Ir al contenido principal

Las grandes SAGAS DE LOS 80s | Las 20 franquicias claves de los 80'


Seguro que algún fan de Netflix le gustaría escuchar que la sagas, bien mirado, podría ser solo una especie de mini series para el cine. En una cosa tendrían razón y es que el problema de muchas, es que les pasa como a las series de TV, no saben cuándo terminar y llegan a perder la esencia que hizo que esa franquicia triunfara. En la otra no, y esa es que simplemente las sagas suelen ser cine con su variedad y no culebrones repetitivos...


Hoy voy a hablar de las sagas de lo 80’ que marcaron una década llena de variedad, ilusión y amor por el blockbuster,.

Empezamos con Star Wars, y es que, en 1977 George Lucas iniciaba una saga que va a estrenar su final a finales de 2019. La Guerra de las Galaxias iniciaba lo que hoy se conoce como 'La saga de los Skywalker' y sin duda marcaba una época única y dorada dentro de la industria del cine y aunque cierto es, que la serie se ha mantenido durante varias décadas, no podemos que los 80s fueron los años donde esta franquicia alcanzó su cenit.

Ahora vamos con Alien, el 8º Pasajero. Lo nuevo que nos mostraba esta película era la ambientación. Claustrofóbica y a la vez inmensa e infinita como podía ser el espacio. Recuerdo la frase que acompañaba al tráiler: “En el espacio nadie oirá sus gritos”. Esta primera parte era netamente una película de terror donde un grupo de personajes intenta sobrevivir a un ser maligno. Fue un éxito y sigue siendo una de mis películas favoritas. La segunda parte cambió de género y pasó a la acción y ciencia ficción sin perder la esencia de las mandíbulas de Alien. A pesar de ese cambio no bajó el nivel. A partir de ahí, se convierten en otra cosa. Ni Alien 3 (1992) (en su versión del director si es una cinta con gran calidad pero no en la estrenada), ni Alien Resurrection (1997) logran mantener lo que las dos primeras películas han construido convirtiéndose en prescindibles. En un intento de reflotar la serie apareció Prometheus y Alien: Covenant. De nuevo hay que decir que aunque se mantiene en varias décadas e incluso está a punto de verse una nueva entrega, su esencia es clave en la década de los 80s.

Y ya que hablamos de grupos de gente intentando sobrevivir, vamos con las franquicias de Viernes 13 y Pesadilla en Elm Street. Dos sagas de mucho éxito que llegó incluso a "obligar" a que ambos aparecieran en una misma película;  Freddy contra Jason.
Pesadilla en Elm Street tiene hasta un total de 8 entregas, aunque sin ofrecer nada nuevo, cosa que los seguidores seguramente aplauden. Robert Englund, será siempre recordado por el lagarto bueno de V y por esconderse tras la desfigurada cara de Freddy desde 1984. Johnny Depp aparece muy jovencito, así que los fans del bueno de Johnny también deberían ver esta película.
En cuanto a Viernes 13, esta empezó mucho antes que su “hermana”. Ya en 1980 pudimos ver a este grupo de monitores de campamento caer bajo el brazo ejecutor de Jason. En esta primera entrega a quien nos encontramos es al jovencito Kevin Bacon antes de su subida al estrellato. De esta película salieron muchos clichés que luego serían habituales en las películas de miedo; Rubias torpes, si tienes sexo mueres o si eres el amigo bromista serás el siguiente.

Posesión Infernal es la otra gran saga del terror son Sam Raimi elevó a arte la presencia de los muertos y que por cierto estaban fuera de cualquier parecido con los famosos Zombies de Romero.

Y hablando de muertos… por muchos que mataran los amigos Freddy o Jason, en ninguna sale tal cantidad de muertos, en este caso sus espíritus, como en Cazafantasmas. Franquicia corta… que va a recibir nueva secuela en breve.  La primera marcó a una generación, tanto que aún sigue siendo venerada, y yo me incluyo. Tuve la suerte de poder ver su reposición en el cine y la sala se llenó, incluso con gente tan joven que era imposible que la vieran en su estreno allá por el años 1984. Su secuela, en 1989 no tuvo tanto éxito y eso, que no perdía la esencia de la primera, lo único era que ya los conocíamos, el factor sorpresa sí había desaparecido.

La que no me llena dudas, es la saga de Regreso al futuro. 1985, 1989 y 1990, son las fechas de las creación de una de las mejores, si no la mejor, trilogía de la historia. Con un guión complicado, por lo de no perder la concordancia de una a otra, y una acción sin freno, se pueden ver las tres del tirón sin miedo a aburrirse. Tres películas, tres elementos diferentes que hacen que la historia se vea siempre lanzada, una foto, un calendario de deportes o una carta. Los personajes se cruzan, se enlazan y cuando todo parece demasiado loco, te das cuenta que todo encaja. En algún momento todos quisimos ser Marty McFly. A fin de cuentas, cuando la vida es aburrida ¿Qué mejor que ir al pasado o al futuro?

Quien tenía una vida aburrida era Billy, hijo de Rand. No, no me he ido a la Tierra Media. Estoy un pequeño pueblo de Estados Unidos. ¿No lo adivináis? ¿Y si os digo la palabra… Mogwai? Exacto. Estoy hablando de Gremlins, cuya primera entrega fue en 1984 y la segunda en 1990. Aunque esta segunda era muy inferior a la segunda, sigue siendo una buena peli para tardes de palomitas. ¿Por qué inferior? Quizá porque ya sabíamos qué iba a pasar, cómo iba a pasar y cuándo iba a pasar. Como en Cazafantasmas, el factor sorpresa se pierde. Aun así, la historia añade nuevos elementos que hacen que aún hoy, los sigamos recordando con cariño ¿Quién no ha querido tener un Mogwai? Eso sí… recuerda las tres reglas…

Y eso era lo que faltaban a los alumnos más indisciplinados de todas las academias de policía del mundo. Reglas. Loca academia de Policía, esa infinita franquicia, que fue perdiendo peso e identidad a pasos agigantados, siempre será recordada por su primera entrega, donde podemos ver a Kim Cattrall. ¿Quién es? Pues años después será una de las que más Sexo en Nueva York tendrá. La franquicia tiene hasta siete partes, aunque como he dicho, y es una opinión personal, únicamente la primera y la segunda tiene cierto nivel.
Hubo rumores de una octava entrega allá por el 2007. Película que dirigiría el mismísimo Steve Guttenberg, pero nada más se ha sabido. Así que nos quedaremos con las travesuras de Mahoney y los inigualables ruiditos de su compañero, en los buenos tiempos de la saga.

Y no precisamente ruiditos, es lo que se escuchaba cuando Rocky & Friends subían al ring. Otra de
las grandes franquicias de las que me siento fan… pero en este caso con reservas. De todas ellas, la 3 y la 5 no aportan nada, sólo hacen que estirar la goma y no tienen el nivel de las demás. Pero el resto, me parecen muy buenas películas. La primera de ellas incluso obtuvo 3 Oscar llevando a Stallone a lo más alto. Ahora podemos ver Creed en los cines, con un Rocky Balboa como mentor.

También amigos, y también uno de raza blanca y otro de raza negra, eran los dos policías más destructores de la ciudad. Me refiero a la saga de Arma Letal. Evidentemente, la primera parte es la mejor y aunque pierde frescura conforme avanza la saga, nunca llega a ser una película mala. Un total de cuatro cintas nos relatan las aventuras de Martin y Roger. Parte de su identidad se pierde cuando el policía “loco y suicida” Martin deja de serlo y sienta la cabeza, pero no deja de ser una serie de aventuras divertidas y con acción, mucha acción. Del 1987 a 1998 pudimos disfrutar de sus aventuras. Cabe destacar la aparición en la última entrega de Jet Li como el malo. Por cierto, se rumoreo no hace mucho con una quinta parte en la que Martin y Roger harían de mentores.

La Jungla de cristal. Esta franquicia, llena de altibajos, nos pone en la piel del apellido más famoso de los 80: McClane. Su primera aventura fue 1988 y luego ya cruzó las décadas sumando títulos hasta un total de 5, esta última en el 2013. La primera fue un rotundo éxito, con la segunda, el nivel bajó un poco pues se repetía casi paso por paso la primera, aunque esta vez no era un edificio, era un aeropuerto. Con la tercera se dio un giro que le dio vida a la sega, y que me pareció muy superior a la segunda. Pero la cuarta y quinta entrega, creo que es una caída en barrena. Hay una serie de curiosidades que creo vale la pena comentar. El guión de la primera y segunda parte, realmente estaban destinados a la segunda y tercera parte de Comando, pero Arnold Schwarzenegger, se negó. Sólo la tercera parte tuvo un guión otiginal basado en una novela llamada "Nothing last forever". Quizá por eso hay una diferencia tan grande entre las dos primeras y la tercera. En el momento de estar escribiendo estas líneas, el actor Alan Rickman, el villano de la primera parte, nos ha dejado. Descanse en paz y sea este artículo como un pequeño homenaje en su memoria.

Ahora es turno de Terminator, otra de las grandes franquicias de los 80s que de nuevo recibe continuación en breve. Cameron consiguió un prodigio técnico en las dos primeras entregas dirigidas por el, pero el declive fue en aumento hasta que de nuevo, Cameron toma las riendas aiunque eso sí, solo en la faceta de productor.

Y es hora de saltar a la guerra y para ello, quien mejor que John Rambo quien otra vez de nuevo tenemos que decir que recibe continuación con Rambo V Last Blood. Esta franquicia se mueve claramente por los terrenos de la acción bélica más exagerada, pero por supuesto que es uno de los momentos claves de aquella década ya que, posiblemente sea Acorralado, el género que inicia lo que se conoce como "cine de acción"

Y tiras pero algo más cómicos son los Superdetective en Hollywood, una comedia de acción perfecta que recoje lo mejor de aquellos años gloriosos. Eddy Murphy  consigue uno de los grandes personajes del cine comercial y aunque hace años que la serie quedó en el olvido, nunca cesan los rumores de que en este momento remember pudiese regresar con el mismo Murphy como protagonsita.

Otro personaje cómico de los 80s fue Cocodrilo Dundee, un héroe ideado por Paul Hogan que es una pieza de culto de lo que se conoce como cine de videoclub. No fueron laa mejores películas de la historia del cine, pero tienen un algo especial que las hace facilmente revisitables

Y otro nombre clave de aquellos años es por supuesto el de Karate Kid, una cinta ligera que concebía cine adolescente con artes marciales y un señor Miyagi que es otro de los grandes personajes del cine comercial. Seguramente solo la primera entrega es digna de ser considerada una gran película, pero es otra leyenda que está siendo continuada en televisión bajo Youtube en la secuela llamada Cobra Kai donde aparecen los mismos protagonistas adolescentes, ya crecidos y con familia.

Mad Max es otra de las joyas de aquellos años y otro de los hitos en la carrera como actor de acción de Mel Gibson. Hoy día son un ente raro unas obras de culto que han tenido un reboot que curiosamente y aunque parezca mentira, han superado en calidad a las originales, ya que Mad Max Furia en la carretera de George Miller es quizás la mejor película de acción pura de lo que va de siglo XX.

Y ya más tibia como saga, es Tiburon ya que aunque posee una primera entrega totalmente considerada como obra maestra, no consigue tener ninguna secuela que pase del suficiente y es por eso que Tiburón casi se conoce más como película única que como saga.

Una muy pequeñita es 1999: Rescate en Nueva York, pura serie B de los 80s que con solo dos entregas es siempre recordada por el personaje que Kurt Russel hizo de Plisken el serpiente.

No puedo terminar sin hablar de otras de las sagas de las que me siento fan. En este caso Indiana Jones. La primera en al año 1981, que se dice rápido y la última en el 2008. Esta última entrega es muy inferior a las otras tres. Quizá tiene que ver con que la trilogía original era netamente ochentera y para cuando llegó la cuarta ya era demasiado tarde. La quinta entrega está ya en preparación

LAS 20 GRANDES SAGAS DE LOS 80s


Comentarios