Ir al contenido principal

Crítica y tráiler: La familia SHAFT se reúne en Netflix


Aunque no es un filme total de Netflix, hay que decir que a nivel internacional será Netflix quien estrene la nueva entrega de la franquicia Shaft. Tras ver al original y a su sobrino, ahora es turno de una nueva generación de Black Power y aunque en estos tiempos es Black Panther quien parece llevar esa lucha, la llegada de Shaft nunca vienen mal.



Casi cincuenta años después de la primera aparición del personaje mitificado por Richard Roundtree y prácticamente veinte desde que Samuel L. Jackson lo reinventara en una película que casi nadie recuerda, llega la hora de recordarnos la escasa originalidad cinematográfica que nos rodea.
Con un enfoque más ligero y cómico que lo que cabría esperar de una prolongación de 'Las noches rojas de Harlem', el punto de partida de uno de los detectives más chulos que nos haya regalado el cine. Y también su sobrino. Y su hijo.

LA PRIMERA IMAGEN QUE VIMOS


En esta primera imagen podréis ver las tres generaciones de SHAFT, es decir, Richard Roundtree, que interpretó al personaje en 1971, Samuel L. Jackson, el sobrino del primero en 2000. Y finalmente Jessie Usher, que encarnará al hijo de Jackson como John Shaft Jr. Además, acompañando a este trío, podemos encontrar a Alexandra Shipp.

LOS DOS FILMS ANTERIORES


SHAFT (2000)


John Singleton nos dejó una película que a diferencia de Jackie Brown, que partía de la idea de hacer un homenaje a los films "blacksploitations" de la década de 1970, para terminar siendo un auténtica "película Tarantino" de altísima calidad con la que ni en sueño contaban aquellas divertidas bobadas de Pam Grier, Shaft del año 2000 en cambio era una recreación hecha y derecha de aquel cine barato y lleno de emociones gratuitas.

Shaft es Sam Jackson haciéndose el simpático, pateando traseros y tirando frases míticas a cualquier chica de color que se le cruzara (las cuales se le regalan como si nada, que fácil acceden al sexo los heroes blacksploitation).
Shaft es todos los estereotípos raciales más básicos en un sólo lugar: el jovenzuelo rico, blanco y racista, los negros hablándose entre sí como en un video de rap, el policia nazi blanco discriminador, el latino-estadounidense jefe de un mini cartel urbano de distribución de droga, etc.
Shaft es aquellas bandas musicales que hasta quien odiaba ese cine, no puede dejar de apreciar.
Shaft era para entretenerse un rato, y nada más y ahí su gracia vista casi 20 años después.

NOTA: 7

LAS NOCHES DE HARLEM (1971)


Gordon Parks nos trajo está cinta original de 1971, pero ¿Quién es el detective privado negro que es una máquina del sexo con todas las mujeres que se le pongan por el camino?

Lo primero que se queda uno en esta película que marcó una época en el cine es la música de Isaac Hayes, que le hizo merecedor de un Óscar comienza a repiquetear en la banda sonora y continúa durante varios minutos, y un inolvidable Richard Roundtree, ataviado con un abrigo de cuero marrón y un elegante traje, camina por Times Square como si Nueva York fuera suyo.
Como dijo para mi uno de los mejores escritores norteamericanos de la historia el gran Chandler ”Por esas calles miserables debe ir un hombre que no sea miserable, que no sea corrupto ni tenga miedo, él es el héroe, lo es todo. Debe ser un hombre completo,un hombre común y aun así, un hombre poco corriente, debe ser el mejor hombre del mundo, y un hombre lo suficientemente hombre para cualquier mundo”.
Pues esto nos puede valer para un resumen de un film, importante por cuanto tiene de autoestima del colectivo de raza negra de Estados Unidos, pero hay que ser conscientes de que el paso del tiempo, gran juez de casi todo en esta vida, y esencial en esto del cine, de que el tiempo hace mella en este film policíaco de raza negra.

NOTA: 7.5

-NO TE PIERDAS...

Comentarios