Ir al contenido principal

Crítica Dumbo (2019) de Tim Burton pero sin Tim Burton | Películas acción real Disney


Cuando en 1989 Tim Burton realizó Batman, todos nos dimos cuenta como Warner había dejado via libre al director hasta tal punto, que aquella versión del superhéroe alado es más cercana al universo de Burton que al de DC. En aquellos años era fácil saber quién dirigía un filme gracias a la libertad y al sello que tenían los creadores. Hoy en 2019, vemos el Dumbo de Tim Burton y lo único que podemos ver es que estamos ante una obra action real de Disney donde el único sello que notamos es la monotonía habitual a la que estas obras nos tienen acostumbrados.


CRÍTICA

Y cierto es que Dumbo no es la peor película de Tim Burton, ni  siquiera es que sea una película mala, pero por supuesto y esto es lo más triste es que ni es una película made in Tim Burton ni es un clásico de esos que no te debes perder. Es simplemente un producto más como otros cientos que salen en el cine o en Netflix diseñado e ideado para atontar un poco más al personal.

Dumbo inicia con la presentación del Circo de los Medici el cual ya se ve desgastado y con pocas atracciones. Se nota que sus mejores años ya fueron, sin embargo, aún queda un poco de esperanza para seguir entreteniendo al respetable público. Desde el comienzo, vemos unos tiros de cámara muy interesantes donde exploramos cada parte del escenario que nos acompañará durante el filme.


Desde los primero minutos es posible apreciar cómo la composición de colores es sucia, lo cual justifica la premura de la situación. Desde ahí sientes cómo el filme tal vez vaya a ser triste. Luego vemos la llegada de Colin Farrel como Holt Farrier, un veterano de la Primera Guerra Mundial quien busca volver a su vida de cirquero y, de paso, encargarse de sus hijos. Su jefe y encargado del circo es Danny DeVito en el papel de Max Medici. Los chicos son Nico Parker y Finley Hobbins, quienes interpretan a los hijos de Holt.

Desde este instante te das cuenta de que el filme no lleva la misma línea de la película original de la década de los 40. Esto demuestra el primer “riesgo” pues se incorporan humanos que acompañan a Dumbo durante la película. Esto nos lleva al tema del protagonista de la historia, el pequeño elefante con las enormes orejas y la fortuita habilidad de volar que enloquece al público.


Dumbo, en todo momento, se ve increíble. Es imposible no crear un lazo de empatía con el pequeño paquidermo. Sus expresiones, los ojos llorosos, las ligeras muecas de alegría y angustia son un trabajo el cual debería darle un aumento a cada uno de los animadores de CGI dentro de Disney. Ahora, no solo se trataba de tenerlo caminando, había que ponerlo a volar. Jugar con todo eso es una tarea difícil de realizar.

TIM BURTON, MICHAEL KEATON Y DANNY DEVITO JUNTOS UNA VEZ MÁS

Dumbo sirvió para juntar una vez más a los talentos de Tim Burton, Michael Keaton y Danny DeVito quienes no trabajaban en el mismo set de filmación desde Batman Returns. Verlos juntos te traerá varios recuerdos, a pesar de que Michael ahora interpreta a un “villano”, lo cual parece que le queda muy bien después de hacer Birdman.
Ahora, a diferencia de las películas de Alicia, esta historia de Dumbo solo toma algunos pedazos del relato original. Es decir, vemos cómo el pequeño elefante y su mamá tienen un lazo muy fuerte el cual nadie desea ver roto. Otros cambios importantes a comparación del filme de la década de los 40 recae en la importancia que tienen los niños en vez ratón del filme original.


¿DÓNDE SE NOTA MÁS LA MANO DE TIM BURTON?

Ya hemos dicho que se nota poco, muy poco y es que, la obra es más propia de la acartonada Disney actual que de la arriesgada mano del genio que dio a luz Eduardo Manostijeras, aún así, algo hay aún de aquel infant terrible y lo podemos ver a través del circo de los Medici y Dreamland.
Allí la composición de los colores es verdaderamente burtoniana. La cantidad de extras, el detalle en las carpas, la actuación de los actores de reparto, los animales, todo tiene una presentación impecable y es ahí donde más se nota la mano de Burton pero, para usted de contar.
A final de cuentas, sentimos como Burton de nuevi ama a esos seres raros que no encajan en los estándares de la prejuiciosa y decadente sociedad. Un grupo de "Eduardos" y de "Pingüinos" rebajados para que los más pequeños de la casa, así como los nostálgicos, lo disfruten de principio a fin y no dejen de entender ese bonito mensaje que ofrece Dumbo en todo momento.


AHORA, ¿DEBES IR A VER DUMBO?

Mi opinión es que no. El filme como decimos gustará a muchos, pero ir a verla es apoyar esta forma conservadora y opresiva que Disney tiene con los creadores y con sus obras y a la larga, eso es dañino para el cine.
Si te encanta el trabajo de Tim Burton, así como los productos de Disney… ve a verla, pero estarás siendo participe del declive actual del cine.

-NO TE PIERDAS...

Comentarios