En este momento estás viendo Fotos del desnudo de Meryl Streep en ‘NO MIRES ARRIBA’ de Netflix

Fotos del desnudo de Meryl Streep en ‘NO MIRES ARRIBA’ de Netflix

Fotos del desnudo de Meryl Streep en ‘NO MIRES ARRIBA’ de Netflix

No mires arriba ya se ha estrenado en algunos cines limitados, de cara a unas posibles nominaciones en los Oscar 2022. No obstante, el grueso de su público se encuentra en Netflix, la plataforma que ha producido esta lluvia de estrellas dirigida por Adam McKay. Desde luego, la apuesta se vende sola: Jennifer Lawrence, Leonardo DiCaprio, Timothée Chalamet, Jonah Hill, Cate Blanchet o la cantante Ariana Grande son algunas de las figuras que participan en esta sátira sobre el fin del mundo. Con estos nombres, podríamos pensar que el apartado de la actuación no ha supuesto ningún problema, pero recientemente otra gran actriz, ha confesado haberse olvidado sobre cómo actuar, cuando comenzó la producción del film. Esta no es otra que la oscarizada Meryl Streep.

En un momento de la película, la presidenta Orlean, interpretada con mucha parodia por Meryl Streep, le pregunta a Peter Isherwell (Mark Rylance) cómo va a morir, pues este millonario puede predecir el futuro gracias al Big Data. La respuesta de este hace a los espectadores preguntarse qué es un brontoroc, ya que le dice que va a ser devorada por esto.


Ya en la escena postcréditos, al aterrizar la nave de dos mil personas que había abandonado la Tierra en busca de un planeta que colonizar 22.740 años después de la destrucción de nuestro mundo, los elegidos, entre los que se encuentran Orlean o Isherwell, descubren que existe una suerte de ave carnívora que ataca sin miramientos al personaje de Meryl Streep. La presidenta Orlean muere a manos de un brontoroc y parece que el resto de la humanidad va a correr la misma suerte.

Para Leonardo DiCaprio, Meryl Streep es la reina del cine y, ¿quién quiere ver a alguien de su talla completamente desnuda? No mires arriba, la película de Adam McKay recientemente estrenada en Netflix, incluye el desnudo del personaje de Streep, la presidenta Orlean, y, aunque recurrieron a una doble de cuerpo, DiCaprio no estaba dispuesto a mancillar la imagen de la actriz. Para él es alguien sagrado. Y punto.

En una entrevista con The Guardian, el director ha hablado sobre esta curiosa discrepancia que apareció en torno a la cinta.

Ella no tiene miedo. Sí, es un doble de cuerpo, pero, ¿sabes cuál era el problema con eso? Leo. Él la ve como la realeza del cine, aunque tal vez la realeza no sea un cumplido… Como una figura especial dentro de la historia del cine. No le gustaba verla con el tatuaje en la espalda, caminando desnuda. Me dijo algo como: ‘¿Realmente necesitas mostrar eso?’. Y yo le dije: ‘Es la presidente Orlean, no es Meryl Streep’. Ella ni siquiera pestañeó. Ni lo mencionó
¡Cuidado, a partir de aquí vienen SPOILERS! No sigas leyendo si no has visto No mires arriba. La escena en cuestión sucede en una de las escenas poscréditos de la película. Antes de que el cometa impacte contra la tierra, matando a todo el que se encuentre en ella, un grupo de millonarios escapa en una nave buscando un planeta nuevo que habitar. Recién salidos de sus cámaras de criogenización, todos los viajeros aparecen completamente desnudos, incluida la expresidenta de Estados Unidos, Janie Orlean.

Las escenas poscréditos de ‘No mires arriba’, explicadas (sí, son dos)
Cuando ésta se acerca a mirar una de las extrañas criaturas que viven en su nuevo hogar, se aprecia la parte de atrás de la mujer y, en concreto, se ve un tatuaje en la parte baja de la espalda. Como confirma McKay, no vemos el verdadero cuerpo de la actriz, sino el de una doble de cuerpo. Aún así, entendemos las palabras de DiCaprio. La magia del cine hace que estemos viendo el culo de la mismísima Meryl Streep.
No mires arriba es mucho más que el desnudo de la realeza del cine. Es una película acerca de un apocalipsis que asusta por lo cercano que parece. El descubrimiento de un cometa que va a estrellarse contra la Tierra a toda velocidad es la excusa del cineasta para presentar todos los problemas que tenemos como sociedad. Esa ambición desmedida, el egocentrismo, la búsqueda única del beneficio propio, la (i)responsabilidad de las compañías tecnológicas…

La película ha generado reacciones de todo tipo. Mientras la crítica la ha valorado negativamente, el público la está apoyando y ya se ha convertido en uno de los últimos fenómenos de Netflix del 2021. Puedes ver esa y otras películas de ciencia ficción en la plataforma de ‘streaming’.

En su último trabajo, ‘No mires arriba’ (‘Don’t Look Up’ en inglés), Meryl Streep ha tenido la oportunidad de dar vida a una presidenta de los Estados Unidos y protagonizar además un momento que rara vez se ve en pantalla cuando se trata de un personaje de cierta edad: un desnudo integral. Peeeero la realidad es que este desnudo es mentira y así ha sido ‘gracias’ a la magia del cine y a que Leonardo DiCaprio (47) se posicionó en contra.

La actriz estaba más que dispuesta a quitarse la ropa ante las cámaras a sus 72 años, pero finalmente acabó usándose una doble de cuerpo para rodar esa escena. ¿El motivo? Su compañero de reparto, Leonardo DiCaprio no quiso ni oír hablar de la posibilidad de que ella se desnudara realmente en la producción de Netflix.

«Es que para él es como la realeza del mundo del cine. Aunque puede que definirla como realeza no sea exactamente un cumplido… Pero sí que la considera una figura muy importante en la historia del séptimo arte», ha explicado ahora el director de la peli, Adam McKay, para tratar de justificar la reacción del actor durante una entrevista con el periódico The Guardian.

En concreto, parece que DiCaprio se sentía especialmente incómodo ante la idea de convertir a Meryl en alguien que no mereciera el más absoluto de los respetos, aunque fuera por exigencias del guion, pero a ella en cambio no le importaba lo más mínimo dejar de lado la elegancia que proyecta en la vida real.

Ojo, se vienen spoilers y tatuajes
Si no has visto la película, no sigas leyendo, porque el desnudo en realidad no te causará gran sorpresa pero lo que te vamos a contar a continuación sí. Y es que el personaje de Meryl, además de otras cosas, acaba dando la campanada final al llevar un tatuaje casi encima de su culo. Y Leo, que es muy moderno para sus cosas (especialmente, porque aún se siente jovencísimo), para lo que viene siendo una actriz de renombre no lo es tanto.

«No quería verla con un tatuaje en la parte baja de la espalda, caminando desnuda, aunque fuera solo por un instante. Me pregunto algo así como si realmente teníamos que mostrarla de esa guisa. Yo le dije que no era realmente Meryl Streep, que era la Presidenta Orleans. Pero ella ni pestañeó, ni siquiera lo mencionó», ha añadido el director de la película.

lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub Cinematte Flix, Lucenpop y Passionatte

Deja una respuesta