Ir al contenido principal

Ver Trilogía 'PLAGA ZOMBIE' (1997, 2001, 2012) | Crítica de Películas exploitation | Cuando La Troma se mudó a Argentina


En 1997 un grupo de adolescentes presentó Plaga zombie, un largometraje sobre una invasión de zombies realizado con una cámara VHS y elaborado con una sorprendente aplicación formal. Cinco años más tarde, el grupo Farsa regresó con su segunda parte, donde aumentan las dosis de humor, sangre y zombies, y también la calidad y obsesión por lograr un producto de acción, gore y aventuras. El universo de ficción que impone el film no sólo inventa sus propias reglas sino que además transmite una energía rara, contagiosa, una vitalidad que es alegremente cinematográfica.

CRÍTICA DE LA ÚLTIMA ENTREGA HASTA LA FECHA

La ciudad está invadida por los zombis. Pero lo peor es su verdadera naturaleza: ser punta de lanza de una invasión alienígena de la que, por alguna misteriosa y oscura razón, el gobierno prefiere hacer oídos sordos. ¿La humanidad está indefensa? ¡NO! Max, Bill y John no abandonan la esperanza con cientos de zombis despedazados a su favor, idean un plan para detener la invasión. Recemos porque nuestros héroes, con un debilitado John, puedan llevarlo a cabo antes de que todos caigamos bajo la plaga.



Hoy nos adentramos un poquito en la conclusión de la trilogía que iniciase en 1997 la productora independiente FARSA. Originalmente ideado como un producto de entretenimiento directo a video y basado principalmente en la forma de entender el cine “underground” de terror que siempre ha caracterizado a la famosa Troma; quince años después los mismos gamberros que nos divirtieron con sus zombis de colores chillones y un humor tan irreverente con sangriento, nos regalan una conclusión a la altura y coherente con respecto a las dos películas anteriores. Lógicamente más cercana a la segunda parte que a la primera, sobre todo en cuanto a dirección y diseño artístico, Revolución Tóxica vuelve a presentarnos a los mismos protagonistas desgranando una serie de situaciones cómicas donde la lógica se deja de lado en pro de la parodia y el gore más festivo.


Plaga Zombie es un todo completo, además de la progresión técnica (que no presupuestaría porque esta Revolución Tóxica sigue siendo cine de guerrilla, y no busca ir más allá) existe una evolución argumental que impide ver cada parte por separado; a excepción quizás de la primera parte. Un pequeño hándicap para aquellos que se incorporen a la saga “mutante” de nuevas, pero un guiño consciente a todo lo que han significado estas obritas artesanas. Además, ¿es un broche digno para una trilogía que se ha ganado un hueco en el corazón del aficionado más salvaje? Rotundamente sí. ¿Repite los mismos esquemas que su anterior entrega? Sí. Un punto y seguido que no busca renovarse si no más bien ahondar en el factor clave que supuso el nacimiento de la más importante saga sobre muertos vivientes habida en Latinoamérica: la amistad.
Plaga Zombie 3 es un canto a la amistad más sincera y cateta, esa que te invita a alzar una copa bien cargada y brindar con tus colegas por el próximo chiste que compartirás con ellos. Una camaradería enfocada desde una perspectiva netamente “freak”, y algo masculina también. Creo que el mejor símil para las sensaciones que desprende este largometraje, lo encontraríamos en la emoción que transmiten las canciones de los Ramones: los inadaptados uniendo sus fuerzas mediante sus gustos más personales y diferenciadores. Señores, estamos hablando de zombis fosforescentes que, aparte de ser desmembrados con una enorme facilidad, cantan, bailan y aparecen donde y cuando menos te lo esperas. Cuando te enfrentas a Revolución Tóxica, renunciar a tu lado más adolescente es como tirarla a la basura: maratones agotadoras de cine de serie B con un termo y cuatro colegas, los partidos de futbol en la calle, el trapicheo de cintas VHS con tus amigos de toda la vida, los primeros veranos en la piscina… momentos parecidos a los que a buen seguro han compartido el cuarteto responsable de esta trilogía y mentes pensantes tras FARSA: Pablo Parés, Hernán Sáez, Paulo Soria y Berta Muñiz (directores, guionistas, protagonistas, editores, productores…)


Una buena muestra de amistad es que la primera escena de la cinta la protagonicen otros directores (como Bogliano, De la Vega) del panorama fantástico argentino… la ocasión lo merecía. Un macabro placer verlos masacrados, en el buen sentido, claro.
Quiero pensar que un otro fiel reflejo de esa amistad, así como de su amor por el cine de serie B, son los personajes que interpretan desde aquel lejano 1997. Max (Sáez) vendría a ser un “Tetsuo” – aquel con el que nos fascinó Otomo – de pacotilla, tirillas e histriónico. Bill (Parés) no es más que la versión argentina de Ash, su indumentaria, sus gestos siempre están medidos para homenajear la capacidad mímica y expresiva de Bruce Campbell. ¿Y el gran John West (Muñiz)? El improbable hijo bastardo de “El Santo” y John Wayne, un luchador de wrestling con espíritu de noble vaquero a la vieja usanza, para mí uno de los personajes más entrañables y que aquí destaca por un entrenamiento que arrancará sonrisas hasta al más insensible. Adicionalmente, en esta ocasión se une a la función Paulo Soria para encarnar a “Junior” (o el “shombi de Troya”); uno en su retorcida mente quiere ver en este personaje un claro homenaje al genial “Bub” de El Día de los Muertos (1985).


Estos personajes siguen siendo tan frescos y cercanos como siempre, el verdadero motor de una película que, por otro lado, en cuanto a guion flojea ligeramente debido a la repetición de situaciones y ambientación con respecto a sus dos antecesoras. ¿Es esta reiteración un problema serio? En absoluto, le resta algo de gracia al asunto pero permite sentarnos delante de ella con la seguridad de que nos gustará si disfrutamos en su día de los largometrajes anteriores. También es cierto que sus autores han dejado un poco de lado el tema de la casquería a favor de una mayor profundidad en los chistes que llevan paralelamente cada uno de los tres protagonistas principales. Eso sí, las escasas (con respecto a sus predecesoras) escenas gore están planificadas de una forma divertida, dinámica y justifican ellas solas echarle un buen vistazo a “Revolución Tóxica”.
La película inicia con nuestros héroes unidos para luego separar el núcleo del metraje en tres líneas completamente diferentes, muy bien montadas eso sí. Tampoco este concepto es nuevo, este esquema ya fue usado en Plaga Zombie 2: Zona Mutante, no obstante las tres subtramas están mejor rodadas a pesar de no contar con verdadera profundidad argumental. ¡Hey! Pero no estamos en este mundo alternativo – que bien podría llamarse “Tromaville boluda” – para medirlo mediante las reglas del cine “intelectual”, la única misión de los espectadores es abrir los ojos y sonreír embobados… por mucho que el número musical, que casi cierra la película, ponga en tela de juicio la estabilidad mental de sus autores.

En conclusión, pese a quedar recluida a un cierto tipo de público muy “freak”, y vuelvo a apuntar que preferiblemente masculino – y perdónenme nuestras lectoras por esta conclusión tan machista –, Plaga Zombie 3 es una obrita imprescindible que cierra la trilogía a un nivel muy alto y la posiciona como candidata a obra de culto, que habrá que ir revisando con el tiempo de por medio sin perder nunca el buen humor. No te hace pensar pero te da muy buen rollo, en unos tiempos tan grises como viven aquellos cuya lengua materna es el español, Plaga Zombie 3 resulta un sano bofetón que te lanza fuera de la cruel realidad encarnando el sentido último y primigenio del séptimo arte: entretener y divertir.

VER TRILOGÍA COMPLETA PLAGA ZOMBIE EN CINEMATTE FLIX

PLAGA ZOMBIE (1997)

PLAGA ZOMBIE 2 (2001)

PLAGA ZOMBIE 3 (2012)



FICHA COMPLETA DE LA TRILOGÍA

Plaga zombie


Mike Taylor es secuestrado por un ovni en la azotea de la casa de su amigo Bill Johnson. Horas después Mike regresa, pero algo en él ha cambiado. Poco a poco su cuerpo comienza a mutar convirtiéndose en un zombie sediento de sangre. Ahora Bill tendrá que enfrentarse con su mejor amigo... ¡¡¡y con otros cientos de zombies infectados sedientos de sangre!!!

Dirección: Pablo Parés, Hernán Sáez
Productora: Farsa Producciones
Guion: Berta Muñiz, Pablo Parés, Hernán Sáez
Música: Pablo Vostrouski
Sonido: Walter Cornás, Berta Muñiz, Paulo Soria, Pablo Páres
Maquillaje: Walter Cornás
Fotografía: Hernán Sáez
Montaje: Pablo Páres
Protagonistas: Pablo Páres, Hernán Sáez, Berta Muñiz, Paulo Soria, Walter Cornás, Esteban Podetti

País: Argentina
Año: 1997

Duración: 69 min.

Plaga zombie 2: Zona mutante


El FBI prueba un virus desarrollado por alienígenas en un pequeño pueblo. Pero lo que en un principio parecía un simple experimento termina por convertir a casi todos los habitantes en zombies asesinos. La única solución es aislar la zona del resto del mundo, una medida que los pocos sobrevivientes no están dispuestos a aceptar.

Dirección: Hernán Sáez, Pablo Parés
Guión: Pablo Parés, Hernán Sáez
Producción: Farsa Producciones
Música: Alejandro D'Aloisio, Hernán Sáez, Paulo Soria, Pablo Vostrouski
Sonido: Javier Farina
Edición: Hernán Sáez

Intérpretes: Berta Muñiz, Pablo Parés, Hernán Sáez, Paulo Soria, Esteban Podetti, Andrés Perrone, Walter Cornás

Año: 2001

PLAGA ZOMBIE 3: Revolución Tóxica


Bill Johnson, John West y Max Giggs escapan del pueblo dónde comenzó la invasión con el objetivo de encontrar y destruir la nave extraterrestre antes de que continúe con su maléfico plan de conquista. Pero, poco a poco, el plan de los héroes se ira desmoronando y poniendo en riesgo el destino de la humanidad.

Dirección: Hernán Sáez, Pablo Parés
Ayudante de dirección: Julia Lenzberg
Dirección artística: Walter Cornás
Producción: Filipe Melo, Matías Nutkiewicz
Guion: Paulo Soria, Pablo Parés, Hernán Sáez
Música: Pablo Vostrouski, Hernán Sáez, Paulo Soria
Sonido: Mariano Suárez
Fotografía: Diego Echave
Montaje: Hernán Sáez, Alejandro D'Aloisio, Pablo Parés
Protagonistas: Hernán Sáez, Berta Muñiz, Pablo Parés, Paulo Soria, Diego Parés

País: Argentina
Casa Productora: Farsa Producciones
Año: 2012

90 min.


-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario