Ir al contenido principal

Ya en Cinematte flix el ‘Frankenstein’ RESTAURADO de 1910 (y puedes verlo gratis)


La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos produce la restauración que se ha hecho de la primera adaptación al cine de 'Frankenstein'. Ya disponible en Cinematte Flix totalmente restaurada y en HD. Son menos de 15 minutos de puro nacimiento del cine que nadie se debe perder...


Por cierto, es curioso ver como a inicios de 1900 y aún siendo el cine un lenguaje totalmente nuevo, los creadores empezaban a jugar con la planificación de la imagen como vemos en la composición de la escena del espejo o en el coqueteo con el color. 100 años después, la mayoría de producciones de cine y televisión parecen obvian esto...

Homenaje a un clásico

En este 2018 que va tocando a su final hemos estado celebrando el bicentenario de Frankenstein o el moderno prometeo, la conocida obra que escribió Mary Shelley.
Coincidiendo con este aniversario, el personal de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos ha anunciado que ha culminado la restauración de la conocida adaptación que la productora de Edison realizó en 1910 y que estaba dirigida por J.S. Dawley.
Lo mejor es que la ahora podemos disfrutar de la nueva versión completamente gratis a través del servicio de películas gratuitas de Youtube de Cinematte.

El filme

Lo primero que nos llama la atención es el personaje de aspecto andrajoso, pelo alborotado, manos alargadas y extraña mueca que aparece en el cartel. Podríamos cuestionarnos toda la vida sobre el porqué de su apariencia… Este individuo es nada más y nada menos que el actor Charles Ogle personificando, por primera vez en el cine al monstruo de la novela de Mary Shelley, con una apariencia muy distinta a la de Boris Karloff o Robert De Niro.
Esta película fue hecha por la Edison Film Company como una libre adaptación de la novela y fue dirigida por J. Searle Dawley (quie fue también el guionista). Aunque algunas fuentes mencionan que el propio Thomas Alva Edison fue el productor, nunca se involucró abiertamente en el rodaje. Los 3 principales actores fueron Charles Ogle en el papel del monstruo (Ogle también interpretó a Scrooge en la primera versión de Un Cuento de Navidad), Augustus Phillips como el Dr. Victor Frankenstein y Mary Fuller como Elizabeth, su prometida.
La película fue rodada en los Edison Studios ubicados en la esquina de Avenida Decatur y Oliver Place en el Bronx, Nueva York durante un período de 3 días entre Enero 13 y Enero 19 de 1910 (algo notable si se considera que en esa época una película se filmaba en 1 día) para ser exhibida en los Nickelodeons de Estados Unidos. Durante años fue la versión más fiel a la novela de Shelley, incluso más que el clásico de 1931.


Una de las cosas más curiosas del film es la creación del monstruo, en esta película, es creado por medio de un proceso alquímico en el laboratorio de Frankenstein, algo diferente a la imagen que tenemos del film de 1931. Cabe decir que en el libro, nunca se menciona como Frankenstein crea a la criatura.
Para lograr el efecto de la formación del monstruo en el caldero, se quemó a un maniquí cubierto de papel maché mientras se movían sus hilos, luego, se proyectó la cinta en dirección contraria para lograr el efecto que podemos ver en la película.
La película se estrenó el 18 de marzo, publicitándola como “una historia que alcanza el clímax del horror y la sugestión”. Es interesante notar el detalle de que, a pesar que el género de “terror” aún no había nacido, ya se nombraba el término “horror”.
En la publicidad, la Edison Film Company informó que “se había intentado eliminar con cuidado todas las situaciones realmente repulsivas y concentrarse sobre los problemas místicos y psicológicos que se hallan en este asombroso relato”. De ahí ese final, un tanto abstracto.
Aún así, muchas personas tildaron al film de “Blasfemia” por la escena del génesis del monstruo. Además de eso, en 1910, se empezaban a usar técnicas como el close-up en otras películas, lo que atrajo la atención del público a otros films. Por estas razones, Frankenstein cayó en el olvido.


Muchos de los films de la Edison Film Company desaparecieron tras el cierre de los estudios en 1918, además, varios negativos fueron destruidos en protesta contra el intento de Edison de monopolizar la industria del cine…Pero como suele suceder, llega a haber algunos sobrevivientes.
En la década de 1950, un coleccionista privado de Wisconsin llamado Alois Felix Dettlaff adquirió la única copia conocida de la película de 1910, claro que en ese momento no sabía la pieza de historia que acababa de adquirir.
En 1963, un historiador del cine redescubrió el cartel de 1910 en los archivos Edison de Nueva Jersey, redescubriendo, también, la película en si.
Pronto, la imagen fue publicada en varias revistas y libros, esparciendo el interés por el film en todo el mundo…pero ninguna copia pudo ser hallada, tan lamentable fue eso, que en 1980 American Film Institute ingresó al Frankenstein de 1910 en el top 10 de “Los films perdidos más significantes histórica y culturalmente”. Cuando Dettlaff escuchó el anuncio de la AFI, anunció al mundo que tenía una copia de esa película en su colección y en 1986, donó una copia protegida del film a la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences. El 30 de octubre de 1993, con el permiso de Dettlaff, se exhibió al público la película en el Avalon Theater de Milwaukee.
Es curioso mencionar que la película fue usada por Dettlaff para enseñarle a su hijo a leer en los años 50. Además, fue una suerte que la hubiera cuidado, pues a pesar de estar deteriorada,está en buenas condiciones visuales.

VER GRATIS EN CINEMATTE FLIX




-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario