Ir al contenido principal

Crítica John Wick 3 | Más cerca del buen cine de acción de los 80s que de las gilipolleces del cine actual


Empezamos esta crítica exponiendo la idea de que haya cine de acción policíaco en estos tiempos de superhéroes siempre es buena noticia y ya solo por esto, apostillamos que la nueva John Wick merece su existencia. Ahora bien, ¿alcanza la cota de calidad de las obras de los 80s o se queda en un mero espectáculo visual pero vacuo del cine actual?


He aquí la cuestión. John Wick mejora la segunda entrega la cual se abocaba directamente a la acción continua sin sustancia o tempo para poder apreciar alguna pequeña historia que diera sentido a tanto tiro y persecución, y en ese aspecto, Parabellum parece querer contar algo más que la película anterior, pero, tampoco estamos ante un prodigio narrativo que guarde algo de la puesta en escena de los policíacos pausados de los 70s como tan bien hiciese el cine de los 80s.

Así que John Wick 3 sigue la línea de cine actual donde las coreografías y las posturitas dominan el conjunto, pero y por suerte, esta saga está muy lejos de las gilipolleces de Fast & Furious y compañía por lo que todo posee un mínimo de respeto hacia el espectador.
En lo visual la saga sigue cumpliendo y podemos encontrar más de un plano secuencia de nivel y más de alguna secuencia o toma de cámara que nos hace recordar el cine de Walter Hill.
Por lo tanto John Wick tiene el certificado Cinematte de película de acción que hay que ir a ver.
Eso sí, tampoco vayamos palote al cine que luego se nos puede desinflar la verga.

NOTA: 7

Alternativa: El último hombre (1996) de Walter Hill

Comentarios