Ir al contenido principal

Crítica 'Sordo' (2019): Un magnífico western español sobre la guerra civil que le dice a Netflix que todavía se puede rodar cine en vez de telefilmes


Cada día vemos como Netflix nos presenta películas que abandonan la fuerza de las producciones cinematográficas para adentrarse en el terreno del telefilme donde lo importante no es la imagen, ni la puesta en escena, ni el lenguaje original, ni la fotografía, ni el montaje. Lo importante es únicamente presentar una historia y unas caras conocidas que puedan hacer pasar un rato sus fieles espectadores, sepan lo que es o era cine o no. Por eso el ver que desde la humilde España se presente un producto que le dice a la todopoderosa Netflix que el cine debe seguir siendo cine, es algo que nos llena de orgullo.



Y es que tras ver la película Sorda, podemos estar o no de acuerdo con su calidad final pero lo que no podemos negar es el esfuerzo por presentar una película clásica en su planteamiento donde la fuerza de la imagen y del sonido, vanagloriados gracias a una preciosa fotografía, un muy buen diseño de producción y un esfuerza claro por querer hacer ver que estamos ante una obra digna de ser estrenada en pantalla grande, acaba dándonos esperanzas de que todo debe volver a los orígenes.


“Sordo” es una adaptación al cine del cómic homónimo de David Muñoz y Rayco Pulido que ha dirigido Alfonso Cortés-Cavanillas, quien demuestra que todo posible y es que, su película fue rodada con escaso presupuesto lo que obligó a hacer las escenas en apenas una toma y aún así, podemos ver mucho más cine que en el 90% de las producciones Netflix que nos tragamos cada semana en nuestra pequeña televisión.


“Sordo” es un western que nos cuenta una historia ambientada durante los años posteriores a la Guerra Civil española donde un grupo de maquis, encabezados por los personajes de Asier Etxeandía y Hugo Silva, se internan de nuevo en el país con la intención de liberar el mismo de la opresión franquista. El personaje de Anselmo (Etxeandía), con la simbología de su sordera, representa a esa España del momento que se encontraba aislada del mundo y sin aliados. Por otra parte, también refleja el tema de la incomunicación puesto que en las guerras siempre hay un fondo de no querer escuchar al contrario, de incomunicación de los dos bandos. Asier comentó en la rueda de prensa que este ha sido uno de los personajes más difíciles de su carrera. Le dio tanto miedo enfrentarse al mismo que cuando iba a comenzar el rodaje se puso enfermo. Hasta que se dio cuenta que Anselmo sufre miedo en la película y él también estaba sufriendo ese pavor, pero una vez que comenzó a grabar se puso en mano del equipo de La Caña Brothers y todo fue más fácil.
En este western, con escenas de tiroteos, de las mejores que se han podido ver en nuestro cine, hay sangre y algunas escenas casi gores que se agradecen en estos tiempos donde se censura casi todo por miedo a que algún grupo social se sienta aludido o a que el abanico sea de posibles espectadores sea el mayor posible.


También es cierto que la película flojea en algunos aspectos finales y que su guión adolece de la fuerza y el ritmo narrativo de los grandes clásicos del género. Además el formato digital de grabación choca un poco en pantalla cuando de un western se refiere, pero, entendemos que el celuloide ya no es posible y aquellas texturas mágicas cada día serán más una leyenda que una realidad.
Pero desde luego, el resultado es más que positivo y el ver la guerra civil desde esta perspectiva del género, hace que la veamos como un auténtico placer para los amantes del cine de verdad que tampoco aspira a ser ni un Goya ni un Oscar, pero si algo que emociona por poner en pantalla una obra que se acerca mucho más a las bondades oníricas de un cuadro, que a la monotonía y el realismo de un absurdo vídeo doméstico de comunión.

Como western rodado por un grupo joven de personas, nos encontraremos con muchas referencias a la obra de Leone, Eastwood o Peckinpah que a la de Ford o Hawks pero es algo que aceptamos con gusto al ver la situación actual por la que está pasando nuestra amada industria.

NOTA: 7.5



-NO TE PIERDAS...

Comentarios