Reseña crítica by Lucen | Navy Seals, comando especialReseña crítica by Lucen | Navy Seals, comando especial

En pleno boom del cine de acción, Lewis Teague decidió coger o más bien, alguien decidió coger a Lewis Teague para destrozar un proyecto que pintaba de maravilla. El poco aprovechado y siempre magnífico Michael Biehn ejercía de cabeza de cartel, bueno casi de cabeza de cartel, por qué también alguien decidió que la película necesitaba a Charlie Sheen pero aún así la premisa como hemos dicho pintaba de maravilla. De hecho las primeras noticias allá por 1989 hablaban de una cinta de acción bélica de gran presupuesto en el que los héroe de ‘Aliens, el Regreso’ y también ‘Terminator’, es decir, Michael Biehn y Bill Paxton se veían las caras con terroristas islamistas los cuales habían robado un arsenal de misiles nucleares.

Veíamos que en el reparto también figuraban rostros de acción como Rick Rossovich o el de la bella Joanne Whalley quien la habíamos disfrutado de heroína en ‘Willow’. Todo pintaba de maravilla, incluso diría más, con los nombres del reparto la cosa pintaba a algo a lo James Cameron.

Pero llegó el estreno y la desilusión. Alguien pensó y suponemos que el director tendría peso en la decisión, que el guión necesitaba algo más de enjundia o seriedad y lo que pintaba a película de acción bruta como mostraban las escenas iniciales de Charlie Sheen lanzándose por un puente en plena resaca, acabó convirtiéndose en una especia de cinta bélica con tintes de drama y gotas de Top Gun sin la gracia y estilo de esta.

Así la acción estaba ahí, pero no era lo principal por muchos minutos de cinta que esta tuviese. Los héroes de acción no eran héroes de acción si no más bien un intento de soldado real y la espectacularidad esperada se convertía en monotonía. Como cinta bélica seria no funciona y está a años luz de los grandes nombres del género, intentar comparar ‘Navy Seals’ con ‘Apocalypse Now’, ‘La Chaqueta Metálica’ o ‘Platoon’ es simplemente intentar gasta una broma.

Como drama la cosa tampoco funciona ya que los actores daban para lo que daban. Como remedo de ‘Top Gun’ tampoco rinde por qué necesitaríamos un Tony Scott tras la cámara y un Tom Cruise delante de ella y por supuesto ni Lewis Teague es Tony Scott ni Charlie Sheen, Tom Cruise.

Y como cinta de acción que era lo que se esperaba y lo que debía haber sido, se desvanece nada más iniciar. Los personajes como hemos dicho no ejercen como héroes de la acción y la acción tampoco está rodada con esa función así que, producto anodino, sin ritmo, sin carisma y ramplón que pasa a ser una de esas cintas olvidadas que podían haber sido un clásico de acción de los 80s. Imaginaros la misma premisa con Michael Biehn, Bill Paxton, Rick Rossovich, Joanne Whalley pero sin Charlie Sheen y con James Cameron o John McTiernan tras la producción. Seguro que no estaríamos haciendo esta reseña ramplona y sin ganas.

Por lucenpop

Autor y director de las webs: Videoclub CinematteFlix, Lucenpop y Passionatte