Erotismo

Florence Pugh al desnudo como Viuda Negra

Black Widow continúa siendo un éxito en cines y streaming. La primera película de la nueva era de Marvel Studios demuestra que la supremacía de la empresa continúa vigente y que son pocos los que pueden hacerle frente. Con Scarlett Johansson a la cabeza, Black Widow se encuentra repleta de actores en verdad talentosos, incluyendo a Florence Pugh, quien interpreta a la hermana menor adoptiva del personaje principal. Durante una nueva entrevista con The Hollywood Reporter, Cate Shortland, directora de la cinta, revela el motivo por el cual eligió a Florence como Yelena.

No es ningún secreto que Pugh ha dejado encantados a los fans con su interpretación como Yelena. El personaje es audaz y letal, pero también divertido; en varios momentos de la película nos reímos con sus intervenciones y gestos juveniles, algunos de ellos hasta infantiles. Está claro que Marvel Studios quiso introducir a una nueva Viuda Negra no solo con estilo, también con una personalidad que hiciera reír al público. Shortland confesó que años atrás había deseado trabajar con Florence y Marvel le concedió el gusto de hacerlo.

Marvel Studios está introduciendo personajes nuevos en la fase 4 del MCU y Yelena Belova es uno de ellos. El estudio quiere reemplazos para los superhéroes que se han marchados y Florence llega para convertirse en la nueva Viuda Negra; Shortland también habla sobre lo fácil que resultó trabajar con la actriz de 25 años, sobre todo por su preparación como bailarina:

Pero lo que no sabíamos en ese momento era que Florence había sido bailarina. Así que hizo que las secuencias de lucha fueran mucho más dinámicas porque ella puede manejar la coreografía. Y cuando estaban peleando en el apartamento, tienes estas cosas realmente atléticas entre ellas dos debido a la experiencia de Florence con la danza.

Su nombre y su rostro están en todas partes, y no es para menos. Florence Pugh lleva una trayectoria imparable en Hollywood y ya cuenta con una nominación al Oscar en su corta carrera. Pero ahora, la gran promesa británica se prepara para el enorme impulso de popularidad que conlleva sumarse al Universo Marvel, donde la veremos más de una vez en los próximos años.

Con la esperada Viuda Negra, el primer estreno cinematográfico de Marvel en más de dos años, Pugh se convierte en heroína de acción acompañando a Scarlett Johansson en su primera (y seguramente única) aventura en solitario. Y ojo, porque aunque Natasha Romanoff es la protagonista, la película tiene una clara robaescenas, y esa es Florence Pugh, un huracán de carisma y talento que simboliza claramente el futuro de Marvel.

Tras encadenar tres trabajos completamente distintos como Peleando en familia (S. Merchant, 2019), Midsommar (A. Aster, 2019) y Mujercitas (G. Gerwig, 2019), en la que nos brindó la versión definitiva de Amy March y logró su primera nominación al Oscar, la última joven promesa surgida de la prodigiosa cantera británica estaba a nada de proclamarse –como sus adoradísimos Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en Titanic– la reina del mundo. Pero justo entonces, llega el iceberg COVID-19 y todo se paraliza… incluso la alegría por el trabajo bien hecho. ¿Cómo procesa uno el éxito individual cuando lo colectivo se enfrenta a una crisis universal? “Lo más ridículo es que eso que dices me sucedió en solo un par de meses”, cuenta Pugh con su inconfundible voz rota.

Florence Pugh, que ya fue candidata a un Oscar, y suena para interpretar a Madonna en su biopic, tiene solamente 25 años. La misma edad que tenía Scarlett Johansson cuando estrenó Iron Man 2, que fue la primera vez que ingresó, como Natasha Romanoff, al Universo Cinematográfico de Marvel.

No tiene por qué replicarse, pero la joven intérprete inglesa está lista para pegar el gran salto a la popularidad que le otorga ser una -nueva- figura de Marvel.

De hecho, ambas compitieron por el Oscar a la mejor actriz secundaria el año pasado, Scarlett por Jojo Rabbitt, y Florence por Mujercitas. Créase o no, para las dos era la primera candidatura al premio de la Academia de Hollywood. Lo ganó Laura Dern, que en Historia de un matrimonio es la abogada del personaje de Scarlett -quien aspiró, también, a la estatuilla como actriz protagónica-.

Aunque cueste creerlo, dado su carácter ya emblemático, solo hace siete años que Florence Pugh estrenó su primera película, aquella especie de (intento de) nuevo ‘Picnic en Hanging Rock’ llamado ‘The falling’, en el que ella y Maisie Williams destacaban como principal gancho. Entre los muchos que allí la descubrieron: el director de teatro y ópera William Oldroyd, quien apostó por Pugh como heroína de su primera película, ‘Lady Macbeth’, pictórica y visceral adaptación de la novela corta de Nikolái Leskov. «Cuando la conocí lo tuve claro», me contaba Oldroyd en 2017 para ‘El Periódico’. «Tenía la edad del personaje y era igual de temperamental. Además, no juzga al personaje. Simplemente, deja que viva. No quería a nadie que juzgara al personaje».

Autor y director de las webs: Videoclub Cinematte Flix, Lucenpop y Passionatte

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: