Ir al contenido principal

'Hard Ticket to Hawaii' | Tetas y acción en la "mejor peor" película divertida de la serie B


Lo de esta película es una pena por la única razón que no hemos podido encontrar una versión en castellano ya no solo doblada, que por supuesto que no la hay, sino con subtitulos castellanos que por desgracia como decimos no hemos podido dar con ella así, que toca verla en versión original aunque ya os digo, que tampoco vais a perderos una gran calidad de diálogos.


Andy Sidaris es algo así como el Russ Meyer del cine de acción. Sus películas están protagonizadas por actrices que en muchos casos se dieron a conocer en Palyboy o Penthouse, que interpretan personajes que se ven mezclados en alguna absurda trama de espionaje salpicada de no menos absurdas escenas de acción. La mejor de sus películas posiblemente sea Hard Ticket to Hawaii (Andy Sidaris, 1987).
Donna (Dona Speir) y Taryn (Hope Marie Carlton) trabajan como pilotos en Hawaii. Donna es también una agente encubierta de La Agencia y Taryn se encuentra dentro del programa de protección de testigos. Accidentalmente ambas interceptan un pago de diamantes dirigido a un narcotraficante. Donna y Taryn tendrán que desmantelar la operación de narcotráfico y enfrentarse de paso a espías enemigos escondidos en la isla. Pero no lucharán solas: recibirán la ayuda de los agentes Rowdy Abilene (Ronn Moss) y Jade (Harold Diamond). Además de todo este lío, una peligrosa serpiente mortal infecciosa se haya suelta por Hawaii matando a todo aquel que se cruza con ella.


Como podéis ver por el argumento, Hard Ticket to Hawaii podría ser una simple película de acción, pero el genio del guionista y director Andy Sidaris la convierte en todo un absurdo espectáculo que se digiere con facilidad gracias al tono de comedia con que Sidaris nos cuenta la historia. Y el tipo de absurdidad a la que me refiero es la que nos incluye un agente que es incapaz de acertar al blanco a no ser que dispare con un bazooka y terribles armas como frisbees asesinos, eso sin mencionar la subtrama de la serpiente asesina. El tono humorístico contribuye a que los abundantes y gratuitos desnudos no conviertan la película en algo sórdido, el tipo de película que te obliga a ducharte después de verla. Esto también se aplica a la violencia y la sangre, que está filmada con el mismo espíritu de diversión.
No puedo decir que esta sea objetivamente una buena película, pero te ríes tanto con ella que es difícil no recomendarla. Además, el bello reparto aparte de mostrar sus generosas curvas, actúa bastante bien, y las escenas de acción son muy entretenidas. Esta película es una perfecta muestra de lo que es un placer culpable, énfasis en placer. Posiblemente, podemos estar ante la mejor peor película divertida de la serie B.


Comentarios