Ir al contenido principal

RUTA SUICIDA (1977) | Las 24 películas de EASTWOOD como ACTOR y DIRECTOR | la 5ª


Muy entretenida y divertida sexta realización de Clint Eastwood, thriller tan excesivo como ameno. Escrito por Dennis Shryack y Michael Butler (los dos “El jinete pálido), se adentra en la acción, un poco de drama, buen goteo de humor, y un romance grato, arremete superficialmente contra la corrupción del poder, los abusos del poder, además es destacable la creación de un personaje femenino con fuerza, inteligente (más que el protagonista masculino). Es una cinta rebosante de acción, de tiroteos claramente influenciados por el más violento Peckinpah, explosiones, destrucción de una casa, persecuciones, intentos de violación, con personajes jocosos como el policía pervertido o la banda de moteros, todo en un increscendo de tensión bien manejado.



Tiene notorias influencias en el western, por varios elementos y recursos, como el escenario del desierto del medio oeste, la aparición de mostos emulando a los caballos, la misión de cruzar el “desierto” con una presa, e incluso el sueño de la pareja protagonista es tener un rancho. Es un film que cumple con creces con su cometido de hacerte pasar un rato ameno, salpicado de humor incisivo, aunque debiendo suspender en algunos casos el sentido de la credibilidad mínima. Fue un gran éxito comercial en su momento. Originalmente el proyecto era para las estrellas Marlon Brando y Barbra Streisand, pero el actor se retiró, siendo sustituido por Steve McQueen, diferencias entre Streisand y McQueen en última instancia condujeron a que la pareja protagonista pasara a Eastwood y Locke.
El protagonista es un claro remedo de Harry el Sucio involucrado en una historia elegiaca, de redención personal, con una presentación de rol penetrante, a ritmo de delicioso jazz vemos amanecer en Phoenix, sus solitarias calles, vemos a Clint salir tambaleándose de un bar, coge su coche y se dirige a su trabajo, cuando aparca abre la puerta de su auto y cae una botella de whisky, se baja de modo estoico y entra en la oficina, queda reflejado durante los créditos iníciales que el antihéroe de este relato es un ser solitario, asocial, alcohólico y desencantado, ello con una gran capacidad de síntesis.


Es una cinta con un potente arranque, con un desarrollo fluido, con asimismo otra gran presentación de co-protagonista en la enérgica prostituta, de una fuerte personalidad, entretejiendo entre los dos una relación gradual entre diálogos adustos, divertidos, chanzas, y sobre todo de miradas que dicen mucho, dejando tiempo entre su caudal de acción para que entre los dos surja un romance (aunque bastante predecible) sin caer en sensiblerías baratas, de hecho entre los dos no hay siquiera un beso en la boca, pero la escena en que ella llama a su madre frente a Ben y le dice lo que piensa de él, es de lo más tierno (sin ser maniqueo) que recuerdo haber visto en mucho tiempo, de los momentos que hacen una película justificable su visión. Ello también ayudado por la construcción de una fémina sólida, individualista, autosuficiente, ingeniosa, mordaz, de contrarréplicas punzantes, lo que la aleja de la típica mujer florero que acompaña al héroe, y la pone a su altura.


En definitiva, ritmo veloz, pulso narrativo firme para una película que sin grandes pretensiones se desarrolla de manera ágil y desenvuelta y que por supuesto muestra escenas de una gran inverosimilitud pero desde una perspectiva paródica, lo que hace que en general el film funcione bien para hacerte pasar un rato muy entretenido, obviamente no es de lo más destacable de este gran autor pero cumple con creces.

NOTA 7



-NO TE PIERDAS...

Comentarios