Ver y descargar ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ | Torrent, cines y Disney+

lucentumm

En 2015 conocíamos al superhéroe más minúsculo del Universo Cinematográfico Marvel, Ant-Man, o lo que es lo mismo, Scott Lang, un hombre normal rodeado de dioses y monstruos que, gracias a su encanto, carisma y la magia de las partículas Pym, se hizo un hueco entre los Héroes Más Poderosos de la Tierra. Y en el corazón de la audiencia. Siete años después y con una guerra por el universo de por medio, la saga del Hombre Hormiga continúa con ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumanía’. Pero en todo este tiempo, mucho ha cambiado en el UCM y esto se tiene que ver reflejado sí o sí en sus nuevas aventuras.

‘Quantumanía’ es la película número 31 de Marvel Studios y la tercera en la franquicia en solitario del superhéroe interpretado por Paul Rudd. Además, ejerce como pistoletazo de salida a la Fase 5, después de que ‘Black Panther: Wakanda Forever’ y el especial navideño de ‘Guardianes de la Galaxia’ cerraran una cuarta etapa caracterizada por la experimentación y la interconectividad entre series y películas, que dividió fuertemente a la audiencia. Si las anteriores entregas de ‘Ant-Man’ funcionaron como entremés ligero, algo más pequeño para limpiar el paladar entre propuestas más monumentales, esta ‘Quantumanía’ aumenta de tamaño (ejem) y escala para volverse la entrega más épica, ambiciosa y espectacular de la (por ahora) trilogía, una aventura familiar sci-fi que sigue construyendo la trama multiversal que culminará en ‘Avengers: The Kang Dynasty’.

Peyton Reed, el director de las dos primeras entregas, se vuelve a hacer cargo de la tercera, con Jeff Loveness como guionista, un fichaje que, por cierto, vuelve a salir de la cantera de ‘Rick y Morty’, serie que ya ha dado varios guionistas a Marvel. Y es que tiene sentido que, para levantar una historia de dimensiones alternativas y variantes multiversales, recurran a una plantilla de expertos en la materia. En el reparto volvemos a contar también con la familia al completo, liderada por Paul Rudd, con Evangeline Lilly como Hope Van Dyne, Michelle Pfeiffer como Janet Van Dyne, Michael Douglas como Hank Pym y la incorporación de Kathryn Newton encarnando a Cassie Lang (la tercera actriz que hemos visto en el papel, y esperemos, la definitiva).

‘Ant-Man y la Avispa: Quantumanía’ nos zambulle de cabeza en el Mundo Cuántico, el universo subatómico que se nos presentó en la primera entrega y que por fin podemos explorar a fondo. Tras un accidente, Scott y su familia se ven transportados a este mundo extraño, lleno de criaturas y peligros que desafían la imaginación. Allí se verán las caras con Kang el Conquistador (Jonathan Majors), un emperador con planes oscuros que está atrapado en el lugar y necesita la ayuda de los Lang y los Pym para salir de allí. Su enfrentamiento servirá para desvelar secretos del pasado que teníamos pendientes desde la primera película, a la vez que asienta los cimientos de una dinastía que marcará el futuro de la saga.

Viaje al centro del croma
‘Quantumanía’ es totalmente diferente a las dos entregas anteriores de ‘Ant-Man’. Como otras franquicias en solitario de Marvel, la del Hombre Hormiga también ha ido creciendo (al igual que su título se ha ido alargando), dejando atrás los atracos y la aventura urbana para convertirse en una odisea psicodélica de ciencia ficción que transcurre casi íntegramente en un mundo que escapa a los confines de lo posible. Tras un prólogo en el que descubrimos qué ha sido de Scott desde su última batalla con Los Vengadores y un par de escenas que nos devuelven a su familia, la película entra directamente y sin rodeos en materia. No hay tiempo que perder y ‘Quantumanía’ sumerge rápidamente a sus protagonistas en el Mundo Cuántico, donde transcurre el 95% del film.

Un universo construido a partir de referentes como ‘Viaje al centro de la Tierra’, ‘Viaje alucinante’, clásicos camp/pulp como ‘Barbarella’ o ‘Flash Gordon’ y las revistas antiguas de ciencia ficción de los 50, 60 y 70 (como ha confesado Reed en varias ocasiones), amalgama de influencias que da lugar a un mundo de desbordante inventiva en la creación de sus monstruos, su entorno y su arquitectura (las naves-edificio fálicas lo dicen todo). Pero si hay algo a lo que ‘Quantumanía’ recuerda de forma inevitable -además de a la reciente ‘Mundo Extraño’- es ‘Star Wars’, de la que claramente bebe tanto en su apartado estético, su mitología y sus razas (parece que en cualquier momento nos vamos a encontrar con Greedo o un Twi’lek en la cantina local), como de su historia, replicando la idea del imperio, liderado por un villano aterrador, y una resistencia luchando a pie de “calle”. De esta manera, ‘Quantumanía’ es lo más parecido a ‘Star Wars’ que ha hecho Marvel hasta ahora.

Ese es uno de los aspectos más interesantes y satisfactorios de ‘Quantumanía’, el world-building con el que Peyton y Loveness construyen su universo. De hecho, para fraguarlo, la película recurre a la misma técnica digital que ‘The Mandalorian’, The Volume. Sin embargo, el resultado no es tan bueno como en la serie de Disney+. Aquí hay secuencias muy logradas, pero también hay veces en que los cromas son tan flagrantes que es imposible entrar del todo en la propuesta, acercándola por momentos más a ‘Spy Kids’ que a la galaxia de Lucas. Esto invita a hacer una reflexión: el éxito de ‘Top Gun: Maverick’ ha puesto más en valor los efectos prácticos y el realismo en los blockbusters, y aunque para construir el Mundo Cuántico, el CGI era imprescindible, uno no puede evitar pensar que lo que está viendo es más un juego de realidad virtual que una película. Pese a que Marvel se asegura de que el factor humano y la emoción lleven las riendas de su saga, en ‘Quantumania’ se echa de menos lo verdaderamente tangible y es inevitable que la vorágine digital acabe engulléndolo todo. A nosotros incluidos.

El show de Jonathan Majors
Como suele ocurrir en Marvel, es el reparto quien mantiene anclada emocionalmente una historia que corre el riesgo de irse de las manos en más de una ocasión. Esta vez, eso sí, los héroes titulares de la película pasan a segundo plano para ceder el protagonismo a otros personajes en un esfuerzo más coral. Aunque Scott sigue siendo el personaje central, la trama no gira siempre a su alrededor, siendo Janet (Pfeiffer) el punto de foco principal. Su vínculo con Kang y su pasado en el Mundo Cuántico es lo que vertebra un argumento que convierte a estos dos personajes en los elementos más importantes de la película, sobresaliendo ambos en sus interpretaciones. En cuanto a Hope (Lilly), la verdad es que podrían haber quitado a La Avispa del título, porque su participación se ve bastante reducida con respecto a la anterior entrega, manteniéndose más bien al margen hasta que se acuerdan de ella en el acto final. Pero claro, no podían llamarla ‘Janet y Kang: Quantumanía’. Douglas tampoco hace demasiado, aparte de aportar simpatía, y los nativos del Mundo Cuántico interpretados por William Jackson Harper y Katy M. O’Brian (Quaz y Jentorra) son más bien olvidables. Y por último, Bill Murray aparece, hace de Bill Murray en una escena, y se va.

Cuando la película vuelve a Scott, lo hace para hablarnos de su papel dual como superhéroe y padre, cuya motivación principal es educar y proteger a su hija, recuperando el tiempo perdido con ella durante el Blip. Es quizá el aspecto más interesante de su evolución en esta entrega más allá del alivio cómico. Scott Lang es una extensión natural de Paul Rudd, un tipo que no puede caer mal a nadie, pero en ‘Quantumanía’ se convierte en un ser más tridimensional, y es en parte gracias a la tensión intergeneracional que se establece entre él y Cassie, un pulso entre Generación X y Generación Z (él ha perdido el rumbo y ella representa el espíritu activista de la juventud actual) que, sin embargo, se queda en el primer acto, dando paso a un conflicto padre-hija más clásico. En el proceso, la película sirve como historia de origen de Cassie Lang (Estatura en los cómics), interpretada con mucha frescura por Kathryn Newton, que da un paso al frente y se asegura su futuro como heroína en el UCM

Pero en quien profundizamos más es Kang, el villano que ha sido anunciado a bombo y platillo como el Thanos de la Saga del Multiverso. Después de dejar huella en el UCM interpretando El Que Permanece en ‘Loki’, Jonathan Majors se pone en la piel de otra variante de Kang para seguir desarrollando al villano más complejo que nos ha dado Marvel hasta ahora, algo (mucho) más que un simple tirano. Majors es un actor que se entrega al 100% a todo lo que hace, y ‘Quantumanía’ no es excepción. Si en ‘Loki’ vimos una desconcertante variante de Kang en clave de clown, en ‘Quantumanía’, el actor está en una obra de Shakespeare o en un péplum, tomando como referencia a Alejandro Magno, pero también (inconscientemente o no) a Darth Vader. Su presencia se siente incluso cuando no está (mérito de un guion que sabe cómo utilizar al antagonista para crear atmósfera), pero es que cada vez que aparece en pantalla, se la come y no deja ningún resto.

No obstante, Kang y el Multiverso están resultando ser un arma de doble filo para Marvel, puesto que, si bien han vuelto a acertar de lleno con el casting de Majors, y él está poniendo toda la carne en el asador (y lo que queda), Kang sigue siendo un villano difícil de abarcar, una amenaza abstracta que confunde tanto como impone (algo que está en su esencia, sí, pero que llega a ser bastante frustrante). Y aquí es donde ‘Quantumania’ tropieza, especialmente cuando se presenta como un paso adelante en el UCM, como el inicio de algo que se pone, o que se debería poner en marcha. La sensación de preámbulo constante no se desvanece, y cuando la película termina, seguimos en la superficie del Multiverso, un concepto que llevamos manejando dos años y que, por ahora, sigue siendo una promesa de futuro. Incluso adentrándonos en terrenos inexplorados y proponiendo algo distinto con cada título, la fórmula de Marvel se repite y el estancamiento es inevitable. ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumanía’ es una película clave para el futuro de la Saga del Multiverso (no os perdáis sus dos escenas post-créditos, bastante importantes), pero no siempre se siente como tal.

La fórmula pierde efectividad
Eso no quiere decir que ‘Quantumanía’ sea una mala película. Da a los fans lo que cabe esperar del estudio, y eso conlleva una garantía que se han ganado a pulso. Pero esa fórmula que tan bien ha funcionado hasta hace poco empieza a debilitarse, como evidencia un clímax que ya hemos visto antes y un guion que no ayuda a quitarnos la sensación de falta de rumbo.

Eso sí, aunque pueda resultar demasiado caótica y sobrecargada, en la película no faltan grandes momentos que lo compensan, tanto a nivel épico y de acción, como entre los personajes, una familia que funciona como pegamento en un mundo que escapa a la lógica. Y también humor, porque no sería ‘Ant-Man’ (y Marvel) sin la comedia. Al igual que en ‘Thor: Love and Thunder’, pero sin ir tan lejos (tranquilos), ‘Quantumanía’ es un derroche de ideas locas sin cortapisa que reconducen a ‘Ant-Man’ hacia lo extraño y lo marciano -algo que se ve reflejado en la inclusión de MODOK (icónico y estrafalario villano de los cómics que aquí aporta el toque más absurdo, pero no termina de funcionar en acción real), las criaturas nativas o el personaje de Bill Murray, que más bien parecen pertenecer a las franquicias de ‘Guardianes de la Galaxia’ o la ‘Thor’ de Taika Waititi. No es tan graciosa e inspirada como la primera ‘Ant-Man’, pero tiene sus momentos.

En resumen, . Hay bastante que disfrutar en ella (su estupenda dinámica familiar, sus escenas de acción, su creatividad visual, su world-building épico, su magnífico villano) y no está mal como entrega individual, pero como inicio de Fase y en el esquema general del UCM, esta no es la película que va a convertir a los detractores de Marvel o la que va quitar la sensación generalizada de saturación y agotamiento que arrastra desde hace un tiempo. El nivel es alto y la exigencia cada vez mayor. Quiero creer que el futuro de la Saga del Multiverso nos depara cosas muy grandes, pero el viaje está empezando a hacerse demasiado cuesta arriba.

Nota: 6

Lo mejor: Su inventiva visual, Jonathan Majors y Michelle Pfeiffer (los verdaderos protagonistas de la película) y la relación paternofilial de Scott y Cassie.

Lo peor: Que inevitablemente pierda la esencia más modesta de ‘Ant-Man’ para entregarse a la vorágine multiversal. La sensación de agotamiento que produce.

Ver y descargar ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ | Torrent, cines y Disney+

Ant-Man y la Avispa: Quantumanía / Ant-Man and the Wasp: Quantumania

Scott Lang y Hope Van Dyne regresan para continuar sus aventuras como Ant-Man y la Avispa en esta película que da oficialmente inicio a la fase 5 del Universo Cinematográfico de Marvel. Junto a los padres de Hope, Hank Pym y Janet Van Dyne, la familia se encuentra explorando el Reino Cuántico, mientras interactúan con extrañas nuevas criaturas y se embarcan en una aventura que los llevará más allá de los límites de lo que pensaban que era posible.

Año: 2023
País: USA
Dirección: Peyton Reed
Guion: Jeff Loveness
Reparto: Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michael Douglas, Michelle Pfeiffer, Kathryn Newton, Jonathan Majors, Michael Peña, David Dastmalchian, Judy Greer, Bobby Cannavale, Bill Murray, William Jackson Harper
Duración: 125 minutos
Distribución: Buena Vista International Spain

‘Ant-man y la Avispa: Quantumania’ me ha hecho recobrar la fe en Marvel: es una película que explota el sentido de la diversión y endereza el rumbo en la Fase 5
‘Ant-man y la Avispa: Quantumania’ me ha hecho recobrar la fe en Marvel: es una película que explota el sentido de la diversión y endereza el rumbo en la Fase 5
No os voy a engañar: salvo algunos momentos sueltos dispersados a lo largo de siete películas, nueve series y dos especiales, la fase 4 supuso un desierto particular en mi relación con Marvel. Me fascinaron los brillantes primeros tramos de ‘Bruja Escarlata y Visión’, ‘Ojo de Halcón’ o ‘Shang-Chi’, pero más allá de esos oasis nada terminaba de encajar del todo, incluso en cintas que de primeras me entusiasmaron (podéis leer mi muy entusiasta crítica de ‘Thor: Love and Thunder’ cuya opinión se fue apagando poco después de escribirla) y el tiempo ha puesto en su lugar. Marvel se sentía sin nada que contar, como si después de ‘Vengadores: Endgame’ el chicle, antaño repleto de sabores, se hubiera quedado gomoso y sin sabor. Por suerte, la Fase 5 parece que viene dispuesta a enmendar sus errores… antes de que sea demasiado tarde.

Algo pequeñito
Hasta ahora, las películas de ‘Ant-man’ iban acordes con su personalidad y su tamaño: unas obras pequeñas dentro del organigrama marvelita que nadie se tomaba en serio. Al fin y al cabo, no dejaba de ser la saga de un tío que habla con las hormigas. Personalmente, disfruté ambas como un caramelito, un paréntesis dentro de la ultraépica continua. Y por eso los tráilers de ‘Ant-man y la Avispa: Quantumania’ me daban tanto terror: parecía como si las particulas Pym hubieran hecho crecer artificialmente al personaje en intenciones y tamaño, dándole más de lo que podía abarcar. Por suerte, estaba más que equivocado.

A medio camino entre la space opera y el cómic moderno de superhéroes, ‘Quantumania’ pone todo su esfuerzo en ser abrumadoramente entretenida, pero sin dejar en ningún momento de mirar al largo plazo y pavimentar el camino hacia el futuro de la Fase 5. Esto lleva a que, en algunos momentos, Kang tenga que pararse a explicar la trama, pero es un mal necesario que nunca rompe el ritmo y que le hace mucho más interesante que tu villano Marvel estándar. Si en las próximas películas no tuercen el rumbo o abusan de él, veo posible llegar a las entregas de ‘Vengadores’ con más ilusión que mercadotecnia.

Quantumania
Kevin Feige es consciente de que una de las cosas que más se le ha echado en cara a la Marvel de los últimos años ha sido que, después de Thanos, solo pasaban cosas, sin una meta a la que llegar o un gran objetivo que lo englobase todo. Con la llegada de los multiversos y Kang todo vuelve a cobrar un sentido: vuelve a ser una serie en la que perderse un capítulo puede ser vital para la trama, y no el procedimental al que nos han acostumbrado. El inicio de la Fase 5 tiene olor y sabor a Fase 3, y eso es muy, muy bueno.

Quantumanía, cada dos por tres
Una de las mayores sorpresas que guarda en su interior ‘Quantumania’ es su uso absolutamente desbordante de la imaginación y del color, más deudora de ‘Flash Gordon’ que de los propios cómics Marvel en los que se basa. Criaturas originales van pasando por la pantalla con diseños carismáticos y apabullantes, personalidad propia y ciertos chascarrillos que harán a algunos torcer el gesto, como olvidándose de que están viendo una película del Hombre Hormiga.

Quantumania2
Los tráilers prometían una película épica y regia, rompiendo por completo con la saga a la que pertenece, pero era imposible que una aventura de Scott Lang no tuviera su base en el sentido del humor, más como una presencia que sobrevuela toda la cinta e impide que nada se tome muy en serio que como gags específicos. De hecho, han alcanzado un punto de encuentro entre los que le dieron un sonado varapalo a los chistes de ‘Thor: Love and Thunder’ y los que exigen que se diferencie de DC en su tono liviano. No hay tantos chistes como en otras películas, pero los que hay, funcionan y no se hacen cargantes en absoluto.

En su intento por ser diferente a todo lo que esperamos, es cierto que ‘Quantumania’ comete un error grave: traer a la vida a MODOK, un personaje que funciona bien en cómics y animación, pero que llevado a la acción real es, al menos cuando se quita la máscara, demasiado grotesco, formando parte inmediata del valle inquietante. Su utilización como secundario cómico no funciona en ningún momento y su arco resulta poco convincente, con un final imposible. La película ya tiene suficientes puntos diferenciales con otras cintas de superhéroes y su supervillano es muy carismático: la presencia de MODOK es molesta y da la sensación de trabajo no conseguido. De hecho, se puede calificar sin problema como “desastre”. Por suerte, la película tiene claro lo que es y lo que quiere ser, y sabe sortear este bache con cierto estilo.

Hay quien metería en la categoría de desastre a los efectos visuales, que en los tráilers recordaban a ‘Spy Kids’, pero, salvo algunos planos concretos, no parece que haya una pantalla verde tras los personajes. Cierto es que, al transcurrir toda ella en un paraje creado por CGI, nada va a resultar plenamente normal, pero han solucionado la papeleta de forma bastante solvente. Puede que no sea Pandora, pero tampoco es un set de rodaje. No todo el tiempo, al menos.

Los gastos hormiga
Ante todo, ‘Quantumania’ vive por y para la aventura, algo que se había perdido en anteriores cintas del Universo Marvel. Va al grano (en el minuto diez ya están metidos de pleno en la trama principal), no teme crear grandes set pieces por ridículas que estas parezcan sobre el papel y nunca deja a sus personajes quietos: siempre están pasando cosas, descubriendo partes del pasado, luchando contra extraños enemigos o escapando. Es más: en el primer momento que se quedan quietos, aparece Bill Murray para alegrar el cotarro. No se puede tener más sentido de la diversión.

Nadie va a ver la trigesimoprimera película de Marvel esperando arte y ensayo, pero es de agradecer que, además de poner rumbo fijo y ser brutalmente entretenida, se preocupe en hacer crecer a los personajes, especialmente Hope, cuyo pasado en el Reino Cuántico podemos explorar por fin, y Cassie, que finalmente se convierte en una superheroína por derecho propio. Incluso los deus ex machina (que haberlos, haylos) se van plantando a lo largo del metraje para que todo tenga unión y no se sienta deshilvanado.

Ya tendremos tiempo de debatir sobre el final, las oportunidades perdidas de Marvel, y las dos postcréditos que, al menos, muestran una labor de redención y escucha al fandom. Aunque en su última recta peca de ser mucho más convencional de lo que presume en los otros dos actos, ‘Quantumania’ es colorida, original, diferente y enmienda los errores que ha cometido Marvel durante estos tres años de experimentación. Ahora solo falta comprobar si el tan ansiado público sigue esperando o ya se ha dado por vencido.

Ant-Man y la Avispa Quantumanía: Estreno en español en cines, en febrero, de la película que da oficialmente inicio a la fase 5 del Universo Cinematográfico de Marvel: ¡NUEVO TRAILER DOBLADO!

¡ÚLTIMA HORA!

¡Con Paul Rudd, Evangeline Lilly (Lost / Perdidos), Michael Douglas y Michelle Pfeiffer!

Ya están disponibles las nuevas imágenes de Ant-Man y la Avispa: Quantumanía, que se presentaron anoche en el campeonato nacional de fútbol americano universitario en Estados Unidos. La nueva película de Marvel Studios, protagonizada por Paul Rudd y Evangeline Lilly, se estrena el 17 de febrero solo en cines.

En la película, que da oficialmente inicio a la fase 5 del Universo Cinematográfico de Marvel, la pareja de superhéroes Scott Lang (Paul Rudd) y Hope Van Dyne (Evangeline Lilly) regresan para continuar sus aventuras como Ant-Man y la Avispa.

Junto a los padres de Hope, Hank Pym (Michael Douglas) y Janet Van Dyne (Michelle Pfeiffer), la familia se encuentra explorando el Reino Cuántico, mientras interactúan con extrañas nuevas criaturas y se embarcan en una aventura que los llevará más allá de los límites de lo que pensaban que era posible.

Jonathan Majors se une a la aventura como Kang. El director Peyton Reed regresa para dirigir la película, y Kevin Feige y Stephen Broussard la producen.

Ant-Man y la Avispa: Quantumanía: ¡Estreno el 17 de febrero de 2023 en cines!

Ver y descargar 'Ant-Man y la Avispa: Quantumania' | Torrent, cines y Disney+
Ver y descargar ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ | Torrent, cines y Disney+

Primer tráiler de Ant-Man y la Avispa: Quantumanía de Marvel Studios

Ya está disponible el primer tráiler de Ant-Man y la Avispa: Quantumanía de Marvel Studios, una épica película de aventuras y ciencia ficción que llegará a los cines el próximo 17 de febrero. También están disponibles el póster e imágenes de la película.

En la película, que da oficialmente inicio a la fase 5 del Universo Cinematográfico de Marvel, la pareja de superhéroes Scott Lang (Paul Rudd) y Hope Van Dyne (Evangeline Lilly) regresan para continuar sus aventuras como Ant-Man y la Avispa. Junto a los padres de Hope, Hank Pym (Michael Douglas) y Janet Van Dyne (Michelle Pfeiffer), la familia se encuentra explorando el Reino Cuántico, mientras interactúan con extrañas nuevas criaturas y se embarcan en una aventura que los llevará más allá de los límites de lo que pensaban que era posible. Jonathan Majors se une a la aventura como Kang. El director Peyton Reed regresa para dirigir la película, y Kevin Feige y Stephen Broussard la producen.

Ver y descargar ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ | Torrent, cines y Disney+

Ant-Man 3: Su guionista habla del uso de la tecnología de El Volumen
Logo Ant-Man y la Avispa: Quantumania
El guionista de Ant-Man and the Wasp: Quantumania, Jeff Loveness, habló recientemente en un podcast sobre el proceso de rodaje de la tercera parte de la franquicia del Hombre Hormiga para Marvel Studios.

Loveness compartió cómo pasó tres meses con el equipo durante la preproducción obteniendo toda la información imprescindible para las necesidades de los actores, el vestuario y el guión. Incluso habló de cómo llegó a usar exploradores de escenarios en 3D (realidad virtual) para poder tener una idea del entorno en la pantalla.

Estuve allí como tres meses durante la preproducción, así que es cualquier cosa, desde gente de vestuario, guiones de última hora, conoces a los actores, obtienes sus puntos de vista sobre las cosas, obtienes cosas prácticas. Tienes unas gafas muy grandes para hacer exploraciones de escenarios en 3D VR.

El guionista explicó cómo usa la película la famosa tecnología de El Volumen, que fue creada inicialmente para The Mandalorian y que en los últimos años está siendo utilizada por grandes súper producciones de Hollywood. Esto ayuda al equipo a implementar los fondos y la configuración directamente en una pantalla gigante para los actores en tiempo real y luego ajustar las cosas digitalmente más adelante en la posproducción.

No sé si ves The Mandalorian o alguna de esas cosas. Existe esta nueva tecnología llamada El Volumen, que es básicamente una pantalla verde viviente. De hecho, puedes poner los fondos y los efectos visuales geniales que quieras en tiempo real. Mucho mejor para los actores, y luego harán cosas digitales más tarde para que se vea mejor. Es genial, me recuerda a una vieja pintura mate de David Lean o algo en el fondo, o Mago de Oz.

Específicamente, se refirió a una escena con la Avispa (Wasp) de Evangeline Lilly, que vuela en un bosque con el equipo de rodaje siguiendo cada uno de sus movimientos. El Volumen ayuda a que ese tipo de acción parezca una toma perfecta de la película, incluso sin un escenario del mundo real.

Tuve una de esas cosas en las que me sentí como un francés viendo esa película de trenes. Había una secuencia de persecución complicada en la que la Avispa, muy pequeña, vuela y atraviesa el bosque y la cámara se mueve con ella y sigue en la pantalla, por lo que parece una toma legítima de la película, y es muy discordante tener esta pantalla gigante moviéndose como una cámara.

El actor Bill Murray ha revelado que su papel para ‘Ant-Man y la Avispa: Quantumania’ es diferente a los habituales héroes y personajes bondadosos que ha hecho en el pasado. En declaraciones al exjugador de los New York Giants Eli Manning en su programa ‘The Eli Manning Show’, el actor confirmó que su nuevo papel en una película de Marvel será nada menos que uno de los villanos, pero no dio detalles de cuál será exactamente.

El atleta preguntó a Murray sobre su papel en su programa, mientras almorzaban. “¿No estás en una película de superhéroes que va a salir pronto? ¿Ant-Man?” y Murray no solo confirmó su participación en la película, sino que cuando se le preguntó cuál es su poder, Murray respondió: “Mi poder es, soy un tipo malo”. Se informó por primera vez que Murray se uniría a la próxima entrega de MCU en octubre de 2021, y el actor confirmó más tarde su participación unas semanas después, cuando hablaba con el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.
Todas las películas del Universo Marvel ordenadas de peor a mejor
Un nuevo rumor recogido por cbr a finales de diciembre insinuaba que Murray interpretaría a Krylar, un personaje oscuro relacionado con los cómics de Hulk. Sin embargo, la única aparición de Krylar fue para ayudar a Hulk, desacreditando esa idea, a menos que la película realmente cambie a Krylar. El villano principal de ‘Quantumania’ será Kang el conquistador, interpretado por Jonathan Majors, que le interpretó como una variante en el final de ‘Loki’ en Disney +. Se filtró una imagen con su posible aspecto hace unas semanas.

 
Que Marvel está haciendo un trabajo fabuloso con sus franquicias no lo podemos negar, sin duda alguna la gran M ha sabido mimar a cada uno de sus personajes hasta el colofón máxima que fue Los Vengadores, lástima que en un pasado Marvel vendiese algunas de sus sagas como Spider-Man, Daredevil o Los 4 Fantásticos, las cuales bajo poder de Fox en vez de Marvel-Disney, han sido lo peorcito de Marvel hasta la fecha aunque por fortuna, esto ya se está remediando con las nuevas adaptaciones.
Por suerte todas las demás sagas importantes pertenecen totalmente a Marvel y son ellos quienes se ocupan de sus adaptaciones a pantalla grande. Desde hace años films como (Spider-man, Thor, Capitán América, Iron Man, X-Men, Iron Man y por supuesto Los Vengadores ahora) han creado lo que podemos denominar la época dorada de este género, es decir, desde la llegada en el 2000 de la película X-Men de Bryan Singer hasta nuestros días, los films de superhéroes son los reyes de la taquilla y los favoritos de las nuevas generaciones.

Lo curioso o más bien lo difícil del fenómeno Marvel en el cine es que, la mayoría son películas de calidad, incluidas algunas pertenecientes a Fox. Directores de prestigio como Bryan Singer, Ang Lee, Kenneth Branagh, Matthew Vaughn o Joss Whedon, han sido los responsables de cuidar la gallina de los huevos de oro, consiguiendo adaptaciones de una calidad fílmica excepcional en la mayoría de los casos.

Ahora nosotros hemos querido recopilar todas las sagas cinematográficas hasta ahora, las cuales han sido: X-Men, Spider-Man, Daredevil, Hulk, Los 4 Fantásticos, Iron Man, Wolverine, Thor, Capitán América, Los Vengadores, Guardianes de la Galaxia o Ant Man. Además de continuaciones de las anteriores.

Pero antes de nada nos gustaría dejar una pequeña lista con nuestro Top 5 de mejores películas Marvel  y a continuación la recopilación de películas recomendadas. Las 5 películas elegidas como las mejores son:


MEJORES PELÍCULAS MARVEL
  • Nº1 LOS VENGADORES ERA DE ULTRON
  • Nº2 LOS VENGADORES
  • Nº3 X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN
  • Nº4 CAPITÁN AMÉRICA SOLDADO DE INVIERNO
  • Nº5 IRON MAN 

Estas cinco películas son a nuestro parecer las mejores películas sobre el universo Marvel filmadas hasta la fecha. Ahora os dejamos con un recopilatorio de todo el universo marveliano visto en el cine.

 PELÍCULAS RECOMENDADAS MARVEL