PELÍCULAS Y CINE FORUM



Tras la catástrofe de Endor, miles de soldados imperiales quedaron huérfanos de tutela...


Desde la infancia Jasan Sudika había servido bajo las órdenes de Palpatine. Ahora y tras el estruendo, el silencio y los restos de la Estrella de la muerte reposaban bajo la superficie de la luna endoriana. Restos era también la descripción de todos esos soldados que atónitos miraban un cielo tintado de trozos de metal.


Sudika solo notaba silencio, su intercomunicador había dejado de sonar posiblemente para siempre y su presente era tan angustioso como su futuro. Sentía miedo por la caída de su "hogar", pero en parte también alivio al sentirse libre por primera vez. Él no era nadie, al menos hasta hoy, pero su andadura por la galaxia no iba a quedar en el anonimato.


Aún quedaban 6 largos años de camino, búsqueda y peregrinación; y también decenas de planetas en los que buscar un nuevo credo donde demostrar sus dotes como soldado y asesino.


Al final toda búsqueda encuentra recompensa y Nevarro lo iba a ser para aquel desconocido que...


...alcanzó su gloria eterna al ser recordado como el hombre que quiso comprar el casco del huérfano Din Djarin y golpeó a su huérfano vástago hasta que, los 3 fríos dedos de un IG rompieron su brazo y su alma para siempre.


No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]