Ir al contenido principal

Crítica: 'After. Aquí empieza todo': más cacahuetes para los primates milenials


Las redes sociales podrían unir a la gente y eso es un peligro para los grandes poderes, por eso, desde que Twitter o facebook gobiernan la comunicación, los que manejan los hilos se han empeñado en crear al nuevo milenial, la generación más tonta que la humanidad ha tenido, De este modo, ese nuevo poder de unión no será ningún peligro.


Y así es, los milenials han llegado para quedarse y así ser la generación más inútil de la historia, incapaces de pensar e incapaces de poder ver más allá de las tonterías que se les da como si fueran primates en jaulas de laboratorio.
El nuevo cacahuete se llama 'After. Aquí empieza todo' y con el podemos reafirmar como aunque en los últimos años hemos asistido a muchos fenómenos literarios adolescentes que han tenido su correspondiente éxito cinematográfico, esta vez se vas más allá al adentremos directamente en el terreno de la ‘explotation’ en versión 'teen'. Todos los tópicos que uno se pueda imaginar sobre el primer amor juvenil están dispuestos uno detrás de otro sin el mero atisbo de sonrojo en una película que se encarga de perpetuar los estereotipos de la chica virginal y el guapo malote para entrar en una espiral de dependencia nociva mientras leen a Jane Austen, suena música pop 'milenial' y se empapan de un erotismo mojigato.
Como sabemos, la sexualidad ese nuestro instinto más primitivo, ese que nos nubla la vista y el entendimiento. Pues bien, nublemos a la juventud y así el mundo seguirá siendo la mierda que es.

NOTA: NOCIVA PARA LA CULTURA




-NO TE PIERDAS...

Comentarios