Blockbusters de Película


Crítica de cine presenta...Red State...

Kevin Smith es uno de esos personajes curiosos, un director de cine, aunque yo más bien lo definiría como un guionista de cine e incluso autor de comics, que nunca pasa desapercibido ante el público y la prensa especializada. Kevin Smith tiene admiradores y detractores pero siempre ha realizado trabajos que han marcado un momento, aunque solo fuese el  momento del fin de semana de estreno de film.

Los más sinvergüenzas dominan un mundo que se deja engañar , realidad fuera y ficción dentro de la pantalla.


Tras unos años de un gran parón y bajón profesional, por lo menos hablando de trabajos de calidad, Smith nos llega esta vez con el premio del festival de Sitges en sus manos y eso ya es motivo suficiente para que lo tomemos en cuenta. Tres adolescentes con las hormonas al rojo vivo contestan a un anuncio de una mujer madura que busca sexo. Pero lo que empieza como una fantasía da un oscuro giro cuando se enfrentan a una terrorífica fuerza “sagrada” con una agenda pendiente fatal. Historia inspirada en la figura real de Fred Phelps, el líder de un grupo religioso extremista que se hacía llamar la Iglesia Bautista Westboro.

¿Y que tiene y ofrece Red State? Kevin Smith decide adentrarse en la América profunda para hacer una gran crítica sobre el analfabetismo que reina en una gran parte del país, al mismo tiempo decide arremeter de manera directa con toda esa serie de vendedores de humo, ilusión y esperanza que pueblan los USA, y claramente no solo se refiere a personajes como los sectaristas del film, Smith arremete de forma clara contra todos Los Poderes que tienen engañados y atemorizados a todo un país y por consiguiente dado su poder a todo un planeta. Volviendo al film, aunque Kevin Smith siempre ha tenido un problema con las estructuras y puesta en escena cinematográfica, parece que la narrativa a capítulos o incluso el comic están mejor dominado por el autor, que el propio largometraje, esta vez en cambio si demuestra dominarlo con soltura, completando uno de sus mejores trabajos hasta la fecha. El film empieza como una película de terror teenager para acabar en una ensalada de tiros y acción, cuyo estilismo roza el de Rob Zombie aunque sin llegar a sus cotas de calidad. 

En definitiva, Kevin Smith  realiza un film con mucho humor negro, pero en conjunto da la sensación de que se queda en la superficie de un tema bastante más profundo que el mero chiste. En definitiva, ni sí ni no, se deja ver. Se me olvidaba: grande John Goodman. Amén.

NOTA | 7

Crítica RED STATE de Kevin Smith
THE END

No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib