ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE

VER GRATIS '𝔼𝕃 𝕊𝔼ℂℝ𝔼𝕋𝕆 𝔻𝔼 𝕁𝕆𝔼𝕐' (1985) | E.T. + POLTERGEIST + GOONIES + MONSTER SQUAD + ENCUENTROS EN LA 3ª FASE

¿Ver Gratis El Secreto de Joey de 1985? ¿Leer la mejor crítica y sus curiosidades? Pues sigue leyendo en Cinematte Flix...


Es inevitable que a estas alturas del siglo XXI todo lo que nos rodee este impregnado de simbologia proveniente de la potencia mas grande del mundo,tan inevitable como caer en su "way of life".Una gran parte de culpa en todo esto la tiene todas esas referencias visuales que nos ha inundado desde nuestra infancia en los cines y en la televisión,en la películas y en las series.

No es mi intención empezar aquí un debate sobre imperialismo y globalizacion, mas bien son reflexiones para intentar encontrar las posibles razones de el porque una productora y un director alemán, a mediados de los ochenta conciben un producto como este, lleno a rebosar de simbología yankee hasta el aborrecimiento, localizando la acción en Estados Unidos con personajes americanos, amen de todas las referencias posibles al cine Usa de los 70-80.
Estrenada en 1985, 'El secreto de Joey' ('Joey', Roland Emmerich) es un intento por parte de la industria cinematográfica alemana de hacerse eco de E.T. El extraterrestre' ('E.T. The Extraterrestrial', Steven Spielberg, 1982) y 'Poltergeist' (id, Tobe Hooper, 1982) que, tres años antes, había conocido la estadounidense. Un intento que, además, al copiar con descaro esquemas argumentales de dichas dos producciones, no llega a sentirse ahora, tantos años después de su estreno, como aquél original título que entroncaba de lleno en la corriente del mejor cine para chavales de la década, sino como un burdo plagio de sendas películas que servidor sí considera como parte de lo mejor que supieron ofrecer los ochenta.

Un pequeño apunte para los que protestan con eso de que aquí en España se cambian los títulos de las películas: El título original (el alemán) fue Joey, el anglo fue Making contact.
Creo que alguna que otra vez he dicho que soy un ochenteño, me encanta esa década, será porque crecí en ella. Diréis y en la de los 90 y en la de los 00, pronúnciese cerocero, y en esta que estamos y tendréis toda la razón pero la de los ochenta es especial. De esa época guardo pocos recuerdos la verdad y todos ellos relacionados con el cine... Gracias señor Spielberg gracias señor Goldsmith, gracias señor Lucas, gracias señor Williams y gracias a todos los demás a los que no nombro no por menosprecio sino porque sería una bastante larga.


“El Secreto de Joey” navega confusamente entre el cine de terror sobrenatural y la fantasía familiar sin saber muy bien hacia qué lado escorarse. Amblin germano que canibaliza visualmente el film de Tobe Hooper (Emmerich lo volvería a hacer con “El Secreto de los Fantasmas”), bebe en parte de “Los Goonies”, adelantándose a “Monster Squad” (“Una Pandilla Alucinante”), y se alimenta de todo el cine fantástico americano de los años 80 para ofrecernos una entretenida historia que se estanca demasiado en su atropellado y confuso desenlace. Lo mejor de la aventura es ese detestable muñeco que a muchos nos hizo perder el sueño de niños. Unos efectos especiales a la altura del mejor cine de la época, una banda sonora que, a pesar de ser machacona en algunos momentos, le aporta personalidad a la película y unas actuaciones más que correctas completan un título entretenido.
pero no se puede negar que en esencia es un batiburrillo de ideas que por si solas podían haber funcionado pero que en conjunto se convierten lastres unas de otras. Hasta la hora de metraje parece que el director tiene claro los elementos de niño, padre fantasma y muñeco satánico, pero es ahí cuando comienza a meter las aventuras de los niños en un laberinto, gente que pone en cuarentena la casa para investigar los poderes del niño, y pasamos de una posible película de terror a una de aventurillas infantiles estilo Goonies, y ahí es cuando definitivamente nos perdemos en la historia. Por no hablar de la parte final en la que Emmerich, el que quiso ser el Spielberg alemán y se quedó en el Ronald McDonald del celuloide, debió pensar "no sé que hacer y pongo escenas abstractas y me quedo tan ancho".

Finalizar aportando que la lista de escenas transplantadas directamente desde sus modelos es larga, pero me gustaría citar algunas de las más escandalosas. La danza mágica de los juguetes surge directamente de Encuentros en la Tercera Fase. Las escenas en la escuela, el juego del escondite de Fletcher entre los peluches, la propia Sally (un trasunto de Drew Barrymore), el niño sin padre, los planos nocturnos de la casa, el paseo en bicicleta, la llegada de los científicos y las escenas del clímax final, todas ellas remiten directamente, homenajean e incluso emplean los mismos movimientos de cámara que se pueden ver, disfrutar y admirar en esa obra maestra -que me resisto a intentar homenajear en esta sección porque no me siento digno ni capaz- que es E.T. El extraterrestre. Todo el aspecto sobrenatural que rodea al muñeco y a las demostraciones de telequinesis de Joey nos recuerdan sobremanera a Poltergeist, aunque para hacer honor a la verdad parece que el elemento del teléfono de juguete no aparecía hasta Poltergeist 2 (1986) -corríjanme si me equivoco- con lo que a Emmerich cabría anotarle ese tanto. Lo que visto de niño es una gozada de situaciones similares y confortablemente reconocibles, visto hace un par de semanas en una tortura al reconocer prácticamente todas y cada una de las tumbas cinematográficas saqueadas por el entonces joven director germano.

VER GRATIS '𝔼𝕃 𝕊𝔼ℂℝ𝔼𝕋𝕆 𝔻𝔼 𝕁𝕆𝔼𝕐' (1985) en CINEMATET FLIX

No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]