CINEMATTE FLIX,  Crítica,  Del montón,  REVISTA DE CINE

Crítica by Lucen | THE ADAM PROJECT | «Yo conocí a Spielberg pero no lo entendí».

Película catalogada como del montón

En el tramo inicial de la película vemos como Shawn Levy recrea casi a la perfección una de las famosas escenas de bosque que tan bien filmó Spielberg en el año 82 para la película E.T., ahora 40 años después volvemos a ver los helechos, las linternas, el color verdoso y las sombras que recortaban a Elliot pero de forma demasiado breve.

Y este detalle que para muchos pasa de forma desapercibida, para otros es el reflejo claro de lo que era y lo que es el cine en la actualidad, es decir, para Spielberg la escena del bosque era una película en sí misma o lo que es lo mismo una forma de crear emoción en el espectador donde no hacia falta más que un niño, un bosque, una linterna, un misterio y una genial banda sonora para que ese momento nos mantuviese pegados a la butaca el tiempo que hiciese falta. En cambio para Levy, esa escena es solo información, una narrativa, y otra para hacernos saber que conoce a Spielberg. En cambio, la escena tan fiel recreada no aporta ningún momento de emoción al espectador excepto el de la nostalgia, pero ese mérito le corresponde a Steven.

Y esto amigos es el cine serializado actual, un lugar donde el espectador como si fuesen ventanas de YouTube solo pide rapidez e información continua dejando la forma que rodea esa información totalmente de lado. Lo importante no es como se cuenta sino únicamente lo que se cuenta aunque eso se nos haya contado ya más de un millón de veces.

Y dicho esto ya queda claro mi opinión sobre este nuevo proyecto de Netflix, un lugar en en que se menciona ‘Regreso al Futuro’, Star Wars, Terminator o E.T. entre otras pero que en realidad en cuanto comienza a moverse el filme nos damos cuenta que estamos en las antípodas de esos filmes citados pero muy cerca de películas como ‘Guardianes de la Galaxia’ y además una vez más, usando ese tono que tan de moda ha puesto Marvel y sobre todo James Gunn, el cual navega constantemente entre el humor absurdo y el dramatismo para dejar al espectador totalmente fuera de lo narrado sin saber si está ante una obra que pretendía ser seria en su origen, pero que termina teniendo formato de meme. Sin duda el peor trabajo de Shawn Levy jamás realizado.

Más de lo mismo sin gracia, sin chispa, sin cene y donde solo se salva una vez más el bueno de Ryan Reynolds.

Autor y director de las webs: Videoclub Cinematte Flix, Lucenpop y Passionatte

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: