Ir al contenido principal

Jenny Agutter en La fuga de Logan (1976) | Erotismo, ciencia ficción y Videoclubs


Eran otros tiempos para algunos y por supuesto otras edades. El despertar sexual estaba cerca y por supuesto el cine y todo lo que lo rodeaba, era una fuente para avivar y acelerar ese naciente despertar. Entre las filas de los videoclub siempre andaba dispersas esa obra de ciencia ficción donde en la portada se veía a una mujer con un ligero vestido azul, por supuesto hablamos de La fuga de Logan, esa pequeña cinta de ciencia ficción, que supuso uno de los momentos más excitantes de nuestra adolescencia gracias al desnudo inesperado de la actriz Jenny Agutter.



Pero,  ¿quién era Jenny Agutter?, os preguntaréis algunos. Pues una actriz muy famosa en la televisión británica, de escasa proyección fuera de ese medio y de ese país, pero que reunió sobrados méritos para entrar en el top-10 del erotismo cinematográfico por su interpretación de la enfermera Alex Price en Un hombre lobo americano en Londres.
John Landis la dirigió en 1981, tenía su guión escrito desde hacía años sin que ninguna productora se aviniese a soltar unos dólares para rodarlo. Cuando se lo rechazaban, según Landis, daban dos clases de argumentos: "Es demasiado divertida para ser una peli de miedo" o "da demasiado miedo para ser una peli de humor". Por tanto, Landis hizo otras películas, ahorró dinerito y lo invirtió en producir el guión que llevaba tanto tiempo dormido.
El asunto se resumía así: dos amigos, estudiantes norteamericanos, están haciendo el típico viaje veraniego y mochilero por Europa. Un camión de ovejas les deja en mitad de los páramos de East Proctor, una ficticia localidad del norte de Inglaterra donde no hay más que lluvia y gente rara. Al anochecer, muertos de hambre, llegan a East Proctor y deciden tomar algo en el pub El Cordero Degollado, donde los aldeanos son muy siniestros y les echan con cajas destempladas y una críptica advertencia: "Beware the moon, guys". Tened cuidado con la luna, muchachos...


Un hombre lobo... causó sensación por los efectos especiales y por crear una bestia licántropa que, de verdad, da mucho miedo. Sin ordenadores, el equipo de maquillaje se lo curró muchísimo para dar forma a ese bicho asesino, con la dificultad añadida de que John Landis quería que las transformaciones se hicieran con todas las luces encendidas, que no hubiera engañosos claroscuros, que se viera todo. La metamorfosis de David en casa de la enfermera Price es estremecedora, pero, para algunos, lo más estremecedor era la enfermera Price. Ella por supuesto era Jenny Agutter.
Como actriz, se ganó el respeto de la profesión cuando actuó en 1971 junto a Richard Harris en la adaptación televisiva de la novela de Paul Gillico La gansa blanca (The Snow Goose). Pero, aparte de estas y otras populares interpretaciones, Agutter es fundamentalmente una actriz televisiva, muy habitual en las producciones de la BBC. Fue Desdémona en varios Otelo y se ha dejado caer por muchos otros clásicos. También se ha colado como estrella invitada en capítulos de series como Se ha escrito un crimen y La zona muerta, pero ninguna de sus apariciones destila el morbo que el público pudo disfrutar cuando la conoció en 1976 como Jessica en La fuga de Logan, el papel que más repercusión tuvo de toda su carrera.
Y aunque para muchos sea una pena, no podemos negar la realidad y esa fue sencillamnte que su desnudo junto a Michael York y sobre todo, su aparición con el traje azul traslucido en el apartamento, fue lo que encumbró a esta dama a ser uno de los grandes mitos eróticos de la serie B y la ciencia ficción. Eran uno tiempos donde los desnudos femeninos en la serie B y la sci-fy estaban a la orden del día (incluso Leia llegó a insinuar mucho en El Retorno del Jedi), pero, quizás nadie fue tan elegante e insinuante como Agutter luciendo parte de su anatomía a través de la sedosa gasa azul de su vestido. Sin duda un momento para ver de nuevo.

EROGRAMAS DEL DESNUDO DE JENNY AGUTTER EN LA FUGA DE LOGAN









VER DESNUDO CENSURADO PINCHANDO SOBRE LA FOTO





-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario