Ir al contenido principal

Sin City: Una dama por la que matar (2014) | Cuando la crítica se agilipolló | Pre crítica 'Alita: Ángel de combate'


Año 2014 donde la crítica empezaba a dejar de ser profesional y empezaba a caer en manos de bloggers, influencers y Youtubers; donde la crítica era capaz de destrozar una película como ésta secuela de Sin City por ser "repetitiva" pero era capaz de aplaudir cada enésimo capítulo de Marvel Disney. Una año donde la industria del cine ya no era amiga de Rodriguez puesto que este era ya totalmente independiente. Un año tan canalla a nivel de opinión público como los venideros hasta día de hoy...



GOZADA VISUAL

Sin City regresó nueve años después de su primera película, y lo hizo con muchos problemas, sin proyectarse en muchos países (a España no llegó nunca a salas) y con una recaudación basílica. Muy extraño más cuando 'Sin City' fue un éxito en prácticamente todos los sentidos (le faltó más presencia en la temporada de premios, que sin duda hubiese merecido).


'A dame to Kill for' sigue el mismo patrón de su antecesora y seguro que juega en su contra que se pierde el efecto sorpresa, y que todavía es más cerrada en su formato cómic que la original.
Las interpretaciones de los protagonistas están más que por la labor para ayudar a recrear el universo del cómic de Miller. Los personajes de Brolin y Gordon Levitt son buenas incorporaciones y están muy bien interpretados. También destaca Boothe con su odioso personaje y con mayor protagonismo que en la primera parte. Mickey Rourke vuelve a hacer lo mismo que en la primera parte, aunque quizás no convence tanto como en la primera parte. Bruce Willis prácticamente hace un cameo. Al igual que Ray Liotta y que Christopher Lloyd.


En el plano femenino hay que destacar a la incorporación estrella de la película, una Eva Green que ejerce de femme fatale (no tan sexual como en '300. El origen de un imperio', pero sí mucho más sensual y atractiva). Evidentemente no podemos olvidar a Jessica Alba, aunque el cambio de personalidad de Nancy con respecto a la primera entrega es notable, sólo coincide en su faceta de stripper, y en que la actriz que la interpreta sigue siendo perfecta. También repite Rosario Dawson o Jaime King y se incorporan los personajes de Juno Temple (siempre suele ser adorable) y Julia Garner (en esta película es la más adorable). Y también una escueta, pero importante, aparición de Lady Gaga. En definitiva, reparto mediático y atrayente, siguiendo el patrón del film de 2005 y que funciona tan bien como en la original.


La narrativa también sigue siendo la misma, muchos minutos de voces en off con voces cálidas y graves que se ajustan de manera perfecta a la oscuridad visual.
Y en términos visuales nos encontramos otro prodigio en forma de cómic cinematográfico donde el blanco y negro, y el color puntual, hacen de las imágenes una auténtica obra de arte.
Por tanto, una película que tiene tantos aspectos positivos es difícil de rechazar por mucho que sea continuista.
Así es una pena su enorme y dirigido batacazo en taquilla (recaudó la mitad de su presupuesto) porque eso prácticamente cerró la puerta a una tercera entrega. A no ser eso sí, que sea Netflix quien se atreva a producirla y entonces todo el mundo milenial la apalaudira sea lo continuista que sea.



-NO TE PIERDAS...

Comentarios