CINEMATTE FLIX MAGAZINE | Videoclub Online Gratis

MAGAZINE


En términos de Blockbuster o cine comercial, todos tenemos claro que la década de los 80s posee un aura especial. Dentro de todo el cine que se hizo durante aquellos 10 años (realmente más si contamos finales de los 70s y principios de los 90s), quizás sea Amblin la compañía que mejor recoge la esencia de aquel cine. Aunque la cabeza visible de la compañía y su gran talento es Steven Spielberg, hoy nosotros queremos recordar al otro gran talento de Amblin que por desgracia sólo quiso realizar 4 películas, pero, 4 películas que recogen y se encuentran entre lo mejor de aquel cine.

Cualquier película Amblin posee un estilo propio y común entre todas ellas que las hace inconfundibles. Indiana Jones, Los Goonies, Los Gremlins, E.T., Regreso al Futuro, Parque Jurásico o incluso Twistter, son como otra inmensa colección de obras Amblin, películas que poseen un envoltorio familiar y que las hacen totalmente reconocibles entre ellas y al mismo tiempo distintas a sus contemporáneas.
Steven Spielberg, Robert Zemeckis y Richard Donner, son los tres directores más reputados de los éxitos Amblin, pero, aparte de Spielberg, el que mejor recoge la esencia de aquel cine y posiblemente el talento más creativo, es al menos para Cinematte, Frank Marshall, un director totalmente olvidado que ha dejado 4 películas para el recuerdo.

4 Joyas de la Amblin


1990. Aracnofobia es el debut de Frank Marshall en un largometraje y lo hace con todo lo mejor que Amblin supo dar. Por un lado tenemos el drama familiar con niños incluidos y por otro el terror. Aracnofobia nos cuenta cómo una extraña especia de araña llega accidentalmente a un pueblo de Estados Unidos para sembrar el caos y el terror.
Y en Aracnofobia está todo Amblin. Empezamos con una espedición a una selva venezolana que nos recuerda al inicio de El Arca Perdida o a pasajes de Parque Jurásico; tenemos familia con niños incluido; tenemos una pequeña comunidad rural americana base habitual de las películas Amblin y tenemos un toque de terror con pinceladas cómicas para hacerlo mucho más digerible y comercial. Lo mejor es que gracias al talento de Marshall tras las cámara, nos encontramos con escenas o situaciones como la nana infantil de las dos niñas en la habitación que consiguen que Aracnofobia sea una joya de culto y una de las mejores películas Amblin.



1993. Tres años pasaron para poder ver la siguiente película dirigida por Marshall. La película fue ¡Viven! y como todos sabemos fue una de las películas más aclamadas de aquel año 1993. Al ser de Amblin, la crítica más seria no la recibió nada bien en su estreno, pero, fue el peso del público el que hizo que ¡Viven! se convirtiera en la película que había que ir a ver aquel año. Hoy día la película sigie igual de vigente que en su año de estreno y la escena del accidente sigue siendo igual de impactante que en su día. ¡Viven! es la película menos Amblin de la filmografía de Marshall.



1995. Congo es preciosa visualmente, pero es enigmática en su planteamiento. El humor altera con el horror y el drama, y el misterio y la acción están siempre presentes. 
Stan Winston se encarga de hacernos ver que los simios son reales y el rodaje en fauna real nos hacen ver que estamos en una Jungla real y no en un cuadro cgi de cartón piedra. 
Quizás sean los personajes lo más flojo del guión aunque el Cazafantasmas, Ernie Hudson, y Tim Curry nos permiten sentir interés por la patrulla que busca ese enorme misterio que descubriremos al final. La clave de todo no sólo corresponde a Frank Marshall ya que no hay que olvidar que la historia es de Michael Crichton y eso amigos es mucho decir.
Por lo tanto Congo es una de las mejores películas de aventuras de los 90s. Es un lienzo de rojos y verdes donde lo fantástico, lo pulp y la serie B se convierten en A durante poco más de 90 minutos. Además, su recibimiento en su estreno fue mucho más flojo y tibio de lo merecido por lo que hoy día tiene el honor de poder ser considerada como una obra de culto, otro título más para una película perfecta para niños, jóvenes, adultos y carrozas.
Indiana Jones nunca tuvo rival y quizás sea el hombre que realizó su making off, Frank Marshall, el que más se ha podido acercar a su esencia y por ello, Congo es una película 5 estrellas.



2006. No sabemos qué pasó tras Congo pero pasaron 11 años para ver de nuevo a Marshall en la dirección. Bajo Cero está inpirada en una historial real, es un film que se debería de ver por su sentimiento de compañerismo entre la figura del hombre y la figura del perro, por sus preciosos escenarios de la Antártida, por la angustiosa historia del portagonista de salvar a sus perros y por la lucha por la supervivencia que desempeñan estos animales en la Antártida.
Son maravillosas las escenas de como estos perros logran salvar muchas adversidades sin ayuda alguna y por medio de su instinto, como se comunican entre ellos y como se deja ver en la película la jerarquía que hay en este grupo de perros.
En mi opinión, su director puede estar orgulloso del trabajo realizado.



2020. A día de, 14 años después de Bajo Cero, no hay noticia sobre una próxima película de Frank Marshall y lo más cerca que hemos tenido es la reciente serie animada de Netflix sobre Parque Jurásico en la que Marshall figura como productor ejecutivo. Ninguna información más de un hombre que tiene un pleno del 100% en su carrera como director.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]