ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE


Está en la lista de recomendaciones sobre Kung Fu de Tarantino, algo que convierte a 'El Tigre vuelve al ataque' (Soul Brothers of Kung Fu) (Bei po, 1977) como una de las películas estrellas de artes marciales salidas en los 70s.


"El Tigre vuelve al ataque" comienza con tres personas flotando a través del océano en una balsa. Están hambrientos y deshidratados. Uno de ellos sigue bebiendo agua salada y desea arrojarse al océano y terminar con todo, pero el otro hombre lo detiene, asegurándole que pronto se dirigirán a la orilla y harán una vida mejor.
Efectivamente, lo hacen ... más o menos. Llegan a Hong Kong y obtienen una serie de trabajos para llegar a fin de mes, pero a lo largo de todo esto siguen enfrentando a un gángster local y sus hombres, y lo hacen mediante una batalla de kung fu increíblemente coreografiadas (principalmente para salvar a un joven negro que está siendo acosado). Una cosa lleva a la otra y eventualmente se abre una grieta entre los dos hombres inmigrantes, uno de ellos alineándose con el gángster y por ende, contra el otro.

Para ser honesto, una de las mejores cosas de esta película es el ser un tipo diferente de película de kung fu cada diez minutos. Al principio, se trata de que estas personas lleguen a fin de mes, lo que genera conflicto y combate (por lo general, hay más un propósito detrás de las peleas de kung fu, por lo general no se rompen al azar) Pero despues, el personaje principal (interpretado por Bruce Li) comienza a ascender dentro de las filas de los luchadores competitivos para convertirse en un campeón (la película toma prestada hilarante e ilegalmente música con derechos de autor de "Rocky" para subrayar esta sección). Pero esto molesta al gángster local, que envía personas para luchar contra él. Pero, esos hombres van demasiado lejos y, así, "El Tigre vuelve al ataque" se transforma en una película de venganza mientras Li se entrena para acabar con los villanos,


y es de agradecer que la trama esté en constante cambio y evolución, mantiene alerta al espectador. Y las peleas de kung fu son satisfactoriamente locas y arevidas. Los participantes se mueven con la velocidad del rayo y una habilidad increíble. Estas peleas son brutales y bien coreografiadas e involucran todo tipo de elementos que se suman al valor del entretenimiento, como los nunchucks. Ya nadie usa nunchucks en películas, y no te darás cuenta de cuánto los extraña hasta veas hoy este filme. Siempre asumí que Bruce Li era una imitación genérica de Bruce Lee que alcanzó popularidad a raíz de la muerte de Lee al ser el equivalente de la marca Lee, pero quizás eso era porque estaba totalmente fuera de lugar, algo que no ocurre en esta película. Tal vez con la 'copia' de Lee es como puso el pie en la puerta, pero realmente es un luchador impresionante de kung fu por derecho propio, y sus movimientos son deslumbrantes. Claro que no alcanzó los niveles de supernova, encanto y carisma que consiguió Lee (aunque tiene su propia personalidad dulce y optimista), pero es casi igual en términos de habilidades de artes marciales. Las peleas aquí son brutales, desgarradoras de huesos y ocasionalmente desafiantes para la física. La película incluso logra hacer que las secuencias de entrenamiento sean divertidas al tener algún tipo de muñeco de perforación mecánica (con pequeños nodos extraños en su entrepierna) y una configuración realmente increíble con botellas colgantes de cerveza y pequeños círculos que tienen colmillos afilados de metal que los recubren (tienes que verlo para comprender realmente de lo que estoy hablando).

Si vamos directamente a las cuestiones fílmicas, no hay mucho estilo o habilidad técnica detrás de la filmación real de la película, pero los realizadores apuntan sabiamente una cámara a Li, Carl Scott y Meng Lo y simplemente les dejan hacer lo suyo y eso es suficiente en este caso. La trama es confusa y se mueve con una lógica de sueño loco (o falta de ella), pero eso en realidad se suma al encanto de bajo presupuesto de esta película. Su desprecio por las leyes de derechos de autor con respecto a los préstamos de otras partituras de películas honestamente se suma a ese encanto desvencijado. "El Tigre vuelve al ataque" no es una "gran película" en términos cinematográficos, pero no se puede negar su valor de entretenimiento de máxima velocidad, desgarradora y desconcertante. Definitivamente se puede ver por qué Tarantino le tiene tanto cariño y sobre todo porqué Cinematte Flix la ha elegido como una de las "joyas" de su catálogo.

Videoclub: 𝔼𝕃 𝕋𝕀𝔾ℝ𝔼 𝕍𝕌𝔼𝕃𝕍𝔼 𝔸𝕃 𝔸𝕋𝔸ℚ𝕌𝔼 en CINEMATTE FLIX



Música original: Fu Liang Chou
Fotografía: Chang Te-Wei
Departamento de maquillaje: Lu Sui Lien
Departamento artístico: Su Ken Liang, Shao Sun Wong
Departamento de sonido: Hua Chang
Especialistas: Hsu Hsia, Yuen Cheung-Yan
Asistente de cámara: Ho Bao-yao
Departamento de vestuario: Kuo-lan Pao
Duración: 91 min aprox.

Curiosidades:

- Yuen Biao fue el encargado de doblar al actor Ku Feng en las tomas acrobáticas de la pelea final de la película.

No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]