Ir al contenido principal

Incomprendidos como 'Glass': 'Hausu' (House, 1977) | La película más bizarra de la historia | Obras de culto


Ahora que la llegada de 'Glass' de M. Night Shyamalan vuelve a poner en portada las películas incomprendidas en su estreno, es el momento justo para hablaros de una de las obras no sólo de culto, sino como decimos de las más incomprendidas de la historia y es que, la casi desconocida Hause es una oda a lo bizarro a lo raro y a lo magistral al mismo tiempo. Una belleza visual de estilo japonés que no puede ser asimilada por el público más comercial, pero, el que le da una oportunidad y consigue llegar un poco más allá, se va a encontar con una de sus obras de referencia de la serie B.



HISTORIA

Estamos en 1977 y mientras en una parte del mundo sólo se habla de una odisea espacial llamada Star Wars, en otra, llega una extraña película concretamente a las salas de cine Japonesas, que no deja a los espectadores indiferentes dejando en ellos una sensación de amor u odio extremo. Hausu parece la visión de algún adicto a sustancias estupefacientes. Inclusive para el cine actual esta es una película bastante original y extraña… pocas veces hemos visto algo tan peculiar.
Producida por Toho, “Hausu” fue un total éxito en Japón, pero durante su desarrollo parecía destinada al fracaso total. Para empezar, ninguno de los directores vinculados a esta productora quería realizarla, esto no solo ocurrió con la dirección también la música paso por varias manos. La película tuvo tan mala fama desde el principio, que ningún actor conocido japonés quería trabajar en ella, así que Nobuhiko Obayashi (quien seria finalmente el director) escogió a varios actores publicitarios con muy poca experiencia.


El guión de la película, que nada tiene que ver con la idea original (querían realizar una adaptación japonesa de tiburón), viene de la hija de Obayashi, que durante una conversación comento que todas las películas que se hacían eran siempre desde el punto de vista de un adulto y eso causaba que fueran aburridas. ”Los adultos solo piensan en cosas que conocen…y eso hace que sean aburridas, como cualquier adulto”…..tras oír esto Obayashi decidió plasmar muchas de las ideas de su hija en el guión.
“Hausu” se autorizo después de que Toho sufriera varias perdidas por películas con guiones “estándares”, así que decidió arriesgar. Sin storyboard, ni orden, se rodó durante 2 meses, insertando escenas imaginadas a ultima hora y con un par de desnudos un poco gratuitos. Muchos de los efectos especiales, se puede decir también, que fueron experimentados e ideados durante el rodaje sin ninguna planificación, inclusive varios de estos no se pudieron comprobar hasta la finalización del rodaje, por lo que no sabia muy bien como iba quedar.


Al final, la crítica especializada no acogió muy bien la película (como ha ocurrido con Glass), pero en cambio otra parte del público la amo. Muchos años después, en el 2009, llego a estados unidos cosechando increíbles criticas y alabanzas, llegando a ser comparada con películas como “Rocky Horror Picture Show” y “Suspira”. 10 años después del estreno en USA y gracias también a la llegada de la incomprendida Glass, es hora de que Cinematte le haga un homenaje.


CRITICA DE LA PELÍCULA

Hausu compite por ser una de las películas más bizarras de la historia del cine. Una película controvertida que no deja indiferente a nadie tanto para bien como para mal. A pesar de que la premisa es muy sencilla, un grupo de chicas adolescentes que visitan una casa que resulta estar encantada, la libertad con la que Nobuhiko Obayashi rueda esta historia es apabullante. Todo tipo de recursos cinematográficos y plásticos: escenarios o fondos artificiales, planos detalle en círculo, aumento de la velocidad de fotogramas por segundo para escenas cómicas, efectos especiales imaginativos pero de bajo presupuesto, flashbacks rodados como las películas mudas, etc.


Todo esto sirve para deconstruir un género muy típico en Japón, el “kwaidan eiga” (cuentos de fantasmas), como si se tratara de una spoof movie moderna tipo Scary Movie, pero con una belleza plástica e innovación mayor. Ya que Hausu aprovecha el movimiento postmoderno que cuestiona el lenguaje del cine rompiendo las leyes que establecían “una realidad convencional” admitida por los espectadores y los artistas. Debido a esto y añadiéndole una dosis de alucinación psicodélica, Hausu puede resultar irritante, sin asideros en normas lingüísticas o con efectos demasiado artesanales que disgustaran a los amantes de un cine realista y lógico.


Los elementos que convierten a Hausu en un film de culto son: en primer lugar el gato Snowflake, autentico icono del film; escenas de kung fu, pianos hambrientos, esqueletos bailarines, escenas horteras y acarameladas unidas a escenas cómicas y de terror.
Cuidado con Hausu, si ya de por sí la cultura japonesa nos produce en muchas ocasiones extrañeza y encima el director se esfuerza en hacer un film raro. El resultado tiene que ser una película de culto con disparidad de opiniones, pero, si el mundo fuese justo, Hause como ocurre con la citada Glass, deben ser amadas por obligación y odiadas con amor.

PUNTUACIÓN: 8.5

Comentarios