ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE


Adolescentes, institutos, nanos, gordos, el guapo deportista, la rubia mala animadora, la morena buena y vecina, baloncesto, taquillas y pasillos, el director del colegio, el baile de fin de curso, música, surf, coches, el amigo gracioso, el ridículo en clase, vestuarios, tetas, la fiesta doméstica salvaje, la tienda del pueblo, la zona residencial, lobos, maquillaje, latex y Michael J. Fox. Todo esto convierte a Teen Wolf en una obra de culto del cine adolescente de los 80s.


Teen Wolf también conocida como Pelo en Pecho, sin duda alguna no es la mejor película adolescente de los 80s, de hecho ese honor es para El Club de los Cinco, pero, quizás sea la película más ochentera de todas las que se hicieron en ese mítica década.
La presencia de Michael J. Fox ya es motivo suficiente para aspirar a ese galardón, ya que no olvidemos es quizás el actor que mejor resume lo que fue el cine juvenil de aquellos años, pero, es que aparte de su protagonista, Teen Wolf es como un homenaje a los 80s de los que se hacen hoy día, pero no de cartón piedra, sino de carne hueso.
Como sabemos hoy día hay miles de filmes que intentan buscar la esencia de aquellos años, pero, todos se ven como una copia mala de La Gioconda. Teen Wolf hizo lo propio en aquellos años con la diferencia que el resultado es como ver una réplica de La Gioconda pintada por el propio DaVinci.

Teen Wolf está forzada en su estilo pero resulta natural y extrema. El resultado es una comedia adolescente muy sencilla donde un adolescente lobo sufre eso que hoy llamaríamos frustración escolar o frustración de emancipación, pero lo hace de una manera tan eficiente y dinámica que sin poseer un sello claro tras la cámara, consigue tener una impronta tan propia que su propia secuela demostró claramente que era imposible repetir.
Se dice que Casablanca es un logro sobre todo por ser una película de muchos y tantos que al final tiene un poco de todos y un mucho de nadie consiguiéndose así ser una obra única. 
Teen Wolf por supuesto que no es Casablanca pero, dentro de su época y su subgenero es un ejemplo muy similar al de la famosa película de Bogart y Bergman.

Reptimos que no es una de las mejores películas de los 80s, pero es tan única en su resultado final que nunca nos cansamos de recordar una cinta totalmente eclipsada por Regreso al Futuro.
Como apunte final recordar a todos que presten atención al partido final, únicamente dominado por la música que recuerda más al estilo videoclip que nacía en aquellos años que al propio cine en el que se enmarcaba temporalmente.


No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]