Ir al contenido principal

Sin City (2005) | Rodriguez, Tarantino y Miller | Pre críticas 'Alita: Ángel de combate'


Tras varios años extraños en la faceta creativa y muy centrados en las creación del estudio Troublemaker, Rodriguez pensó que lo mejor era juntarse de nuevo con quien le había dado su mayor y mejor trabajo hasta la fecha. Ese era ni menos que Tarantino pero, al dúo se les unió otro talento creativo como Frank Miller. El resultado como sabéis es uno de los mayores logros creativo de este siglo.



NOVELA CINEMATOGRÁFICA

Retorcida, original, inolvidable y sin temor a equivocarnas una de las mejores adaptaciones que se hayan hecho sobre un cómic o un libro (y no lo decimos solo nosotros pues está considerada actualmente entre las 100 mejores adaptaciones de la historia del cine, junto a otras sendas obras tales como “Fight Club” de David Fincher o “La Naranja Mecánica” de Stanley Kubrick) y que está a la altura de la obra original, perteneciente como hemos dicho al genial Frank Miller.


En nuestro criterio la mejor producción de Robert Rodríguez quien se unió otra vez más a su “pana del alma” Quentin Tarantino y al mismo Miller para llevarla a la pantalla grande por todo lo alto, como se debe, y con mucho valor agregado por cierto. Aquí al igual que la obra maestra “Pulp Fiction” de Tarantino, se reunió un reparto irrepetible y de los más caros de Hollywood, quienes afortunadamente supieron captar el oscuro e inimitable estilo de cada uno de los curiosos personajes del aclamado y hasta polémico cómic. Otro de los mayores aportes de este film es la técnica con la que fue realizada y es que, prácticamente no es un film tradicional, si no el cómic que ha cobrado vida propia, ya que en determinadas escenas saca planos directamente de la obra otorgándole un toque tan personal y guardándole sobria fidelidad a la obra.


Y que dicen de la increíble banda sonora compuesta por el mismo Robert Rodríguez (quien por lo general compone siempre en las películas que dirige) y con el apoyo de John Debney (genial) y Graeme Revell que tampoco se queda atrás, con una certera y sórdida composición musical, que se combina a la perfección con la espectacular puesta en escena, y es que más fiel a la novela gráfica ya no se puede.

Por último, la triple dirección obteniendo un tríptico bastante interesante, y en la que no se olvida esas dos características especiales, la primera de cruzar historias en las que los protagonistas de la primera puedan aparecer como secundarios en las otras dos, y el infaltable humor negro, sellos de distinción del “Enfant Terrible”, don Quentin Tarantino; las escenas de acción son buenas y al mejor estilo del especialista en esto, el Sr. Rodríguez, y el necesario aporte del “padre” de la obra Frank Miller, hacen de esta una de las más recomendables películas de la década, y que no se debe dejar pasar por alto.


Estamos pues frente a un nivel superior de fidelidad que ha partido en dos lo que tiene que ver a las adaptaciones de un cómic a la pantalla grande que se hayan realizado hasta la fecha. A excepción de 300.
Finalizando haciendo mención especial al erotismo que emana esta obra la cual es sin duda junto a su secuela, uno de los mayores referentes del erotismo en el cine actual.

-NO TE PIERDAS...

Comentarios