ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE


Aunque muchos milenials no sepan ni quien es, bueno si están leyendo estas líneas es que sí saben quien es. Eddie Murphy fue una de las grandes estrellas de los 80s y principios de los 90s. Para haceros una idea decir que por ejemplo en el año 1984 cuando se estreno el primer Superdetective en Hollywood, su taquilla fue superior a películas estrenadas el mismo año como Cazafantasmas, Gremlins, Karate Kid, Terminator, Tras el Corazón Verde o Conan entre otras; solo fue superada por la segunda entrega de Indiana Jones y apenas por unos dólares; y eso, nos dice de la importancia de su actor.

NOTICIAS DE ÚLTIMA HORA SOBRE LAS NUEVAS PELÍCULAS DE EDDIE MURPHY


Los directores de 'Bad Boys for Live' aseguran que siguen trabajando en la secuela para traernos las nuevas aventuras del detective Axel Foley.

Eddie Murphy está experimentando una segunda vida en Netflix sobre todo gracias a que la segunda parte de El principe de Zamunda llegaría el 20 de diciembre.
Pero el pasado año también se anunció que el gigante del streaming había adquirido los derechos de Superdetective en Hollywood y la opción de realizar un par de secuelas de nuevo protagonizadas por el personaje de Axel Foley, el policía de Detroit protagonista. La idea no tardó en ponerse en marcha, se puso en manos de los directores Bilall Fallah y Adil El Arbi, antes de que se estrenara el que ha sido su éxito de Bad Boys for Live.
Ahora ambos directores declaran lo siguiente:

“Todavía estamos involucrados, y ya tenemos un guionista para intentar escribir un primer borrador, o al menos un primer tratamiento sobre la historia”, según confirmó El Arbi. “Así que veremos lo que da de sí esta primera versión, pero estamos entusiasmados y esperamos poder trabajar con otro icono como es Eddie Murphy. Sería grandioso”.

Y a Axel Foley o Zamunda añadirle otro proyecto más, el de Triplets. Una secuela, más de tres décadas después, de Los gemelos golpean dos veces de 1988 con Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito como improbables gemelos, a los que ahora cabrá sumarle un trillizo todavía más impensable y que interpretará Murphy. Volverá a dirigir el director original, Ivan Reitman (el de Los Cazafantasmas).


EDDIE MURPHY VIDA, OBRA Y CICLO SOBRE CARRERA COMERCIAL


Sin duda Eddie Murphy era una auténtica estrella. la gran estrella de color capaz de llenar salas de cine con cada una de sus películas que por supuesto fueron muchas. Hoy queremos realizar un ciclo en el que iremos proyectando artículos y críticas sobre el actor o sobre sus películas. Para empezar queremos hablar de una franquicia que no pertenece a su época gloriosa pero que sin duda es la más conocida dentro de lectores más jóvenes de la web y la única que puede ser conocida tanto por los veteranos ochenteros como por los milenials. Así que allá vamos con Dr. Dolittle.

SAGA DOCTOR DOLITTLE (1998-2001) | DVD O DESCARGA TORRENT


Empezamos por Dr. Dolittle no por ser la más importante saga de su actor ni la más representativa, pero, si por ser la única que abarca dos siglos, el XX y el XXI.
Dr. Dolittle es una comedia más de Eddy estrenada el 26 de junio de 1998 en la que encarna a un doctor que descubre que tiene la habilidad para hablar y comprender a los animales. La película se basa en la serie homónima de cuentos para chicos escrita por Hugh Lofting, aunque en ella no se utiliza la trama original de los mismos; solo se explota la capacidad que tiene el personaje principal de hablar con animales. La película de Murphy fue un éxito, y generó una secuela hecha en 2001, titulada Dr. Dolittle 2. Ambos filmes tienen la presencia de Raven-Symoné y Kyla Pratt como las hijas de Dolittle.

1998

En la primera entrega nos encontramos a final del siglo XX. Murphy no estaba en su momento más popular pero todavía tirón y sin duda que lo demostró. El filme casi llegó a alcanzar a nivel mundial los 300 millones de dólares de recaudación lo que demuestra en el enorme éxito del filme, uno de los mayores de su carrera.


La comedia es de nuevo como en casi toda la obra de Murphy, el hilo conductor del filme, pero, en esta primera entrega el humor es menos recurrente que en su secuela. Aquí nos encontramos a un Doctor Dollitle que tiene que luchar con el mismo y con el mundo que le rodea para aceptar que tiene un don especial que le hace entender a los animales.
La película está dirigida por Betty Thomas y su labor es prácticamente la de trasladar el guión a imagen sin que se note su presencia. Así que a nivel cinematográfico la película es un vacío total, pero, no comete tampoco ningún error grave de puesta en escena y sobre todo tiene a su favor, la labor técnica prodigiosa de dar vida y voz a todos los animales que salen, sin duda el mayor logro del filme junto a su actor quien de nuevo nos deja un personaje que atrapa desde el principio.
Doctor Dolittle es la película perfecta para meter a los más pequeños de la casa en el terreno de Eddy Murphy y empezar así un ciclo de sus películas como estamos haciendo nosotros. NOTA | 7.5

2001

Debido al éxito inesperado del filme original, tres años después se decidió rodar una segunda entrega, pero esta vez, el éxito no fue el esperado. Dr. Dolittle 2 no fue un fiasco, pero no llegó a alcanzar los 200 millones de dólares, lo cual era una cifra muy inferior a la primera entrega.
Aquí, las pequeñas muestras de drama de la original desaparecen y estamos ante una comedia pura donde las estrellas son Murphy y los animales, los cuales adquieren mucha mayor presencia que en la original.
Steve Carr fue el director y de nuevo su presencia no aporta nada más que dejarse llevar por el ritmo cómico de su actor y por los creadores de FX, capaces de animar a decenas de animales son ninguna sospecha de estar ante cgi, algo que "humaniza" a los animales al ver que son reales y no un pegote digital como ocurre en la entrega de 2020, está ya en manos de Robert Dwoney en vez de Eddie Murphy.
Peor que la original pero otro gran divertimento para los más peques de la casa que empezarán a amar la figura de Murphy. NOTA | 7

VIDA DE EDDIE MURPHY CAPÍTULO 1


Edward Regan Murphy, conocido artísticamente como Eddie Murphy nació el 3 de abril de 1961.
Murphy nació en Brooklyn, Nueva York, y se crio en el vecindario Bushwick.​ Su madre, Lillian (Laney), era una operadora telefónica, y su padre, Charles Edward Murphy (1940-1969), era un oficial de policía de tránsito, actor y comediante aficionado. Su padre murió en 1969 cuando Murphy tenía ocho años, así que cuando la madre soltera de Murphy enfermó, Murphy, de ocho años, y su hermano mayor, Charlie, vivieron en hogares de acogida durante un año. En entrevistas, Murphy siempre ha dicho que aquella época de crianza tan problemática fue influyente para desarrollar su sentido del humor. Más tarde, él y su hermano fueron criados en Roosevelt, Nueva York, por su madre y su padrastro Vernon Lynch, un capataz de una planta de helados.
Ahora tras apuntar un poquito la vida de Eddie vamos a seguir con otra de sus películas ideales para iniciar un ciclo con los menores de la casa.

LA MANSIÓN ENCANTADA (2003) | DVD O DESCARGA TORRENT


Murphy quedó encantado con su aportación a los más peques de la casa, Doctor Dolittle había sido un éxito entre los peques y esa nueva faceta debía aprovecharla y para eso estaba Disney.
La mansión encantada era el título de la película y estábamos de nuevo ante una comedia familiar basada en la atracción de los parques de diversiones de Walt Disney con el mismo nombre. La película era dirigida por Rob Minkoff y junto a Eddie Murphy veíamos a Terence Stamp, Marsha Thomason y Nathaniel Parker. La película fue estrenada el 26 de noviembre de 2003 en EE.UU y consiguió una recaudación mundial de 182,290,266, lo que hizo que Disney jamás se plantease realizar una segunda entrega.


El filme aunque parezca mentira, es una de las mejores comedias de terror infantil de todos los tiempos. Posee todos los elementos de terror de mansiones habituales, con una gran ambientación arquitectónica y unos personajes misteriosos que ayuda a crear esa atmósfera de miedo y susto que tanto gustan, pero, el toque de su director llegado de realizar El Rey León y la presencia de Eddie Murphy, hacen que la película pueda ser disfrutada por lo pequeños de la casa sin temor a tener ningún "infarto" infantil.

Estamos ante una película del actor donde realiza exactamente lo que queremos de él. Sin duda una de las mejores películas comerciales que realizó el actor en la primera década de los 2000. NOTA | 8

VIDA DE EDDIE MURPHY CAPÍTULO 2


Cuando Murphy tenía 15 años, escuchó el álbum de Richard Pryor, That Nigger's Crazy, que inspiró su decisión de convertirse en comediante. Cuando era niño, Murphy se desarrolló imitando a varios personajes en alusión a su héroe Peter Sellers además tener​ otras influencias infantiles que incluían a Bill Cosby, Redd Foxx o Robin Williams. Es el 9 de julio de 1976, la fecha con la que Murphy marca el comienzo de su carrera al actuar en un espectáculo de talentos en el Roosevelt Youth Center, personificando al cantante Al Green mientras tocaba la canción " Let's Stay Together ". Esto le llevó a trabajar en otros clubes cercanos, y luego en trabajos nocturnos en lugares que le obligaban a viajar en tren por todo el estado. Lo curioso es que para poder actuar, se saltó la escuela, lo que acarreó tener que realizar los estudios durante el verano.

Los inicios en la comedia de Murphy se caracterizaron por recurrir a abundantes blasfemias y skecths que ridiculizaban a un grupo diverso de personas (incluidos los protestantes anglosajones blancos (WASP), afroamericanos, italoamericanos, personas con sobrepeso y personas homosexuales). Hoy día este humor estaría mal visto pero en pleno finales de los 70s y comienzos de los 80s, eso no era nada relevante. Lanzó dos especiales de comedia. Eddie Murphy fue su primer álbum, lanzado en 1982. Delirious se filmó en 1983 en Washington, DC. Debido a la popularidad de Delirious, su película en concierto, Eddie Murphy Raw (1987), recibió un amplio estreno teatral, recaudando 50 millones de USD; La película fue filmada en la sección Felt Forum del Madison Square Garden en la ciudad de Nueva York.
Los comediantes actuales que citan a Murphy como su influencia son Russell Brand, Dave Chappelle y Chris Rock .

UN SUPER SUPERDETECTIVE EN HOLLYWOOD (1984-1994) | DVD O DESCARGA TORRENT


1984

Corría el año 1984, oficialmente el mejor año comercial de la historia del cine. La guerra de convertirse en éxito era muy dura ya que los participantes son todos leyenda del blockbuster. Veíamos el estreno de Los Cazafantasmas, convertida en leyenda de forma automática; tambien llegaba una serie B llamada Terminator de la que no hay que dar explicación; Karate Kid rompía moldes y modas; Gremlins arrasaba en taquilla y jugueterías; La Historia Interminable triunfaba entre los jóvenes y el cine de aventuras conocía su esplendor gracias a Indiana Jones y Tras el Corazón Verde; el terror era terreno de Pesadilla en Elm Street y la comedia pertenecía a Splash, Despedida de Soltero y Loca Academia de Policía; incluso rarezas como Dune o la pre Ghibli Nausicaa veían la luz; y no acababa la cosa ya que también desfiló Conan y su segunda entrega, La Mujer de Rojo, la muy buena 2010 una odisea 2 o Greystoke la leyenda de Tarzán; Star Trek y Desaparecido en Combate también triunfaron aunque a menor escala, pero, de entre todas ellas, una simple película policíaca arrasó hasta convertirse en el mejor segundo estreno comercial de aquel 1984. La Leyenda de Axel Foley como Superdetective en Hollywood  había llegado para quedarse.


Y es que la primera entrega de la franquicia fue un fenómeno y la explosión definitiva de su actor. Estábamos ante una de las películas que inició el cine de acción de los 80s, ya que, aunque ahora mismo figura como comedia, lo cierto es que era más una cinta de acción pura que una comedia. Solo el empezar del filme deja claras sus pretensiones ya que en él vemos una de las mejores persecuciones que se rodaron en aquellos años y mira que habían. Pero, es que el filme nunca olvida su naturaleza y la seriedad dramática de la investigación se manifiesta sin tapujos. Pero lo mejor del filme fue ese toque de humor que Murphy y sus compañeros de reparto supieron darle a la película. La verborrea y la risa de Eddie Murphy conquistaron el mundo y Axel Foley se convirtió en uno de los Action Men favoritos de aquellos años gracias a un primer film dirigido por Martin Brest que incluso hoy día sigue siendo redondo.
Su estética y su banda sonora a base de sintetizadores son perfectas para poder entender que fue aquel cine ya perdido y repetimos que la persecución entre un camión lleno de tabaco y la policía, son el ejemplo especial de como se filmaba la acción en aquellos años. Benditas cámaras bajas con zoom aplicado. NOTA | 8.5

1987

Tras el tremendo éxito de la primera entrega, 3 años después nos llegaba la secuela de Superdetective en Hollywood. Si la primera coincidía en cartelera con bestias como Terminator, Gemlins, Indiana Jones o Cazafantasmas; la segunda tampoco lo tenía fácil al tener que verse las caras con Arma Letal, Depredador, Los Intocables, Robocop o Cocodrilo Dundee, pero, no tuvo ningún problema ya que Superdective se merendó a todas las películas de aquel año al conseguir solo en USA, la cifra de 153 millones de dólares de recaudación.
Tras contar con Martin Brest en la dirección en el filme anterior, ahora se tiró a lo grande al contar con Tony Scott quien venía de arrasar taquilla con Top Gun un año antes.
Desde luego a nivel financiero la jugada fue redonda, pero, al menos para Cinematte, a nivel cinematográfica la película perdió bastante encanto y calidad. En esta segunda entrega la figura de Axul Foley se exponía en demasía, llegando incluso a cansar en algunos momentos. La trama carecía del encanto que tuvo la primera y aunque esa línea de comedia y cine de acción seguía estando bien delimitada, la sensación era de estar ante algo muy poco original.


Visualmente el filme se notaba mucho más pretencioso y la puesta en escena de Tony Scott era tan ochentera y personal como de costumbre, pero, ni siquiera las escenas de acción las cuales contaban con mucho más presupuesto, estuvieron tan conseguidas como las filmadas por Martin Brest y solo hay que comparar las dos persecuciones de camiones, para darse cuenta como la cinta original estuvo más afortunada.
Por supuesto no estamos diciendo que no fuese una gran película de entretenimiento capaz de ganar en taquilla a bestias como Arma Letal o Depredador, pero, desde luego no fue el mejor blockbuster de su año aunque su recaudación nos diga que sí. Aún así una película que no te puedes perder y un clásico del cine de acción de los 80s que debes tener guardado. NOTA | 8

1994

Nos habíamos quedado en 1987, el año en que el éxito de Eddie Murphy y su Axel Foley fue tal, que dejaron en ridículo (en cifrás de taquilla) a películas como Depredador o Arma Letal. Claramente Superdetective en Hollywood era un filón y Paramount quería más entregas pero, Eddie se cansó y se dedicó a hacer otras historias apartando la tercera entrega de Axel hasta 7 años después. 1994 fue el año elegido para el regreso del héroe pero la cosa ya nunca fue igual. En estos 7 años, Eddie Murphy no consiguió otro nuevo bombazo como el de Superdetective así que, su fama fue disminuyendo y las generaciones más jóvenes empezaban a querer otro tipo de héroes o actores, además estábamos ya casi a mitad de los 90s y el cine de acción empezaba a cambiar con la llegada de directores como Michael Bay.
Eddie Murphy en cambio parecía no haber evolucionado igual que el cine y pensó en realizar una película similar a las anteriores y para ello contrato a un viejo amigo como John Landis para la dirección. El resultado fue una película antigua y fuera de tiempo para las nuevas generaciones lo que terminó dejando una pobre cifra de poco más de 100 milllones de dólares de recaudación a nivel mundial y finiquitando la franquicia para siempre (¿o no?). Dos años después por ejemplo se estrenaban Dos Policías Rebeldes y sólo hay que compararlas para darnos cuenta de lo antigua que había quedado la tercera entrega de Murphy al aldo de película de Will Smith.

Aún así le película no es mala para nada sino que simplemente pertenece a otro tiempo distinto y por lo tanto no fue aceptada por unas nuevas generaciones que buscaban una acción mucho más espectacular y cara con explosiones y efectos gci a mansalva y, Superdetective en Hollywood 3 no daba nada de eso sino que simplemente era un capítulo más de lo ya conocido. NOTA | 7

Resumen de Superdetective en Hollywood

En definitiva decir que estamos ante la gran obra de Eddie Murphy. Una trilogía que recoge de forma perfecta lo que fue el espíritu de los 80s donde el cine de acción todavía basaba la fuerza en los personajes y la trama en vez de las escenas salvajes de acción. Con la primera entrega Martin Brest consiguió una pequeña joya que recoge todo lo bueno de las "buddy" movies y donde nos deja un personaje que ya es leyenda del cine. Tony Scott supo mantener el tipo con la segunda entrega donde dio más de todo excepto de originalidad. John Landis en cambio cerró una saga que llegaba demasiado tarde ya que Superdective en Hollywood 3 tal cual es pero estrenada en 1990, hubiese tenido otro recibimiento y otra sensación.

VIDA DE EDDIE MURPHY CAPÍTULO 3

Carrera de actor en la primera mitad de los 80s

Murphy se ganó la atención nacional como miembro del reparto en Saturday Night Live (SNL) y se le atribuyó la gloria de revitalizar el programa a principios de la década de 1980. Sus personajes notables incluyeron una versión adulta del personaje de Little Rascals Buckwheat;​ un presentador de espectáculos infantiles callejero llamado Mr. Robinson (una parodia de Fred Rogers, que lo encontró divertido); y un Gumby malhumorado y cínico, cuyo eslogan característico se convirtió en un eslogan de SNL: "¡Soy Gumby, maldita sea!"
El personaje de Buckwheat fue retirado de manera espectacular, asesinado, en cámara, frente a 30 Rockefeller Plaza, a pedido de Murphy, después de que se cansara de las constantes demandas de los fanes de "Do Buckwheat! Do Buckwheat!". En la evaluación realizada por Rolling Stone en febrero de 2015 de los 141 miembros del elenco de SNL hasta la fecha, Murphy ocupó el segundo lugar (detrás de John Belushi). "Es habitual (y exacto) decir que Eddie Murphy es la única razón por la que SNL sobrevivió al desierto de cinco años sin Lorne Michaels ", señalaron.
En 1982, Murphy hizo su debut en la gran pantalla en la película Límite 48 Horas con Nick Nolte y resultó ser un éxito cuando se lanzó en la temporada navideña de 1982. Estaba previsto que Nolte presentara el episodio navideño de Saturday Night Live el 11 de diciembre de 1982, pero se enfermó demasiado como para presentarlo, por lo que Murphy se hizo cargo. Se convirtió en el único miembro del reparto en ser presentador mientras aún era un colaborador habitual. Murphy abrió el programa con la frase: "En vivo desde Nueva York, ¡es el show de Eddie Murphy!"


Al año siguiente, Murphy protagonizó Entre pillos anda el juego con su exalumno de SNL Dan Aykroyd. La película marcó la primera de las colaboraciones de Murphy con el director John Landis (quien también dirigió a Murphy en El Principe de Zamunda y Superdetective en Hollywood III ) y demostró ser un éxito de taquilla aún mayor que Límite 48 horas.

En 1984, Murphy apareció en La mejor defensa, el ataque, coprotagonizada por Dudley Moore. Murphy, quien fue acreditado como una "Estrella Invitada Estratégica", fue agregado a la película después de que se completó una versión original, pero se probó con el público y salió mal. La mejor defensa, el ataque fue una gran decepción financiera y crítica. Cuando fue el presentador de SNL, Murphy se unió al coro de los que criticaron la película, calificándola como "la peor película en la historia del cine". Aykroyd originalmente escribió el personaje de Winston Zeddemore en Ghostbusters específicamente para Murphy, pero no pudo comprometerse en ese momento debido al horario de rodaje de Superdetective en Hollywood. El papel finalmente fue para Ernie Hudson .


EL CHICO DE ORO (1986) | DVD O DESCARGA TORRENT

Y venimos con una de las grandes polémicos que vamos a crear en este ciclo y es que, por mucho que nos pese no podemos decir que El Chico de Oro es una buena película porque no lo es. No vamos a decir que sea una película horrenda pero, si analizamos el filme desde el punto de vista cinematográfico nos encontramos con un guión torpe y vulgar, con unos personajes muy pobres en sus roles secundarios (lease chica y malo) y lo que es peor, con una dirección y puesta en escena muy por debajo de lo que veíamos en el cine comercial de aquellos años (solo hay que ver las escenas de acción para darse cuenta de lo mal dirigida que está). Michael Ritchie era un director muy eficiente pero con un estilo muy anclado en el cine de los 70s que encajaba de forma perfecta con los thrillers de aquellos años 70s e incluso con alguna comedia detectivesca de inicios de los 80s, pero, El Chico de Oro nacía como blockbuster en mitad de los 80s y ese cine había pegado un salto demasiado grande en labores de producción. Por lo tanto el filme visto hoy día se ve demasiado torpe pero, aún así, hay que reconocer que tiene una gran legión de seguidores y que en su día fue un éxito comercial a nivel mundial al alcanzar los 230 millones de recaudación.

The Golden Child (título original de la película) fue planteada en un principio como una historia de detectives, titulada La Rosa del Tibet, por su creador Dennis Feldman (guionista de Un chico como todos).  Sin embargo, el proyecto fue llevado por derroteros distintos. Paramount vio potencial en la historia y optó por John Carpenter para encargarse de la cinta, orientando la historia hacia el terror sobrenatural y la casquería. El cineasta, empero, dijo que no al proyecto y nos brindó Golpe en la Pequeña China, en su lugar. De ahí que el director finalmente hubiera de ser Michael Ritchie.
La película tiene de todo un poco: acción, aventura, romance (de aquella manera), comedia basada en las ocurrencias y salidas de tono del personaje de Murphy, una pizquita de terror y unos muchos elementos sobrenaturales... lo que quizás le da ese toque místico de la convierte casi en una película de culto de los 80s. El Chico de Oro es tremendamente entretenida y es dificilísimo aburrirse con ella lo que no es poco decir y más cuando sigue siendo un referente del cine de los 80s.


Pero como decimos es muy difícil explicar cual es el gran secreto para que esta película sea tan querida cuando a niveles prácticos hace agua por todos lados. Quizás por ello es uno de esos filmes que demuestra que el cine es más emoción que lógica y que muchas veces esa emoción se transmite sin saber a la audiencia. A lo mejor el secreto está en la fuerza que tenía Murphy en aquellos años o en su magnético diseño de color a base de oros, negros y rojos que la convierten en una función macabra de Superdective en Hollywood o, quizás sea esta última la que hizo que El Chico de Oro penetrase tanto en nuestros hogares al ser una de las películas más vistas y alquiladas de aquellos años. Fuere como fuere, gracias a Murphy, o a las escenas del Nepal, a la ignorancia de su público o a la inercia de aquel cine que estaba creando un estilo único, El Chico de Oro es otra obra especial capaz de ser mala y buena al mismo tiempo. Por cierto, no nos olvidamos de la bella Charlotte Lewis y sus escenas húmedas las cuales puedes ver aquí: NOTA | 7

EL PRÍNCIPE DE ZAMUNDA (1988) | DVD O DESCARGA TORRENT

¿Es El Príncipe de Zamunda la mejor película de Eddie Murphy? Pues sinceramente no lo se, pero lo que está claro es que el personaje de Akeem habita en la memoria colectiva a la par que el de Axel Foley y eso es mucho decir. El Príncipe de Zamunda solo posee un capítulo pero aún así, esta historia ideada por el propio Eddie Murphy y dirigida por su amigo John Landis llegó tanto a los espectadores que es sin duda el gran clásico del actor junto a su saga de superdetective. 
288 millones de dólares de recaudación la convierten en la película más taquillera del actor detrás de las dos primeras entregas de Axel Foley, algo que la convierten en película favorita del público. Ahora bien ¿y su calidad cinematográfica?

Pues bien, igual que unas palabras más arriba criticábamos de forma negativa la calidad cinematográfica de El Chico de Oro, hay que decir que El Príncipe de Zamunda es una de esas obras que susurran y terminan atrapando al espectador sin que este apenas se de cuenta.
La película de Landis no posee ninguna bondad fílmica a destacar. Tiene un diseño de producción y una puesta ne escena totalmente funcional, sin alardes y con las bases claras de una película comercial. No vemos un plano que sorprenda, una idea revolucionaría, una escena que emane cine, ni un guión que nos haga sorprendernos. Es sencillamente una película de estudio realizada por un encargado de forma rápida  y sencilla, pero ¡y que¡ cuando todo fluye de tal manera que nos acaba enamorando a todos.


No hay que negar eso sí que el filme posee alguna escena potente como la llegada del Rey de Zamundo a Nueva York en busca de su hijo, donde el color, la planificación y el sonido emergen con una fuerza que nos atrapa; podemos ver algún pequeño detalle de diseño de escenarios a destacar en las escenas nocturnas donde vemos a Akeem deambular por las calles de Nueva York, o incluso momentos de lenguaje cine eso sí, visto ya muchas veces como la escena de los cristales mojados por la lluvia que enmarcan el rostro de Lisa demostrando la rotura de su corazón. Pero, en líneas generales, la película parece que no quiere destacar más que sus personajes principales, es decir, Akeem en la piel de Eddie Murphy; Lisa en el bello rostro de Shari Headly y Arsenio Hall como Semmi.
Los tres son la esencia de la obra y su relación lo que hace que esta comedia romántica sea un gran clásico del cine de los 80s. Una película que hizo que los chicos adolescentes de la época se acercaran por primera vez a una película romántica sin darles vergüenza dejándose enamorar y, que las chicas adolescente mucho menos asiduas al cine o al videoclub, fueran en masa a ver como Lisa y Akeem nos ofrecen una nueva bestia y bella que nos dice que la belleza no está en el dinero si no en el interior.
Por cierto, una segunda entrega está a punto de hacerse realidad: NOTA | 8.5


NOCHES DE HARLEM (1989) | DVD O DESCARGA TORRENT

Murphy decidió dar un paso adelante en cuanto a creación se refiere escribiendo, produciendo y dirigiendo en 1989 su particular El padrino, un homenaje para nada disimulado a ese cine negro gansteril surgido del Hollywood de los años 30 y 40 que en virtud de la realidad de los tiempos en el que fue elaborado había dejado a un lado a esa parte de la sociedad criminal neoyorquina liderada por bandas afroamericanas sobre todo sitas en Harlem, en el más conocido distrito llamado Sugar Hill. Murphy ya era conocido por su absoluto control de sus producciones insertando alguna secuencia surrealista caracterizada por su comedia verborreica y caricaturesca por exigencias del guion (firmado por el intérprete de Su distinguida señoría en colaboración con otros guionistas), por lo que eliminó a la parte discordante (el director) para tomar las riendas posibles en su debut detrás de las cámaras con Noches de Harlem, cinta que contó con todo el apoyo de la Paramount (agradecida por los millones de beneficios que había aportado a sus cuentas en los ochenta) y con la colaboración de un elenco de actores de raza negra (con un fantástico Richard Pryor quien volvería al drama tras una década desatada en la comedia bufonesca y estúpida junto al propio Murphy, Redd Foxx, el hermano de Murphy, Della Reese, un imberbe Stan Shaw, un Arsenio Hall histriónico en un cameo algo disparatado, una enigmática Jasmine Guy como femme fatale de altura y la ex estrella Lela Rochon) y blanca (con un fantástico Danny Aiello en el papel de poli corrupto quien ese mismo año protagonizaría junto a John Tutturro, Rosie Pérez y el mismísimo Spike Lee y un excelente Michael Lerner como padrino de la mafia italiana y enemigo público número uno de la pandilla liderada por Pryor y su hijo adoptivo Murphy) de primer orden.


Pero el resultado obtenido fue algo chocante para sus fans, quienes esperaban encontrarse con otro hilarante producto hecho a la medida de su principal benefactor. Sin embargo, Noches de Harlem distaba como la noche al día de esa comedia grasienta de fácil consumo que desataba la carcajada de los jóvenes y no tan jóvenes que acudían a las salas en los ochenta. Al contrario, la misma se asomaba como una especie de cinta de cine negro salpicada con brotes de comedia absurda que no hacía sino despistar al espectador haciendo que no supiéramos en que terreno jugaba principalmente una propuesta tan ambiciosa como desconcertante.
A pesar de sus muchos defectos, Noches de Harlem no deja de ser una producción notable de finales de los años ochenta. Para quienes estén acostumbrados a disfrutar de las cintas más vetustas del cine negro, ésta será una película de complicada digestión, merced a la traslación de los códigos de la comedia ochentera a un ambiente ajeno a ella. Noches de Harlem no deja de ser un Robinson en el anquilosado y aparente ambiente artístico del Hollywood de los ochenta, un intento de conectar el cine de autor con el éxito de taquilla y la diversión sin límites, y fundamentalmente un fracaso que inició la decadencia de un icono de la cultura del decenio de las hombreras quien no dejó de ser una lanzadera que abrió las puertas y consolidó lo que hoy conocemos como comedia de entretenimiento hollywoodiense sin tener en cuenta la máscara peyorativa que puede encerrar dicho término: NOTA | 7.5


SOY ESPÍA Y PLUTO NASH (2002) | DVD O DESCARGA TORRENT

Y llegamos a un punto de inflexión o lo que se conoce como el punto negro que produjo el descenso y la popularidad de la carrera del actor. En 2002 Eddie Murphy estrenaba dos películas. La Primera era Soy Espía, la cual costó 70 millones de dólares y sólo recaudó 50 a nivel internacional, lo que hizo que fuese la primera película del cómico que perdía dinero en salas de cine, pero, lo peor estaba por llegar ya que ese mismo año se estrenaba la megaproducción, Pluto Nash, que costó 100 millones de dólares y atención porque este dato es de record, la película solo consiguió recaudar a nivel internacional la cifra de... 7 millones de dólares. Como imagináis, desde ese día, Eddie Murphy perdió todo su poder y las grandes productoras de Hollywood jamás volvieron a verle igual.

SOY ESPÍA

La primera de las dos no es una mala película de entretenimiento. Estamos de nuevo ante una comedia de acción, esta vez basada en la exitosa serie de televisión, "I Spy" (1965-1968) con Bill Cosby (Alexander Scott) y Robert Culp (Kelly Robinson).
Y pese a una primera media hora un tanto formulista (tal vez porque ya nos hemos tragado demasiadas versiones bufas de James Bond y es imposible buscar chistes y planteamientos nuevos a partir de un material tan pisoteado), los guionistas y la pareja de espías consiguen llevar las cosas a su terreno antes de que podamos quejarnos o aburrirnos, ofreciéndonos una trama que crece por momentos, un ritmo sin fisuras y una resolución absolutamente delirante. Wilson y Murphy con un par de buenos chistes de diálogo se dirigen solos, por lo que la película carga todos sus cartuchos en una Famke Janssen que recupera sus tiempos de Goldeneye y un autoparódico Gary Cole, que ya trabajó para la directora en su segunda película, precisamente como patriarca de los Brady.

Es ahí, tras el obligado tributo de presentación de intenciones, cuando Thomas toma las riendas de la historia y la convierte en un carrusel socarrón de bromas viriles, lujuria por las explosiones, hembras castradoras y confesiones entre superhombres, donde los únicos enemigos, por encima de cualquier conspiración mundial, son las mujeres y los hombres más atractivos. Si el propio Ian Fleming ya fantaseó, medio en broma medio en serio, con la idea de un James Bond gay, Thomas lleva más lejos la premisa mostrando a un Bond rubio que encuentra a un doble ideal en la figura de un compañero a primera vista torpe y arrogante, pero en el fondo tan hábil y a la vez sensible como él mismo, todo ello desde una condescendiente y burlona mirada femenina.
Las historias de amor convencionales, los tópicos estructurales e incluso el descubrir quién es el malo o quién no lo es, poca importancia tienen en una película que prefiere, con cachonda cara dura, dar más importancia a las bromas de (y a costa de, que no estamos ante el típico delirio involuntario) sus personajes que a lo que pasa a su alrededor. Su único inconveniente es, al mismo tiempo, la mayor virtud que puede tener una película de evasión: dejarte con ganas de más. Más aventuras de Wilson y Murphy luchando contra el desorden mundial y su propio desorden emocional, la próxima vez esperemos que con escena de cama entre ambos, si los tiempos lo permiten y sus egos lo consienten. NOTA | 7

PLUTO NASH

Bueno, seamos sinceros, no es la mejor película de la historia, ni la de Eddie Murphy, ni la de 2002, ni la de su semana de estreno siquiera, no es ni la mejor película de las peores de la historia pero bueno, es curioso como la opinión pública se deja llevar por ciertos parámetros considerados incuestionables. Que algo fracase estrepistosamente en taquilla parece imperdonable, sólo eso explica razonablemente notas tan bajas o tal vez que simplemente es tan mal como se cuenta
Pero si somos justos, hay pocas comedias bastante peores a las que se puntúa por encima y es que aunque se deja ver y tiene incluso sus puntos cómicos. Puede ser que incluso no valga para una tarde de un domingo aburrido, puedo asegurar que con una predisposición positiva y libre de prejuicios se puede pasar un buen rato, pero tienes que poner mucho de tu parte.
Pero bueno, personalmente, lo peor del filme además de el mismo, es que supuso casi el final de una de las grandes estrellas de los 80s. Sin Pluto Nash, la carrera de Eddie Murphy en el siglo XXI hubiese sido mucho más prolífica de lo que ha sido. NOTA | 4


SAGA LÍMITE 48 HORAS (1982-1990) | DVD O DESCARGA TORRENT

Y llegamos al blockbuster que lo inició todo, a una saga que vio la luz en 1982 y que fue la primera película protagonizada por Eddie Murphy, por supuesto no como protagonista ya que en el aquel año, Nick Nolte su compañero de reparto era mucho más estrella que él, algo que no ocurriría en la segunda entrega.

1982


Walter era el encargado de dirigir una película de acción con tintes de western clásico, en ella un policía debía recurrir a un convicto para solucionar un caso, el reo tenía un permiso de 48 horas y si todo ocurría bien, tendría una recompensa una vez volviese a prisión. El filme estaba tratado como una cinta de acción policíaca dura y de hecho en muchos aspectos lo es, pero, la llegada de Eddie Murphy lo cambió todo.
El actor no era la primera opción para interpretar a Reggie Hammond, pero una vez se vió con el papel en sus manos la película cambió y es que, Murphy era capaz de improvisar sus diálogos a mitad de rodaje algo que Walter Hill vio positivo y le fue dejando hacer hasta tal punto, que el guión inicial fue variando y mutando mientras rodaban. El resultado es que nació la primera buddy movie de la historia o lo que es lo mimos la primera película de acción de policías colegas que luego hemos visto en tantas ocasiones como por ejemplo las sagas Arma Letal o Dos policías rebeldes.
Por supuesto el rol secundario de Reggie Hammond fue ganando importancia durante el rodaje de tal forma, que vista hoy día no sabemos cual era realmente el personaje principal y de ahí que se gestase lo ya dicho: las Buddy Movies.
Los puntos cómicos aumentaron con la presencia del príncipe de Zamunda pero aún así, el filme no deja de ser una cinta de acción dura donde el thriller es la esencia principal. Una joya del naciente cine de acción que nadie se puede perder. Decir que en la versión doblada en castellano, Murphy todavía no tenía  a su doblador habitual por lo que vista hoy día resulta chocante. NOTA | 8.5

1990 - 48 Horas Más

8 años después todo había cambiado. Eddie Murphy era una estrella rutilante por lo que esta secuela estaba totalmente volcada en él, en Reggie Hammond y en los diálogos entre los dos protagonistas. Por suerte, Walter Hill seguía tras la cámara y por tanto la calidad estaba asegurada. Aunque Murphy aparecía delante de Nick Nolte en los créditos y por supuesto cobraba más y además ejercía de productor ejecutivo, algo no cambiaba y era el tono serio y violento y las dosis fuerte de thriller. Hill volvía a hacer uso de su zoom para rodar muchas escenas desde larga distancia lo que da al filme esa sensación brumosa y calidad habitual de los planos del director. El asfalto era protagonista de nuevo. La cámara apoyada en su suelo y el zoom eran los culpables de esas escenas donde San Francisco se muestra de una manera espectacular y donde lo sinuoso de sus calles encienden y calientan el ambiente para crear una tensión extra entre los protagonistas y la caza de los terribles delincuentes.
El filme consiguió duplicar en taquilla los 80 millones de dólares conseguidos por la primera entrega y siempre se rumoreó que habría tercera entrega pero como sabemos los 90s estaban cambiando el cine de acción de los 80s y Pluto Nash estrenada dos años después arruinaría el poder de Murphy dentro de Hollywood por lo que las aventuras de los dos primeros buddy de las historia del cine, Jack Cates y Reggie Hammond, acabaría aquí. Hoy día ambas películas están situadas como lo mejor del cine de acción de los 80s y es curioso como ambas enmarcan de forma perfecta el nacimiento y el final de un cine que durante una década fue pura pura adrenalina y pura seriedad.
Como detalle final decir que Murphy se ve gordo en pantalla por primera vez en su historia y que en esta segunda entrega recuperó la voz de Juan Fernández, su doblador habitual. NOTA 8.5

LOS 10 HIJOS DE EDDIE

Esta foto junta a todos los hijos del actor. El intérprete de películas como Doctor Doolittle y El profesor chiflado, aparece muy sonriente en el centro del grupo, mientras sostiene en brazos a su hija pequeña, Izzy Oona, de dos años y medio, fruto de su actual relación con la modelo australiana Paige Butcher, quien también aparece en la imagen acunando a Max Charles, el último hijo del actor, que nació hace solo tres semanas.
Los otros ocho hijos de Murphy proceden de cuatro relaciones diferentes. Su hijo mayor, Eric, nacido en 1989 y ya de 29 años, es fruto de su relación con su entonces novia, Paulette McNeely, una de las mujeres más discretas de las que han pasado por su vida. Ese mismo año nació Bria, la primera de sus cinco hijos junto a su exesposa Nicole Mitchell. Tras ella, y dentro de ese matrimonio, llegaron Myles, de 26 años, Shayne, de 24, Zola, de 19, y Bella, de 16. Tampoco falta su hijo Christian, de 28, nacido solo un año después que sus hijos mayores de su relación con la directora de casting Tamara Hood.



DE PROFESIÓN POLICÍA

Aunque la comedia y el humor es lo primero que asociamos a Eddie Murphy, cuando uno hace balance de todo su trabajo dentro del terreno de lo comercial se da cuenta que la verdadera profesión del actor ha sido la de policía ya sea mediante placa oficial o mediante compañero de alguien con placa oficial.
Ya en su primera película pudimos ver como Reggie Hammon, su personaje en Límite 48 horas hacía las veces de policía aún saliendo directamente de la cárcel. Tras él lo vimos como el policía Axel Foley en su personaje estrella y de ahí lo hemos visto defender la ley en Soy Espía, Showtime, El Negociador, Pluto Nash y El Chico de Oro. En total Ediee Murphy ha ejercido como héroe de acción en un total de 10 películas y aunque es cierto que sus comedias alcanzan un número similar, no podemos desdeñar la faceta de Murphy como action man de los 80s.

SHOWTIME: UN POLICÍA DE TELEVISIÓN (2002)

El detective Mitch Preston (Robert De Niro) es un veterano y experto investigador de homicidios que es asignado a trabajar con Trey Sellars (Eddie Murphy) un novato y presumido policía uniformado. El tema del film gira en que Trey quiere hacer de su trabajo un espectáculo, mientras Mitch lo toma muy en serio, al final ambos compaginaran, luego de un sinnúmero de bufonadas.
Simpático y humorista film con la cara de piedra Robert De Niro y el zalamero comediante Eddie Murphy, dos estilos totalmente diferentes, en sus personajes, en las interpretaciones y hasta en la vida real. La película tuvo un presupuesto de $85 millones y generó por la venta de taquillas la cantidad de $79 millones, además recibió cinco nominaciones a diferentes premios en festivales de cine. NOTA 7

EL NEGOCIADOR: UN POLICÍA DE VERDAD (1997)

Fue uno de los intentos de Eddie Murphy de cambiar de registro, o por lo menos de ampliarlo. Se trata de una cinta de acción con toques de comedia que puso en imagen el realizador Thomas Carter (Espera al Último Baile). Secundan a Murphy actores como Michael Wincott (El Cuervo), Michael Rapaport (Poderosa Afrodita) y Carmen Ejogo (En la Mente del Asesino).
El guión de Randy Feldman explica el duelo entre un negociador (Murphy) -el mediador que se usa cuando hay un conflicto con rehenes y hay que negociar con el criminal- y un ladrón de bancos (Wincott), ambos con cuentas pendientes desde su primer encontronazo. Otra subtrama entra en juego y converge con la principal en el clímax, el intento del protagonista de recuperar a su ex-novia (Ejogo).

A medio camino se quedó Eddie Murphy de conseguir si no una buena película, por lo menos sí una mucho mejor de lo que acabó siendo El Negociador. Lo bueno de la película, cada vez que el film se centra en el oficio del protagonista, su duelo con el intimidante villano (gran Michael Wincott) y las persecuciones por las calles de San Francisco a bordo de coches, camionetas y tranvías. Buena labor del director en las escenas de los robos a bancos, de contenida tensión, y también apreciable el trabajo de los directores de segunda unidad en el par de escenas de acción que dan lugar -la central con el estilo aparatoso y pirotécnico visto el año anterior en La Roca (1996)-. NOTA 7


No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]