Crítica by Lucen | EL PODER DEL FUEGO | James Coburn, Eli Wallach, Sophia Loren

lucenpop

James Coburn, Eli Wallach, Sophia Loren, Víctor Mature, OJ. Simpson antes de ir a la cárcel, los creadores de los efectos visuales de Depredador y el director de la saga ‘Yo Soy la Justicia’… ¿Que podemos esperar de ella? ¿Una gran cinta de acción de los 70? ¿Un thriller de espionaje al más puro estilo James Bond? ¿Otro personaje genial de James Coburn? ¿Una Sophia Loren que llene la pantalla? ¿Dinamita y explosiones a cascoporro?..

Pues podemos esperar lo que queramos, pero ya os digo que voy a ventilarme está crítica en dos minutos.

Así este filme sólo vale para dos cosas, dejar claro el gran magnetismo que tenían las estrellas clásicas como James Coburn, Sophia Loren o Eli Wallach y, dejar claro lo buenas que son los primeros clásicos del cine de acción de los 80s.

Y es que está película deja claro la gran diferencia que hubo a finales de los 70s y principios de los 80s entre los directores que venían del cine clásico de estudios, y los veteranos o nuevos directores que filmaban libres del amparo de los estudios y bajo las nuevas productoras. No olvidemos que ‘Acorralado’ y ‘El poder del Fuego’ sólo se llevan 3 años de diferencia.

Por eso es cuando vemos películas de acción como esta de ‘El Poder del Fuego’, cuando de verdad podemos asimilar la gran calidad que atesoran películas como la citada ‘Acorralado’, las primeras obras de Walter Hill o John Carpenter o los trabajos iniciales de gente como John McTiernan o James Cameron entre otros muchos. Compararlas es como comparar una redacción de un niño de infantil, con un joven universitario, siendo el joven universitario el Spielberg de turno y el niño de infantil el Michael Winner de turno.

La película de hoy es un desastre que gracias a su reparto, hace que incluso sea entretenida y consiga engancharte hasta el final, pero que en términos de consistencia de guión y sobre todo en términos de dirección y producción de lo que conocemos como cine de acción, sea una obra totalmente bochornosa vista con los ojos del cine moderno.

Así que podéis ver esta película sin problema pero como decimos para que os deis cuenta de cuán buenas son algunas películas maltratadas por la crítica más elitista. Eso sí ¿Dónde coño están en estos tiempos miradas como las de James Coburn o Sophia Loren?