Conan y Gengis Kan, ya que Gengis Kan era famoso por su terror a los perros. Otra alusión a Genghis Khan son las frecuentes referencias al acero a lo largo de la película. El nombre de Genghis Khan de niño era Temujin, que significaba “el mejor acero”. Además, Subotai, el amigo de Conan, no está basado en ningún personaje de Robert E. Howard. En cambio, está basado y comparte nombre con una figura histórica, que fue general del Imperio Mongol y amigo de Gengis Kan.

Ridley Scott lo rechazó

Encontrar al director adecuado llevó más tiempo del esperado. Oliver Stone escribió el primer borrador del guión y quería dirigirlo, pero no recibió luz verde. Más tarde se pensó en él como parte de un dúo de codirectores con Joe Alves, el hombre de los efectos especiales, pero no fue así. Impresionados por Alien, Stone y los productores acudieron a Ridley Scott para ofrecerle la silla de director, pero éste la rechazó. No fue hasta que el prolífico productor Dino De Laurentiis se hizo con el guión y se lo ofreció a John Milius, guionista de las películas de Harry el Sucio, que se redactó un borrador final y se consiguió un director.

Se suponía que iba a lanzar una serie de películas

Se planearon al menos cuatro secuelas, aunque sólo una llegó a buen puerto: Conan, el destructor, de 1984. El tono familiar, los personajes mal escritos y la acción mediocre de la secuela polarizaron a los fans de la original, y Schwarzenegger la odió tanto que renunció a hacer secuelas hasta Terminator 2. Red Sonja, una película ambientada en el mismo mundo fantástico que Conan el Bárbaro y protagonizada por Schwarzenegger como un personaje similar pero diferente, siguió a Conan el Destructor en 1985, pero tampoco consiguió lanzar una franquicia. Los fans del personaje aún tienen esperanzas de ver más Conan, ya que hace años que se habla de una secuela protagonizada por Schwarzenegger, y parece que el proyecto sigue adelante.


La película era demasiado violenta

El productor Dino De Laurentiis consideró que el montaje original de Milius era demasiado violento, por lo que se volvieron a rodar muchas escenas, mientras que otras se eliminaron y se dejaron en la sala de montaje. Una de ellas es la muerte de la madre de Conan, que originalmente era el doble de sangrienta que la versión final, que sigue siendo bastante violenta. Aunque parte del material original se ha vuelto a incluir en la película para los lanzamientos en vídeo doméstico, la mayor parte se eliminó y nunca se volverá a ver.

La película enfureció a los defensores de los derechos de los animales y a los ecologistas

La producción suscitó la polémica de los defensores de los derechos de los animales, que se mostraron en desacuerdo con el uso y el tratamiento de animales vivos en la película. La American Humane Association supervisó el trato a los animales en el rodaje y observó muchos casos de mal trato. Al parecer, patearon a un perro, volcaron caballos y la famosa escena en la que Schwarzenegger da un puñetazo en la cara a un camello fue 100% real. Además del trato poco ético a los animales, la producción también levantó ruinas y alteró el paisaje de las salinas de Almerimar, lo que enfureció a los ecologistas y suscitó protestas.

Los perros eran realmente fieros

Según los comentarios de Milius y Schwarzenegger, los perros que persiguen a Conan por el desierto eran bastante fieros. Esto significa que, en esa escena, Schwarzenegger está literalmente corriendo por su vida. En las versiones domésticas de Conan el Bárbaro se pueden ver tomas en las que Schwarzenegger parece aterrorizado y es atacado salvajemente por los sabuesos sedientos de sangre. Las entrevistas de los realizadores también dan a entender que los perros atacaban incluso a su adiestrador, y que eran muy antipáticos entre toma y toma.

El culto de la serpiente se basó en un culto real

Genghis Khan y los mongoles no son las únicas figuras históricas a las que alude Conan el Bárbaro. Según Horror Geek Life, “Oliver Stone basó el culto a la serpiente de Thulsa Doom en Los Flagelantes, un culto religioso de la Europa medieval que se flagelaba habitualmente como penitencia para pedir la misericordia y el perdón de Dios durante la peste bubónica, con la esperanza de que les ahorrara una horrible enfermedad y una muerte segura”. Además, el personaje de Thulsa Doom se inspiró parcialmente en destacados líderes sectarios de la década de 1970, como Charles Manson y Jim Jones. El movimiento popular contra las sectas de los 80 sirvió de base e inspiración a muchas películas de la década, y Conan el Bárbaro no es una excepción.

Conan hizo que Schwarzenegger volviera al culturismo profesional

Schwarzenegger se había retirado oficialmente del culturismo profesional en 1975 tras ganar el concurso Mr. Olympia de ese año. El riguroso entrenamiento para Conan el Bárbaro le hizo recuperar una forma increíble y decidió volver al culturismo profesional. Se presentó al concurso Mr. Olympia de 1980 y ganó, aunque la comunidad culturista se lamentó mucho de si merecía o no la victoria.

La versión cinematográfica de Conan se parece más a otro personaje de Robert E. Howard

Aunque la trama principal de Conan el Bárbaro se basa en muchas de las historias de Conan de Howard, el personaje real de Conan se parece más a otro personaje creado por el autor: Kull el Conquistador. Esto se debe probablemente a que Howard dio más cuerpo a Kull en sus historias que a Conan. Como resultado, gran parte de la historia y la educación de Conan en la versión cinematográfica está tomada de las historias de Kull, como el tiempo que el personaje pasó como esclavo. El villano Thulsa Doom también está basado en un némesis de Kull y no de Conan.

El reparto disfrutó bebiendo sangre

Bueno, más o menos. La sangre falsa que se utilizó en el rodaje era un concentrado de color rojo intenso que debía mezclarse con agua antes de utilizarlo. El frío extremo hizo que la mezcla de sangre y agua se congelara constantemente, así que el equipo improvisó y mezcló el concentrado con vodka. En las escenas en las que los actores eran atacados y escupían sangre, muchos de ellos se tragaban “accidentalmente” la sangre alcohólica en su lugar, y luego pedían más al equipo de efectos.

El guión original estaba ambientado en un futuro postapocalíptico

El primer borrador de Conan el Bárbaro fue escrito por Oliver Stone, que más tarde dirigiría películas clásicas como Platoon, JFK y Asesinos por naturaleza. Antes de hacerse un nombre como director de thrillers políticos y películas bélicas, Stone empezó escribiendo y dirigiendo películas de terror. Sus extrañas y poco fiables obras de terror Seizure y The Hand quizá sirvan de contexto para la alocada dirección que tomó Conan el Bárbaro. Su guión era una ambiciosa y extrañísima adaptación de las historias originales de Conan de Howard, que trasladaba la acción de una tierra de fantasía medieval a un paisaje infernal postapocalíptico. La fascinación de Stone por la genética y la clonación inspiró su retorcida historia de un guerrero legendario que lucha por sobrevivir en una Tierra arrasada por las armas nucleares y poblada de mutantes y monstruos tóxicos. Aunque este guión original generó el interés necesario para producir la película, la mayor parte del mismo fue finalmente desechado en favor de la adaptación más fiel (y mucho más barata de producir) de Milius.

La espada de Conan se exhibió sobre el escritorio del gobernador

Como reflejo de la reverencia que su personaje mostraba por el acero, Schwarzenegger conservó las espadas del set de rodaje y parece apreciarlas mucho. Al parecer, las espadas utilizadas en Conan el Bárbaro costaron 10.000 dólares cada una y pesaban casi cuatro kilos. Schwarzenegger entrenó con ellas dos horas al día durante tres meses para preparar el rodaje, y parece que les cogió mucho cariño. Años más tarde, como gobernador de California, Schwarzenegger luciría con orgullo una de las legendarias espadas usadas en la pantalla sobre su escritorio de gobernador.

Aunque personalmente no comparta la filosofía de la película, que la tiene y mucha, no dejo de asombrarme por la calidad y planteamientos que se abordan en el clásico “Conan, el bárbaro”. Es sin lugar a dudas una película fascinante, de ver y de pensar; de sentir y de escuchar. Un deleite continuo.John Milius, un director moneda; ahora cara, ahora cruz, hizo su mejor película junto con “El viento y el león” con este film de “Espada y Brujería” que sin embargo es mucho más que eso. John Milius que siempre me ha parecido mejor guionista (“Apocalipsis now”) que director, consigue recrear una película donde se suceden una y otra escena a cuál mejor. El guión incluso supera en momentos a los comics del atormentado Robert E. Howard (se levantó la tapa de los sesos con 30 años) autor de Conan, que había sido adaptado en primer lugar por Oliver Stone, con un aire más al “Señor de los anillos” mientras que Milius le metió un toque más darwinista, nietzscheano, wagneriano y apoyado también en Joseph Conrad consiguió quitar fantasía para meter una brutalidad al margen de cualquier moral.Arnold Schwarzenegger nació para este papel, sin lugar a dudas el mejor de su carrera, por encima de cualquier Terminator.


Una extraordinaria Walkiria como Sandahl Bergman, que además de bella, es espectacular su interpretación. Lástima que después practicamente desapareciera con algunas películas muy lamentables. Por supuesto un conjunto de secundarios con un nivel magnífico de gran importancia para la película.La banda sonora de Basil Poledouris entre las diez mejores de todos los tiempos. Por una vez me alegro que no pudiera hacerla Morricone. ¿Alguién sabe una aberración mayor que esta banda sonora no estuviera ni nominada al oscar?Una fotografía espléndida de Duke Callaghan, que había sido el fotógrafo habitual de Sydney Pollack, que consigue sacar decenas de instantáneas de una belleza sin par.¿Por qué una película como esta no tiene más apoyos? Bueno el protagonista cae mal a mucha gente (con razón), las películas que nacieron a raíz de esta son bastante malas como”Kull el conquistador”, “El guerrero rojo”, “El señor de las bestias” o “Conan el destructor” que es una película indigna de esta joya. No entiendo como la pudo dirigir Richard Fleischer que estaba ya para el arrastre. Todo eso hace que el aficionado al cine piense que es un cine menor de subgénero. Nada más lejos de la realidad, la película tiene una profundidad atroz que da miedo y que siguiendo en parte el “Así habló Zaratustra” de Nietzsche nos habla de la muerte de Dios, la voluntad de poder y la necesidad de los “superhombres”. Pero también tenemos a Darwin y su selección natural, la mitología escandinava y germana, y algunas de las escenas a espadas mejor filmadas de la historia. No es perfecta porque tiene algunos añadidos insinceros para hacerla más “comercial”.

  • Título original Conan the Barbarian Año1982 Duración129 min. PaísEstados Unidos Estados Unidos Dirección John Milius Guion John Milius, Oliver Stone (Cómic: Robert E. Howard) Música Basil Poledouris Fotografía Duke Callaghan Reparto Arnold Schwarzenegger, James Earl Jones, Sandahl Bergman, Max von Sydow, Ben Davidson, Sven-Ole Thorsen, Cassandra Gaviola, Gerry Lopez, Mako, Valérie Quennessen, William Smith, Nadiuska, Jorge Sanz, Franco Columbu, Pilar Alcón Productora Edward R. Pressman Production, Dino de Laurentiis Género Aventuras. Acción. Fantástico | Fantasía medieval. Espada y brujería. Cómic

Fisicidad y cine by CINEMATTE

Fisicidad, palabro horrendo, pero siento decir que no pude encontrar un término mejor para definir la sensación fílmica perdida que me gustaría compartir con vosotros en esta pequeña reflexión.
El arte digital o técnica digital o efectos digitales, no importa el término que usemos para describirlo, empezó a acompañarnos de una manera habitual hacia finales de los 90. Cierto es que gracias a ellos, hemos podido disfrutar de sensaciones y emociones que difícilmente hubiésemos podido sentir de no haber existido. Vivir el jurásico como lo hicimos de la mano de Spielberg no hubiese sido posible, ver el barco más famoso de la historia hundirse como hicimos en Titanic tampoco y, por supuesto, llorar de la mano de unos preciosos seres azules llamados Navi tampoco.
Pero…siempre hay un pero; todos estos ejemplos están muy bien, aunque por lástima solo suponen un 5% del montante final del uso de esta moderna técnica, y aquí se encuentra el problema en el 95% restante. El cine siempre ha sido una ilusión, como decía Welles, un simple truco de magia que pasa ante nuestra mirada, y sabemos que es así pero no nos importa, no nos importa porque cuando se apagan la luces y empieza la acción, nos creemos todo lo que pasa. Todos sabemos que Shelley Duvall no está pasando miedo en El resplandor, que quizás el hacha sea de plástico y que detrás de ella hay decenas de técnicos, luces y cables. Pero aun así nosotros sentimos miedo, miedo por su rostro, miedo por esa puerta que se rompe a cada hachazo, miedo por la cercanía de la piel con el frío filo del metal. Así que volviendo al tema, qué decir de la sensación que nos transmitían esos spaghetti western rodados en Almería, el calor se palpaba en cada plano, en cada rostro y en cada gota de sudor, la arena rechinaba en nuestros dientes aun estando en el otro lado de la pantalla y ¿por qué? Pues simplemente porque estaba ahí, la arena que volaba con el viento o el calor que deformaba el fondo de la imagen estaban ahí, eran reales. Las cámaras seguían estando, los focos también y los técnicos ni que decir tiene, pero lo que ocurría en ese micromundo interior de plano también estaba ahí, era físico, era real.
Hay miles de ejemplos donde podríamos comparar la diferencia entre algo físico, palpable y real o algo que no existe que no tiene ninguna, como dice el titulo, fisicidad. Sin ir mas lejos podríamos comparar los aliens reales de Cameron o Scott o ese espanto digital inexistente de Fincher o Jeunet, o ese Yoda acurrucable de la trilogía original a ese ente volátil y vacuo ente de la nueva trilogía.Es cierto que antes de lo digital también existieron los decorados artificiales tanto de estudio como de exteriores, por ejemplo, nunca podrá dar la misma sensación el Egipto construido a base de madera, papel y pintura del Cleopatra (1963) de Mankiewicz que el verídico Egipto de la obra maestra de Jerzy KawalerowickFaraón (1966). Solo en el segundo, uno de verdad llega a sentirse como un esclavo egipcio en el año II antes de Cristo. Pero por lo menos en el primer caso la inmersión de los protagonistas con el decorado sí era real, sus sombras eran sus sombras, sus fuentes de luz eran las mismas y sus proporciones también.Bueno todo esta reflexión viene dada por la sensación ya comentada de irrealidad y alejamiento que me han despertado las primeras imágenes del nuevo Conan. Cierto que esa impresión ya la llevo sufriendo hace años, recordemos esos no barcos de Troya, esos no decorados de 300 o esos no tigres de Gladiator, pero esta vez tenemos un referente al que acudir en nuestra memoria, ese cimerio del año 79 tan gratamente realizado por John Millius. Así que, con el poder de la imagen me gustaría comparar estas dos obras que se llevan la pequeña cantidad de 32 años en el tiempo y qué mejor ejemplo para hablar de fisicidad o simplemente de físico que el majestuoso y voluminoso rey de los cimerios.


CONAN VS CONAN


Os dejamos una serie de comparaciones donde veremos en el fotograma de arriba el Conan clásico y abajo el actual
Naturaleza real en escenario exterior vs Digital con fondo azul

Lugares arquitectónicos reales vs digitales

Animales reales vs digitales cgi

Un pozo real vs uno digital

6 curiosidades de Conan, el bárbaro, la película que catapultó a Arnold Schwarzenegger


Nuevo vídeo de curiosidades de cine, esta vez sobre la adaptación al cine de Conan protagonizada por un musculoso Schwarzenegger.

Hay actores que han nacido para interpretar a ciertos papeles y sin duda, no había (ni habrá) mejor Conan, el bárbaro que Arnold Schwarzenegger, tal como se demostró con el estreno del remake protagonizado por Jason Momoa en el año 2011. Schwarzenegger quiso dar un giro a su carrera, de culturista a estrella del cine de acción y lo consiguió.

Y lo que para muchos habría sido la mayor dificultad de dar vida a Conan, su físico, para Schwarzenegger se convirtió en una nueva forma de “ponerse en forma”. Sin embargo, lo que sí trajo de cabeza al director y al resto del equipo fue el fuerte acento austriaco del recién estrenado actor, que en algunas escenas de la película en versión original todavía se nota.

Una película que no solo catapultó a Schwarzenegger a la fama sino que también puso a Madrid en el punto de mira de las producciones de Hollywood, pues la cinta fue grabada casi en su totalidad en unos decorados construidos exclusivamente para Conan, el bárbaro a las afueras de la ciudad.

A diferencia de otras películas basadas en cómics, el director de Conan, el bárbaro, John Milius no tuvo problema en mostrar la violencia explícita o el sexo que tan característico hacía a los cómics de Robert E. Howard, Roy Thomas y Barry Windsor-Smith, lo que provocó cierto rechazo por parte de los estudios, que finalmente decidieron estrenarla, contra todo pronóstico.


Los primeros pasos de Jorge Sanz en el cine
Además de encontrar a muchos madrileños entre los extras que participaron en la película, en la cinta también se puede disfrutar de la primera actuación internacional de Jorge Sanz, el que durante décadas fue una de las grandes revelaciones del cine español, en Conan, el bárbaro interpreta a la versión de niño del personaje de Arnold Schwarzenegger.

Sin duda, Conan, el bárbaro es una película que guarda muchos secretos detrás de las cámaras y en este nuevo vídeo de Curiosidades de cine, contamos unas cuantas.

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte