Ir al contenido principal

Especial Robert Rodriguez: Desperado (1995) | Pre críticas 'Alita: Ángel de combate'


Cuando la palabra reboot aún no estaba en boca de nadie, Rodríguez decide realizar uno de su obra original El Mariachi.


Asi, El Mariachi (está vez Antonio Banderas), un ex-guitarrista, vuelve a buscar venganza contra Bucho (Joaquim de Almeida), quien asesinó a la mujer que amaba. Los planes de El Mariachi parecen torcerse, al morir su único amigo e involucrarse Carolina (Salma Hayek), una mujer que trabaja para Bucho. Juntos se enamoraran e intentarán hacer frente a Bucho y su banda.


Este argumento es parte de la secuela de “El mariachi” (1992) de Robert Rodriguez, la historia no está conectada con el resto de las películas, solo se repiten algunos de los personajes y escenas. “Desperado” es la segunda parte de la trilogía, la cual se completa con “Once Upon a Time in Mexico” (2003). Las tres películas son historias independientes entre si.


La película tuvo un presupuesto $7,0 millones y genero por venta de taquillas la cantidad de $25,4 millones en Estados Unidos solamente, además recibió tres nominaciones a diferentes premios y/o festivales de cine.

Para ser justos, decir que estamos ante un a veces sabroso y a veces volátil entretenimiento de Robert Rodríguez en el que nuestro querido Antonio se pone en la piel de aquel vengador lleno de armamento que se va cepillando y fulminando a todo lo que huela a cártel mafioso hasta llegar a su objetivo y mayor antagonista. "Desperado" ofrece una historia de vendetta clásica y sencilla... y realmente su argumento a nivel de confabulaciones y dramas no tiene demasiado que ofrecer ni está excesivamente elaborado. Pero en el cine de Robert Rodríguez eso nunca ha importado. Rodríguez es un cineasta de lo más ducho capaz (al igual que su compañero y gran amigo Tarantino) de explotar una simple, bromista y llamativa idea (esta vez la de un mariachi que en su funda de guitarra guarda metralletas y pistolas) y convertirla en un largometraje lleno de espectáculo y diversión.


Y eso ocurre en "Desperado". El metraje juega durante la narración a la autoparodia con un tino excepcional, sus personajes son caricaturizados intencionadamente con una guasa y una ironía de lo más complacientes (que en ciertos puntos resulta de lo más fresca), sus diálogos humorísticos, chistes y referencias visuales levantan la sonrisa... pero sobre todo lo que hay en "Desperado" es un gran sentido de la estética; es un film que se centra sobre todo en sus escenas de acción... y esas filigranas, volteretas y piruetas; esas acrobacias, brincos y cabriolas; esos rebotes o espachurramientos de sangre; esos fuegos, balas o humos de metralla dejan hipnotizado a cualquiera. Rodríguez demuestra una gran pericia narrativa a nivel de encuadres y montaje, del que por cierto se encargó personalmente además del resto de apartados de la producción y por tanto, Desperado es la primera piedra de la forma de producir y de crear de Rodriguez, quien tras su breve estancia en Hollywood, decide crear su propio estudio casero para ser dueño absoluto de lo que va a ser su carrera, a excepción de algunos casos aislados que iremos viendo.


Desperado es por tanto la versión pulcra de su Mariachi y la primera piedra de lo que se conoce como cine Made in Rodriguez.
Ah, y mencionar que Salma Hayek, la musa del director, tendría aquí su segunda participación y que Quentin Tarantino tendría un papel secundario en el filme que le supondría el primer contacto con Rodríguez. También se rumorea que la primera parte del filme es obra del creador de Pulp Fiction.



-NO TE PIERDAS...

Comentarios