Ir al contenido principal

Crítica 'El silencio' de Netflix | Sabrina y los 'Pájaros' de Carrefour


El Silencio es la nueva película de terror en Netflix, una que nos hace recordar otros filmes similares, como 'Bird Box' (también de Netflix), 'Un lugar en silencio' y hasta 'Los Pájaros' (1963), el clásico de Hitchcock. Eso sí, que nadie piense que la nueva producción de Netflix se acerca a la obra de Hitchcock en calidad.


En la imagen de portada podemos ver como los protagonistas de 'El Silencio' miran de forma sorprendida el fotograma superior de 'Los Pájaros' de Hitchcock, en ambos rostros vemos una expresión de sorpesa e incrudilidad al ver como el cine de otra época era algo tan distinto a lo actual.
Y por eso, si fuese profesor de instituto tendría el ejemplo perfecto para explicar a los jóvenes como de grande ha sido la decadencia cinematográfica proyectándoles de forma paralela Los Pájaros y este nuevo 'El Silencio' (por cierto tampoco nada que ver con la obra maestra curiosamente también de 1963 que realizó Igmar Bergman pero que va por otros derroteros temáticos)
Lo curioso o triste es que 'El silencio' de John R. Leonetti no es una película desastrosa para estos tiempos y hasta en algún momento goza de alguna escena con un mínimo de poesía visual y de sentido rítimico y narrativo, y esto, lo convierte en un hecho aún más lamentable al compararse con la obra de Hitchcock, la cual además tampoco es lo mejor del famoso director británico, pero, nos sirve como referencia para ver como en algún momento de la historia del cine, este fue algo más que simples telefilmes diseñados de forma industrial sin ningún ápice de personalidad, carácter o fuerza cinematográfica que les hagan ser dignos de poder ser considerados como un trabajo artístico, creativo o simplemente cine, y eso repetimos, que es una obra medio aceptable en términos actuales.

EL SILENCIO ARTÍSTICO

Aquí, una familia escapa de unos seres demoníacos y ancestrales (una mezcla rara entre murciélagos y dragones) que han sido liberados por casualidad de unas cuevas subterráneas. Vuelan y atacan a los humanos, pero son ciegos. Por lo tanto, sólo detectan la presencia de personas por el sonido que estas emiten.
Es decir, sólo tienen posibilidades de salvar los que permanezcan en silencio. Y esto hermana a El Silencio con Bird Box: en ésta última los personajes debían dejar de lado la visión para estar a salvo. En el caso de El Silencio, no emitir ruidos puede ser la salvación.
Justamente, lo bueno para la familia protagónica es que está acostumbrada a comunicarse a través de lengua de señas y a vivir en relativo silencio, ya que la hija mayor del núcleo quedó sorda después de un accidente.
Hay que reconocer que la película, dirigida por John R. Leonetti (el mismo de Anabelle) avanza rápido y no se hace demasiado pesada gracias a su corto metraje, algo de agradecer en estos tiempos de continuos telefilmes, pero claro, el que sea liviana también ayuda a ver que a la cinta le falta sustancia. De partida, una explicación más completa de qué son esos seres y por qué atacan a los humanos tampoco hubiese ido mal para dar más relevancia al asunto. No olvidemos que en 'Los Pájaros' no hay tampoco explicación pero es una cuestión de guión debido a que son animales comunes los que de forma extraña empiezan a atacar para después ver que son una simple matáfora o analogía del verdadero terror al que se ve sometida su protagonista por ese falso pudor y correctismo social y familiar que occidente sufría en aquellos años (y en estos por cierto). Aquí en cambio su presencia simbólica es mucho menos importante lo que quita relevancia total a estos nuevos depredadores alados portadores de crítica social.
Resumiendo, 'El Silencio' de Netflix son unos simples ´Pájaros' baratos de Carrefour.

NOTA: 6


FOTOGRAMAS DE 'EL SILENCIO' (1963), 'LOS PÁJAROS' (1963) Y 'EL SILENCIO' DE NETFLIX (2019)





-NO TE PIERDAS...

Comentarios