Crítica ‘Un lugar muy lejano’ (1993) by Lucen | Película perdida

lucenpop

Hoy hablamos de una película curiosa por la sencilla razón de que siendo moderna, está totalmente desaparecida aún tratandose de una producción Disney y Amblin. Y es que, ‘Un lugar muy lejano’ de 1993 no está disponible en ninguna plataforma de streaming, no está editada en Blu-Ray y ahora mismo se encuentra descatalogada en DVD, por lo que hacerse con esta aventura africana con una joven Reese Witherspoon, es tarea harto difícil.

Y la razón de que no este disponible es sencillamente su escaso éxito en taquilla y en cine doméstico, curioso porque como dijimos tras ella en la producción tenemos a Disney y a la Amblin de Spielberg. Pero, hay que reconocer que la película zozobra en labores de dirección hasta tal punto, que en parte de su metraje la puesta en escena está mucho más cerca de las telemovies, que del cine. Planos medios con pobre iluminación y una producción de diseño pobre rematada con actores televisivos, le dan un aire de telefilme que acaba con todas las aspiraciones de éxito que podría haber tenido. Pero, hay que decir que es en sus escenas en exterior, por suerta la gran mayoría de metraje, donde luce con eficiencia. Todo esto es debido a que en la dirección está un talentoso director de fotografía como es Mikael Salomon, autor de las cinematografías de ‘Un Horizinte muy lejano’, ‘Llamaradas’, ‘Always’, ‘Aracnofobia’ o ‘Abyss’, lo que nos deja dos cosas patentes, una, que en ‘Un lugar muy lejano’ nos encontramos con algunas escenas preciosas donde lo salvaje y el calor se palpa de manera tangible, otra que dirigir la fotografía de un filme, nada tiene que ver con su dirección principal. Salomon como hemos dicho, no consigue plasmar una puesta en escena cinematográfica de calidad, y es más, incluso hace aguas en labores de fotografía, aún teniendo escenas preciosas como los enganches de secuencias a base de puestas de sol mediante zoom, o recuerdos de encuadres clásicos como las míticas puertas en interior del Centauros de John Ford, la gran mayoria del filme carece de uniformidad y textura en su fotografía.

Y es una pena porque la historia de inición del héroe a lo largo de la travesía por un desierto, podía haber dado mucho y más cuando tenemos a una joven y gloriosa Reese Witherspoon que se apodera de la película desde el minuto, demostrando ser una actriz prodigio desde su adolescencia. Por lo demás e sun filme flojo para su época pero que producido hoy por Netflix podría ser sin despeinarse, una de esos telefilmes by Netflix que se aupan a lo más alto de “Lo más Visto” de la plataforma.

Por cierto, mecionar también una preciosa banda sonora a manos nada más y nada menos que de James Horner.