Ir al contenido principal

200 millones en taquilla mundial | Crítica Terminator Destino Oscuro | A la cuarta va la fallida otra vez


El fiasco de taquilla del nuevo Terminator parece suavizarse al alcanzar ya los 200 millones a nivel internacional, pero, sin duda que la saga ha quedado demasiado tocada para tener una secuela en breve.


Es así, pero me duele tener que decir en un mundo abusivo de superhéroes, que el resultado de una nueva entrega de Terminator, y la realización de su crítica, estén ambas realizadas con desgana, pero es que, la obra dirigida por Tim Miller es un producto demasiado vulgar y en algunos aspectos hasta televisivo que sólo me ha producido eso, desgana.

Y es una lástima porque algunos aspectos muy positivos los hay como el planteamiento adulto de la obra, donde las bromas quedan en un segundo plano y la seriedad y tragedia encabezados por Sarah Connor nos retrotaen a tiempos pasados, pero aún con esto, no estamos ante una buena película, es más, no es ni siquiera mejor que algunas de las secuelas de Terminator 2.
Destino Oscuro es una película con una carencia de guión sublime, algo que podría no ser un problema si se activan todas las prioridades en su puesta en escena, pero, es que en esta el resultado es igual de vulgar.
Mucha parte del metraje en interiores está realizado mediante una puesta en escena tan televisiva que aburre. Lo orgánico y dinámico de la puesta en escena del cine casi parece olvidada e incluso el empleo acartonado e irreal del cgi, nos deja momentos de bajo coste y de falta de profesionalidad. Además la dirección de Tim Miller es un batiburrillo del uso acelerado del montaje que nos recuerda a los malos tiempos de los 90s quedando muy lejos de la acción planificada y el slow motion de los 80s.

Aquella escena a cámara lenta en el hospital protagonizada por Sarah Connor tras ver el regreso del Terminator 2, es el mejor contraste de un tiempo pasado mejor que poco tiene que ver con la velocidad de la acción actual.
Sin duda está obra es un producto menor respecto a Terminator 2, pero, es que resulta ser un producto menos arriesgado que las fallidas Terminator 3 y Salvation. Lo único positivo es rezar para que sea un éxito en taquilla y así, pudiésemos tener la suerte de que la próxima entrega tenga una implicación más directa de James Cameron, sin duda el único hombre que puede darnos una nueva entrega de la fantástica saga.

Eso sí, añadir como punto final que el reparto es sin duda lo mejor y que esperemos volver a verlos a todos de nuevo.

NOTA: 7

Comentarios