Ir al contenido principal

Crítica de 'El niño que pudo ser rey' (2019) | Arturo regresa a lo Amblin en una película juvenil, mejor que Capitana Marvel


Estamos tan cansados de historias de superhéroes que cualquier producto comercial que se aleje de la abusiva moda actual y nos traiga algo distinto, solo nos puede llenar de felicidad y más, cuando este producto viene con aires de la Amblin de los 80s y dirigida por el creador de Attack The Block (2011).


Y es que, Joe Cornish (Londres, 1968), a quien conocemos de por ser uno de los guionistas de Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio (Spielberg 2011) pero sobre todo por ser el director tras Attack The Block (2011). ha decidido presentarnos el mito artúrico de una manera sencilla, fácil y sobre todo, divertida de digerir.

La sinopsis la hemos visto de forma más o menos parecida, varias veces en obras como el cómic Camelot 3000, simplemente es adaptar el mito artúrico a nuestros tiempos. Así, nuestro protagonista, Alex (Ashbourne Serkis) es un chaval corriente que va a clase y tiene que aguantar a los matones oficiales hasta que encuentra la mítica Espada. A través de sus ojos veremos cómo la sociedad está cada vez peor (miedo, guerra, Google, etc.) lo que hace que, por otra parte, Morgana (encerrada durante siglos por Merlín) tome cada vez más fuerza de nuestra desesperación...


Y aquí es dondde Cornish recurre directamente a la obra Amblin de los 80s para dejarnos una película familiar, entretenida y fácil de consumir, que como ocurría décadas atrás, se dedica a mostrarnos (a los más jóvenes en concreto) valores importantes como la amistad, el valor… el código caballeresco; en vez de mostrarnos personajes idiotas diseñados para atontar a nuestros jóvenes desde la base (y así ahorrarse problemas con ellas cuando sean adultos). Tu atóntalos cinematográficamente (y personalmente) y tendrás las salas llenas con cada estreno idiota de Disney y las teles ocupadas 24 horas con productos absurdos de Netflix.
Como solía ocurrir en estos filmes, y Spielberg lo sabía muy bien, lo más importante para poder realizar un buen trabajo, era contar con actores creíbles, y en este caso y por suerte, los cuatro jóvenes protagonistas cumplen a la perfección con su papel: son creíbles y actúan bastante bien, destacando por supuesto el protagonista, incluso en aquellas escenas más intimistas de pérdida de fe. A ellos se suma una Morgana interpretada por la genial Rebecca Ferguson aunque apenas disponga de minutos y no sea muy bien apreciada por el maquillaje.


Superado este escollo, hay que ir claro, y Spielberg también lo sabía muy bien, a la calidad de los efectos visuales y de nuevo podemos afirmar, que los efectos especiales son más que decentes y los fantasmales jinetes de CGI no nos sacarán de la película, dejándonos disfrutar de toda la magia y el encanto de los caballeros de la tabla redonda y la fantasía medieval.

Pero claro, de nada serviría salvar estos dos grandes escollos y su luego después ni hay guión ni dirección, y otra vez podemos decir, que claro que hay guión y por supuesto dirección, lo que nos deja una película ideal para toda la familia, que tiene aventura, fantasía, humor y todo lo necesario para que los más pequeños y los más adultos, lo pasen en grande. Para remate final, decir que el tercer acto, o lo que es lo mismo, la batalla final, es todo lo épica que se espera de una película dirigida a un público infantil-juvenil.


Vamos, una pequeña joya de esas que pasarán desapercibidas para el gran público, pero que Cinematte y el paso del tiempo se encargarán de reivindicar hasta que ocupe el lugar cinematográfico que le pertenece. En los 80s hubiese tenido una gran acogida de público, en tiempos de la Capitana Marvel, lamentablemente, va a pasar al olvido, pero tener en cuenta, que es mejor película que la nueva película de Marvel.

NOTA: 7.5



ASÍ LA PRESENTAMOS...

Tráiler de ‘The Kid Who Would Be King' (El niño que sería rey): Arturo regresa a lo Amblin de la mano del director de ‘Attack the Block’


Todos los amantes del género nos acordamos de aquella pequeña joyita llamada ‘Attack the Block’ donde por cierto conocimos por primera vez a nuestro querido John Boyega (Finn en Star Wars). Pues bien, tenemos buenas noticias para los amantes de esa película y es que aunque no hay segunda parte, si podemos anunciar que 20th Century Fox acaba de lanzar el primer tráiler de la comedia de aventuras fantásticas ‘The Kid Who Would Be King’, la segunda película de su director Joe Cornish.

'Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur' es su nombre y estamos de nuevo ante menores acosados, aunque ésta vez esta nueva historia sobre niños acosados aprendiendo a defenderse por sí mismos con ayuda de un poco de fantasía recoge el estilo de Cornish y promete cambiar la ciencia ficción por la leyenda artúrica más de extrarradio. Vamos, que todo pinta fenomenal en esta aproximación de la leyenda de Arturo que apunta a los más jóvenes que escribe y dirige Cornish, colaborador de Wright en los guiones de 'Ant Man' o 'Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio'.
El joven protagonista unirá fuerzas con sus amigos (y enemigos) en una banda de caballeros que, apoyados en el legendario mago Merlín, se enfrentarán a la malvada hechicera Morgana. 'The Kid Who Would Be King' está protagonizada por Louis Ashbourne Serkis como el protagonista Alex y además cuenta con Rebecca Ferguson como Morgana y nada menos que Patrick Stewart como Merlin.

El tráiler promete un montón de diversión tras lanzar un póster demasiado genérico, y luce como una idea original bastante alejada de lo que vemos últimante cogiendo eso sí, un estilo que recuerda y mucho a los originales aventuras Amblin de los 80. El filme será estrenado en febrero de 2019.



-NO TE PIERDAS...

Comentarios