De Nómadas a Basic, el camino del "Depredador"

De Nómadas a Basic, el camino del "Depredador"

El genio perdido…..

El “Depredador” John McTiernan inició su carrera en 1986 con una película llamada ‘Nómadas’, en ella se veían las virtudes del director y claro está también las pocas carencias que poseía. En una escena del film, Pierce Brosman, quien repitiría años despuñes con McTiernan en la exitosa ‘El caso de Thomas Crown’, corre huyendo por un estrecho callejón, delante de él y oculta por la silueta del propio actor hay una fuerte fuente de luz que consigue difuminar e iluminar la dicha silueta del actor, la cual convierte por unos instantes a Brosman en un ente fantasmagórico. Esa forma de iluminar y crear una atmósfera especial, acompañaría a McTiernan durante toda su carrera gestando así su perfecta obra visual.

De Nómadas a Basic, el camino del "Depredador"

17 años después, en 2003, McTiernan cerrararía su filmografía con una película llamada ‘Basic’, la cual es el resumen perfecto de su obra.

‘Basic’ es un simple procedural con tintes de ‘Rashomon’, donde se nos confirma la influencia que el director japonés Akira Kurosawa tuvo sobre McTiernan. ‘Basic’ en manos de cualquier director hubiese sido como ya hemos dicho un simple procedural con tintes televisivos en cambio en manos de McTiernan, ‘Basic’ emerge como una obra furiosa donde la cámara y la luz consiguen alcanzar la perfección dentro de los terrenos del cine de acción y es que, el cineasta consigue llevar una historia estática como la de ‘Basic’, a los terrenos del cine de acción puro sin apenas moverse de una habitación. ‘Basic’ no es la mejor película filmada por el autor de ‘Depredador’ o ‘Jungla de Cristal’ pero sin duda es el cierre perfecto para decir al mundo que John es uno de los grandes de su generación y el hombre que mejor ha filmado la acción desde el nacimiento del cine hasta la fecha.

De Nómadas a Basic, el camino del "Depredador"

Entre esos 17 años y las dos películas de las que hemos hablado, hemos visto 8 obras maestras y un solo fracaso. Charles Laughton abandonó el cine con un solo film y una obra maestra y siempre nos preguntamos si fue casualidad lo que aquella obra maestra o simplemente nos perdimos un genio tras las cámaras. Con McTiernan no hay duda alguna, el cine desde 2003 se ha perdido un genio único que va más allá del terreno comercial. La Fuerza de su cine es única, la luz de su cine es única y el movimiento fluido de su cámara es mñas que único, es glorioso.