Videoclub Gratis | SLIPSTREAM (La furia del viento, 1989) | La película de culto y ciencia ficción del equipo de ‘Star Wars’ y ‘Alien’

lucenpop
Videoclub Gratis | SLIPSTREAM (La furia del viento, 1989)
Videoclub Gratis | SLIPSTREAM (La furia del viento, 1989)

Videoclub Gratis | SLIPSTREAM (La furia del viento, 1989)

La película de ciencia ficción del equipo de ‘Star Wars’ y ‘Alien’ que fue un fracaso total y llevó a su director a la bancarrota
Dirigida por Steven Lisberger y protagonizada por Bill Paxton y Mark Hamill, ‘Slipstream’ podría haber sido un éxito, pero fue todo lo contrario.

Entertainment Film Distributors
A finales de los años 80 había dos franquicias que lo acaparaban todo: Star Wars y Alien. El productor Gary Kurtz había trabajado con George Lucas en la primera de ellas, pero después de un pequeño desencanto, tomó su propio rumbo y sacó adelante una película de ciencia ficción protagonizada por Mark Hamill y Bill Paxton, los dos rostros más populares de la época. Tenía buenos ingredientes, pero terminó siendo un desastre que acabó llevando a Kurtz a la bancarrota. Aquí va su triste historia.

Gary Kurtz es un productor con una corta pero intensa carrera en Hollywood. Comenzó de la mano de George Lucas en American Graffiti (1973) y le acompañó en las dos primeras entregas de Star Wars -Una nueva esperanza y El imperio contraataca-, pero este dúo de éxito se rompió después de 1980 por diferencias creativas respecto a la saga galáctica. Tras esto, Kurtz produjo Cristal Oscuro, una joya fantástica de Frank Oz; y Oz, un mundo fantástico, la secuela no oficial de El mago de Oz que, a pesar de tener un mal recibimiento en taquilla, tuvo críticas mixtas y llegó a estar nominada al Oscar a Mejores efectos visuales.

Por eso, cuando se embarcó en el proyecto de La furia del viento, con el director Steven Lisberger, que venía de hacer Tron (1982) -un hito de la ciencia ficción de los 80- y buscaba volver al género; y las estrellas de Star Wars y Alien -Mark Hamill y Bill Paxton, respectivamente- todo parecía indicar que sería un taquillazo, pero se dio un batacazo monumental.

No hay mucha información acerca de los problemas que hicieron que una producción con tanto potencial fuese un proyecto fallido. Al parecer, el productor Gary Kurtz estaba en mitad de un proceso de divorcio durante el rodaje y, cuando perdió el caso, tuvo que hacer frente a una gran suma de dinero. Del mismo modo, perdió sus ganancias de las películas de Star Wars, que se usaban para financiar esta película. Por lo tanto, parece que no tuvieron muchos recursos y, a juzgar por el resultado final, la sacaron adelante como pudieron.

Cuando terminó la grabación, Gary Kurtz estaba en bancarrota y no hizo nada realmente destacable después. Su siguiente proyecto fue El ladrón de Bagdad (1993) -The Thief and the Cobbler en la versión original-, una película de animación cuya producción, llena de retrasos y dificultades merece un tema aparte.
No vio la luz en Estados Unidos y se hizo con 66.000 dólares de taquilla en Australia
Tenía tan mala pinta que la productora no quería que viese la luz. Tuvo un estreno muy limitado en Reino Unido y en Australia, donde solo recaudó 66.000 dólares. En Estados Unidos ni siquiera llegó a ser proyectada y pasó directamente a ser distribuida en VHS. Y con razón. La furia del viento solo podría calificarse de despropósito, con una narración caótica y claros problemas de montaje. No hay ni rastro de la superproducción que debía ser y se acerca más a una película hecha directamente para vídeo.

La premisa, desde luego, daba para más. Ambientada en un futuro cercano, la Tierra se encuentra destruida por la contaminación. Los terremotos e inundaciones que tienen lugar como consecuencia han obligado a la sociedad a buscar refugio en los cañones, donde viven en comunidades. Al mismo tiempo, un fuerte viento conocido como Slipstream azota el planeta y hace que los hombres solo puedan moverse en avión.

Bill Paxton da vida a un cazarrecompensas testarudo, temerario y aventurero -¿no suena a alguien de La guerra de las galaxias?- que secuestra a un fugitivo acusado de asesinato. Mientras reclama la recompensa, son perseguidos por agentes de seguridad y de la huida surgirá una relación muy estrecha.

Hay muchos que piensan que ese mismo guion en otras manos podría haber funcionado muy bien e, incluso, proponen que se vuelva a hacer en la actualidad. El propio Kurtz afirma que el guion original era mucho más violento, pero esas escenas, que habrían hecho que la película fuera más coherente, nunca se filmaron.