Ir al contenido principal

'Terminator Destino Oscuro' es más interesante que 'Deadpool', pero no tiene gilipollas que la apoyen en Internet


Seguramente, 'Gilipollas' sería el término que usaría Deadpool para describir la nueva hornada de millenials espectadores que deciden que debe o no triunfar y por ende, que debe o no continuar existiendo.


El director Tim Miller firma las películas Deadpool y Terminator Destino Oscuro y ciertamente que no hace un gran trabajo en ninguna de las dos. Tanto Deadpool como el nuevo Terminator no se encuentran entre lo mejor del cine de acción actual y a nivel de calidad cinematográfica, ambas andan más que justitas.
Lo curioso es que si hubiese que elegir una por encima de la otra, sería Terminator quien se muestra más sólida en niveles creativos y artísticos y por supuesto, que aporta algo distinto al Blockbuster de esta década. 
Lo otro curioso es que Deadpool fue un éxito en taquilla y Terminator un fracaso, lo que hace que sigamos viendo Deadpools en los próximos años y posiblemente no veamos Terminator nunca más. 

Pero esto no es algo inesperado ya que desde hace unos años la taquilla es directamente proporcional al movimiento que tenga la campaña pre estreno en Internet. 
Sólo hay que entrar en cualquier lector RSS de noticias para que ver que por ejemplo Joker, era capaz de mover más de 10.000 noticias al día mientras que Terminator, no llegaba a las 500.
Esto hace independientemente de la calidad de la película, que una va a significar un éxito y la otra un fracaso. 
Y cierto es que entre Joker y Terminator no hay color, ya que la película de DC es una de las grandes obras del año mientras que Terminator es una producción comercial más con algunos puntos interesantes, pero sin nada que la haga especial.

Lo triste como hemos dicho ya, es que ese movimiento de noticias en Internet o como se dice ahora, viralización, es lo que marca a que película va a asistir el público, ya que ahora, ese público adolescente que llena las salas, no decide que va ir a ver sino que simplemente acude a lo que toca o a lo que el selfie en Instagram le dicta que le dará más likes.
Como diría Deadpool: iros a la mierda pedazo de gilipollas mientras os hacéis un selfie con una pura entrada de una película mierdosa y miedosa de Disney.

Comentarios