ONLINE GRATUITO + ENCICLOPEDIA CINE


El pinku eiga (cine rosa) o Roman Porno Eiga, es un género iniciado el 27 de Febrero de 1962 cuando se estrenaba en Japón una película de Satoru Kobayashi titulada Niku no ichiba o Flesh Market (1962), que causaba un revuelo enorme por tres secuencias de desnudos –algunas fuentes señalan que eran siete– nunca antes vistos en las pantalla niponas.

El 27 de Febrero de 1962 se estrenaba en Japón una película de Satoru Kobayashi titulada Niku no ichiba o Flesh Market (1962), que causaba un revuelo enorme por tres secuencias de desnudos –algunas fuentes señalan que eran siete– nunca antes vistos en las pantalla niponas.
El argumento también era peliagudo porque hablaba sin tapujos de los negocios sucios que hervían en Roppongi, con una chica interpretada por Tamaki Katori que se adentraba en los peores tugurios del célebre barrio de la capital japonesa para investigar el asesinato o suicidio de su hermana.
La policía confiscó la cinta y sólo la mediación del productor, que se comprometió a volver a montar el metraje y eliminar los momentos obscenos, logró que los negativos no fueran quemados y que la película se estrenase un año después sin problemas. Ahora se puede acceder a su visionado gracias a los 21 minutos que sobreviven en el National Film Centre de Tokio.

La publicidad del suceso incitó a que la gente se acercara en masa a las salas, provocando que Flesh Market obtuviese unos beneficios enormes de recaudación. Asimismo se encendió la mecha que llevaría a muchos directores alternativos a seguir la estela con proyectos similares, comenzado por los propios Kobayashi y Katori, que estrenaban Fukazen Kekkon (1962) con un argumento provocativo en el que una mujer sufría de abstinencia sexual debido a la incapacidad de su marido.
Las productoras underground, como por ejemplo Ōkura Eiga, subrayaron más que nunca sus motivaciones exploitation, a la par que otras nuevas nacían para subirse al carro del cine erótico. Así, en breve, Aoi Eiga, Kokuei, Wakamatsu Pro, Million Film, Yamabe Pro o World Eiga, entre otras, inundaban las salas pequeñas de Shinjuku, Ginza, Ueno y Asakusa, con largometrajes protagonizados por prostitutas o modelos de segunda fila, capaces ellas de quitarse la ropa sin pudor y de protagonizar historias violentas.

Si queréis saber más del tema en este link tenéis un amplio reportaje que le hicimos con su renacer de hace unos años gracias al filme Antiporno. 
Pero en esta entrada de hoy únicamente queremos dejaros con una colección de pósters de aquellas míticas películas la mayoría perdidas o inalcanzables al menos por estos lares. Pero, Cinematte a falta de poder dar con las películas como tal, ha decidido iniciar la búsqueda de los mejores carteles que hicieron grande aquel género. 

Por lo tanto hoy podéis estar un poco más cerca de estas películas que siendo sinceros, gracias a su preciosa cartelería apetecen ver todavía más.

CARTELES PINKU EIGA BY CINEMATTE





























-NO TE PIERDAS...

No hay comentarios:

Bottom Ad [Post Page]