Ir al contenido principal

Escenas más ridículas del cine | Iron Man 2 y la carrera de Mónaco


En escenas más ridículas del cine venimos con Iron Man 2 y es que, aunque muy ridículo era ver a Mickey Rourke de villano, esto, primero quedaba compensado por la presencia carnal de la Johansson, y segundo palidecía ante la famosa secuencia de la carrera de Mónaco.



Y es que amigos, Jon Favreau y suponemos que Kevin Feige, tuvieron la gran idea de meter una de las secunencias más estúpidas y ridículas del moderno cine de acción.
En ella veíamos como de repente, Tony Stark era capaz de sustituir como si nada, a un piloto que iba a correr una carrera de F1 suponemos clásica, pero la cosa no queda ahí, ya que lo más absurdo y lamentable llega en el momento en el que Rourke y sus látigos eléctricos toman la pista de la carrera. Ahí vemos primero como con un digamos extraño hombre en pista, la carrera nunca se para pero, superamos eso gracias a que nuestra querida Pepper junto al mismo Favreau son capaces de coger su coche de lujo personal para entrar en pista por una especie de valla de papel y como si nada hacer el circuito inverso mientras la carrera sigue siempre en marcha.


Favreau al volante y Pepper gritando como una damisela en apuros, son capaces de ir en contradirección esquivando a todo Formula que le viene por delante como si nada hasta por supuesto llegar al mismo punto del circuito donde Vanko tiene apresado a Tony. Allí se produce el desenlace final de una de las escenas más ridículas e imbéciles que seguro mucho publico aplaudiría (a los niños se les permite por eso de ser niños) pero, cuya una grandeza reside en que tras ver eso, cualquier otra cosa o escena que pueda pasar o verse en una película del universo Marvel pueda ser totalmente creíble.



Comentarios