Furiosa y como el CGI destroza el cineFuriosa y como el CGI destroza el cine

Hablar de Mad Max era hablar de polvo, arena, sudor, aceite, gasolina, motores y mucho sol, ahora hablar de Mad Max es hablar de cgi, cgi, cgi y un poco de cgi.

Casi 9 años hemos tenido que esperar para tener la secuela de uno de los mejores blockbuster del siglo XXI. Sin duda ‘Mad Max: Furia en la carretera’ fue una lección de cine de acción de un señor septuagenario a toda esa nueva generación de jóvenes directores que solo saben moverse a base de irreal pantalla verde. Mad Max de 2015 nos traía de nuevo lo físico, lo real, lo coches de metal, la tierra sacada del suelo y no creada con un programa y por supuesto, todo aliñado con un poco de cgi para hacerlo más espectacular pero siempre sabiendo que lo que veíamos en pantalla se había rodado de forma real. Tras 8 años, la cosa no ha hecho más que empeorar y para abaratar costes, todas las producciones acaban siendo rodadas en un estudio con pantalla verde o en un volumen y por eso, ‘Furiosa’ de George Miller era la esperanza de todos los amantes del cine de verdad (en el terreno del blockbuster).

Pero ¿qué ha ocurrido? pues que la sorpresa ha sido mayúscula cuando tras ver el primer teaser tráiler de ‘Furiosa’ nos hemos encontrado con una cinematica cgi que parece sacada de un videojuego.

El tráiler parece una película de Marvel, las IA están superando a las productoras en la construcción de mundos CGI y gráficos, demasiado nítido y falto de textura, el tráiler parece una serie del canal tv broadcast, decepcionante”, es como cuando vi los 48 fps de El Hobbit y los orcos digitales tras El Señor de los anillos, todp con una iluminación forzada en set integrados junto a otros, con la sensación de que se ha aumentado la prominencia del CGI en una secuela de una película muy querida por su uso restringido del CGI.

El CGI de ‘Furia en la carretera’ se usó sobre todo para composición y momentos adicionales de peligro, efectos de la explosión etc… en este caso, muchos vehículos parecen totalmente creados por ordenador, el movimiento y la animación parecen ingrávidos, el fuego y las chispas se notan ireales. Incluso si esto no fuera un problema, los efectos visuales no se ven tan bien como en 2015 y asustan por el parecido a los delirios de creación 3D que acabó con Peter Jackson.

Esto significa que ‘Furiosa’ ya no va a ser esa gran película de acción que todos esperábamos, podrá estar bien pero ya no será lo mismo y esto hace que el debate sobre cgi sí o cgi no sea estéril, la única realidad es que la sensación de que Hollywood ha fagocitado una de sus creaciones más milagrosas está en el ambiente y, como casi todas las películas de los últimos 8 años, ‘Furiosa’ se juzgará según la vara de medir de un prodigio que todavía no ha sido ni vuelto a rozar en las salas de cine, de una manera u otra, es injusto volver a exigir a cualquier película parecerse a esa obra de arte llamada ‘Mad Max: furia en la carretera’ pero si alguien tenía ese reto, era ‘Furiosa’, quien nos ha enfurecido a todos.

Los coches, motos y camiones que vemos en Mad Max: Fury Road no son efectos especiales, se fabricaron y usaron de verdad


Las bestias que surcan el desierto postapocalíptico se fabricaron de verdad en talleres dedicados a la película



Seguro que el reciente estreno del tráiler de Furiosa os ha empujado a ver (o volver a ver) la maravillosa Mad Max: Fury Road. Se trata de una obra de arte con mayúsculas que lo tiene todo y que presta una gran atención a los detalles de su mundo postapocalíptico. Aunque todos sabemos muy bien cuál es su principal atractivo.

Mad Max: Fury Road nos ofrece un tipo de acción única: batallas de motos, coches y camiones apocalípticos, todos a la mayor velocidad que pueden por el desierto y obviamente tanto con armas como con explosiones de por medio. Y precisamente los vehículos son los protagonistas de esta publicación. ¿Sabíais que en su mayoría son construcciones reales y no efectos especiales?

Todos los coches, motos y camiones de Fury Road se construyeron en talleres dedicados a la película y son completamente funcionales, tal y como se explica en el documental de detrás de las cámaras o Behind the Scenes de la película. Se trata de un vídeo de media hora que muestra cada pieza en su tamaño real e incluso las maquetas usadas para varias escenas, como en el caso del Camión de Guerra.

Los responsables de la película y los constructores de estas bestias cuentan cómo fue todo el proceso de creación y se centran en los más destacados como el Gigahorse de Immortal Joe, XB Interceptor de Max, Excavator de los Buitres, Doof Wagon del guitarrista y obviamente el mítico War Ring de Furiosa. Si sois amantes de la automoción y os gusta Mad Max: Fury Road, echadle un ojo. Además, os recordamos que el videojuego de Mad Max (2015) está muy interesante.

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte