Ir al contenido principal


Crítica 'El planeta del placer' (Vicious Lips, 1987) | Culto de serie B


Cuando Albert Pyun está al frente de algo hay que poner atención y eso ocurre con 'El planeta del placer', una de sus primeras películas y por supuesto una de las más bizarras. Hoy día no deja de ser tan mala como lo fue en su estreno pero a su favor tiene que ha conseguido la etiqueta de obra de culto.



Lo primero que vamos a confesar es que hemos hecho una review de 'Vicious lips' Simplemente (a parte de ser de Pyun y tener vitola de culto) porque tiene una portada más que molona, un look ochentero alegre y desenfadado, y varios temas pop-rock cañeros que gustarán . Todo lo demás es de baja calidad. Vayamos allá.


RESEÑA CRÍTICA

Es un filme fantástico hay que fijarse seriamente en los FXs y podemos asegurar que los efectos especiales son bastante pobres por ser generosos. Hay una escena donde la nave espacial se aproxima a un planeta, y en ella vemos fácilmente cuál fue la labor artesanal de los efectos visuales los cuales casi estaban más cerca de lo visto a finales de los 60s que lo que se hacía en 1987 (por ejemplo Depredador o un año antes Aliens). Quizás vista hoy, sea el maquillaje lo que mejor se conserva y lo que aún despierta una cierta sonrisa de placer.


La trama también avisamos que es inexistente. La sensación la mayor parte del tiempo es que no pasa nada. Las interpretaciones, muy malas también. Entiendo que las chicas son punks y deben ser pasotas, pero parece que están rodando de mala gana, como si la cosa no fuese con ellas.

Pero, eran los 80s y siempre hay algo que te podía sorprender. Y así es. La nave se estrella en un desierto, y el manager sale en busca de ayuda. ¿Aparece una tribu nómada? ¿Unos bereberes? ¿Un jeep? ¿Encuentra un oasis? ¡No! ¡Aparecen en su ayuda dos rubias despampanantes en topless y enseñando nalgas, andando descalzas por la arena del desierto!
Qué más se puede pedir.




 -NO TE PIERDAS...

Comentarios