ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE


Peter Jackson estaba a punto de rodar 'El Señor de los Anillos' pero, él... todavía no lo sabía. El éxito había tocado a su puerta y el rey del gore cómico era reclamado para realizar un producto comercial a lo grande, Jackson lo tenía claro. Nadie iba a dominar su carrera y trabajo.


La historia nos dice que en la primera incursión de un director no americano en la maquinaria Hollywood, casi siempre se consigue sacarle su jugo y su sangre para no dejar rastro de su adn más conflictivo en terminos de taquilla, pero, no es el caso de 'Agárrame esos Fantasmas', una película made in Jackson en todos los sentidos.
No es una obra maestra, eso seguro, pero, es una película que todos debemos ver ya que consigue penetrar demostrando que posee más alma cinematográfica de lo habitual en este tipo de producciones. Jackson tenía dinero y con ello compró su libertad creativa para rodar una película que no podía haber existido de forma diferente y que demuestra ser el paso obligado que Jackson debía dar después de su carrera en su natal Nueva Zelanda. Antes había debutado en Hollywood con una obra mucho más personal, pero sin duda 'Agárrame esos Fantasmas' era el paso natural debido a su estilo hasta entonces y de eso va la película, de ver una historia de Peter Jackson, con personajes de Peter Jackson y con una mirada y puesta en escena de Peter Jackson. Posiblemente sea la última vez que hayamos visto una película tan Peter Jackson como la que tratamos hoy.
Aunque Jackson marcó su sello en las dos trilogías de Tolkien, es justo decir que el sello Tolkien por lógica y motivos obvios es muy superior al de Jackson y King Kong, perdió gran parte del alma Jackson para venderse a una oscura calavera llamada Hollywood.

Michael J. Fox aterrizaba en una producción que no posee un estilo definido y claro y que tan rápido pasa de comedia terrorífica para todos los públicos, a producto +18 con esencia del Jackson más salvaje y primitivo y ese quizás es, el gran problema del filme en términos comerciales ya que nunca se supo a quien iba dirigida.
Lo que sí deda patente es que era el año 96 y por lo tanto el estilo habitual de los 80s había acabado para empezar asi un estilo nuevo y anodino que aún conservamos. Por suerte aunque el montaje o la edición de sonido perdían fuerza y personalidad respecto a lo visto en los 80s, hay que aseverar que Jackson como director consigue dar personalidad a la puesta en escena con secuencias finales sacadas del giallo italiano de los 70s, o incluso con un uso del cgi que también homenajaba la puesta visual de la década anterior.

Por lo tanto, 'Agárrame esos Fantasmas' es una película que recomendamos ver aunque ya decimos no es un obra de vayamos a contemplar como esquisita pero, viendo lo que a Netflix nos ofrece, mucho mejor recurrir a esta película que esperamos en breve, poder ofrecer de forma gratuita en CINEMATTE FLIX. 

No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]