Ir al contenido principal

El Mexicano (2003) | Once upon a time un especial Robert Rodriguez | Pre críticas 'Alita: Ángel de combate'


Quizás tenía su lógica la realización de Desperado ya que era una especie de reboot y homenaje a una película hecha con muy poco presupuesto, pero, El mexicano en cambio deja claro que su único interés era recaudar, y ojo, lo veo lógico teniendo en cuenta el berenjenal económico en el que Rodriguez se había metido tras la creación de su productora. El tema es que quizás se echa en falta algo más de chispa para que de verdad este filme sea necesario para el espectador.



Y es que estamos ante una digamos casi intrascendental continuación de "Desperado" en la que Antonio Banderas vuelve a coger su guitarra-metralleta para vengarse del enemigo mafioso de turno.
Las comparaciones son odiosas y aquí pesan demasiado. Robert Rodríguez nos demuestra como en la anteriores menos era más... y en ésta más es menos. Porque esta vez el director opta por "más de todo": por un argumento que trata de abarcar muchas subtramas, personajes y obstáculos... y el resultado es que al final no se centra en nada con un atractivo, una energía, una intensidad, un suspense o un empuje especial; ya que se pasa por sus situaciones de forma anecdótica, fugaz y desganada. Se opta por exagerar aún más su tono estrambótico... y el resultado es que se pierde el tono deleitablemente medrado y equilibrado que sí tenía por ejemplo "Desperado" y, lo que en aquella era una parodia sutilmente sardónica aquí es algo vergonzosamente infantil quizás heredado de los tres años de trabajo con la saga Spy Kids.


Se elige exagerar en colorido y saturación a su fotografía... y como resultado tenemos algo más parecido a la locura "sassy" de neón de "Batman & Robin" que a la decayente, sucia y ocre "Desperado". Rodriguez también opta por ofrecer aún más y más acción... y el resultado es que al final muchas de sus sus escenas de acción (que por cierto son menos brutales e intensas que las de "Desperado") resultan de lo más accesorias e injustificadas no siendo vitales en la historia y no generando la expectación deseada (¡vamos!, ¡que acaban hartando y saturando en lugar de emocionar!).


Aun así, dentro de los productos de futil entretenimiento que ofrece hollywood, "El mexicano" no es lo peor de lo peor. Puede que en esta ocasión este mariachi y sus aventuras no tengan la garra bien concluída de "Desperado" y que resulten redundantes, monótonas y rutinarias en algunos de sus minutos... pero estas aventuras no dejan de ser de un ritmo lo suficientemente acelerado y vibrante como para distraer mínimamente. La banda sonora (a pesar de pegar un bajón respecto a su predecesora) envuelve con una adherencia inevitable al espectador, y la actuación de Johnny Depp (bordando su papel y tan carismático como acostumbra) es lo suficientemente explotada en el film (su personaje gasta más minutos que el propio Banderas) como para mantener a flote esta historia de pistoleros mafiosos.


Eso sí, su nombre original de 'Once upon a time en Mexico', quizás no haga ningún honor o justicia a la obra que teóricamente pretende homenajear.





-NO TE PIERDAS...

Comentarios